Imposible substraerse de la situación en la que uno piensa y escribe. Día patrio oscuro y lluvioso, en un país gobernado por representantes de las corporaciones financieras que idolatran al dinero, abonan a la “cultura del descarte” y explotan sin piedad a los seres humanos y a la tierra.

25 DE MAYO: PENSAMIENTO SITUADO PARA LA LIBERACIÓN DE LA PATRIA

Por Nicolás Canosa

El sol o la oscuridad. La Patria o la Antipatria. Indígenas presidentes o indígenas presos políticos. En palabras del filósofo Mario Casalla “América Latina es simultáneamente las dos cosas: tierra de la opresión y de la dominación, por un lado, pero también de consecuente voluntad liberadora, por el otro”.

 

Por Nicolás Canosa*

 

Imposible substraerse de la situación en la que uno piensa y escribe. Día patrio oscuro y lluvioso, en un país gobernado por representantes de las corporaciones financieras que idolatran al dinero, abonan a la “cultura del descarte” y explotan sin piedad a los seres humanos y a la tierra.

 

Despierto con la noticia de que la luchadora indígena presa política del macrismo, Milagro Sala y sus compañeras de la organización “Tupac Amaru” en esa misma situación de injusticia, reciben una carta solidaria del Papa Francisco, días antes que la Corte Suprema tome una decisión al respecto. Luego, sintonizo Telesur…

 

En “la mitad del mundo”, el primer presidente indígena de Bolivia Evo Morales junto a Lenin Moreno, comparten en una ceremonia ancestral la entrega del “bastón espiritual de Mando” al nuevo presidente de Ecuador por parte de los sectores indígenas. Desde ayer, llegan los mensajes de compatriotas esperando –o atrayendo en la lucha político-cultural cotidiana, mejor- “el sol que se viene asomando”. Aquél sol que salió luego de la larga noche neoliberal y que oxigenó a nuestra Patria del 2003 al 2015.

 

El sol o la oscuridad. La Patria o la Antipatria. Indígenas presidentes o indígenas presos políticos. En palabras del filósofo Mario Casalla “América Latina es simultáneamente las dos cosas: tierra de la opresión y de la dominación, por un lado, pero también de consecuente voluntad liberadora, por el otro”. En esta última estamos siendo. En ella nos entregamos a lo que Leopoldo Marechal definía que debe ser “la provincia de la tierra y el cielo”: La Patria.

 

*Peronismo Militante