A lo largo y ancho del país, es tu liderazgo lo que tiñe cualquier discusión política y determina conductas, impulsa e ilusiona a cientos de miles de militantes.

DE RACHID* A CRISTINA: OTRA CARTA ABIERTA A LA COMPAÑERA EN JEFE

Por Jorge Rachid

Consolidar el liderazgo requiere una adhesión masiva a la decisión adoptada, que algunos imaginamos como una gran movilización con pronunciamiento, en cualquier sentido, pero frente al pueblo, a los millones que queremos que conduzcas la recuperación del gobierno nacional y popular, latinoamericanista y liberador, que nos devuelva la dignidad.

Por Jorge Rachid
NAC&POP
222/05/2017

Querida compañera

Me permito escribirte públicamente para expresarte una pequeña síntesis de los aportes que los compañeros de todo el país, me trasmiten en mis charlas que alrededor de la Salud y la Seguridad Social, también por la Política Internacional o sobre el Peronismo, que son convocadas por casi todas “las tribus”, ya que mi tarea militante es de siembra, sin esperar cosecha, un tiempo sin dudas maravilloso de un presente de lucha, combatiendo el neoliberalismo.

Tengo la impresión que nada se aleja más de los contenidos políticos de los objetivos estratégicos del país y del pueblo, que las elecciones, donde el canibalismo político y los ejes culturales neoliberales dominantes, lograron penetrar en el espacio simbólico de algunos sectores del movimiento nacional y popular.

En efecto, el personalismo es lo contrario a la construcción colectiva, las utopías chocan con el realismo mágico del armado electoral.

Sin dudas a lo largo y ancho del país, es tu liderazgo lo que tiñe cualquier discusión política y determina conductas, impulsa e ilusiona a cientos de miles de militantes.

Ese liderazgo, que trasciende lo propio como espacio político, se proyecta al conjunto del pueblo, que como ríos de montaña van confluyendo por diferentes motivos hacia tu figura.

Algunos por agradecimiento, otros por emociones provocadas, muchos por sentirse seguros de un devenir y millones por sentirse contenidos en historia, mirada y proyectos de vida que se consolidaron en 12 años.

Como tu presencia es dominante en las charlas, en cualquier andarivel de los mencionados, la discusión desde los contenidos doctrinarios, filosóficos, políticos e ideológicos, cuando logramos desarrollarlos, apuntalan los tiempos de nuestros gobiernos, con errores y aciertos pero con un camino de compromiso pleno con el pueblo, en especial con los trabajadores, los humildes y los desposeídos.

Desde lo Internacional, llegando “al barrio”, se entiende el margen de maniobra estrecho que el mapa global, de confrontación entre el mundo unipolar y multipolar, presionó a nuestro gobierno.

Como nos enseñó Perón: “la política, es la internacional, el resto cabotaje pueblerino”.

Lo habrás notado, esto que expreso, en el acompañamiento masivo que te ha brindado el pueblo argentino en cada acto en que la persecución mediático judicial te convocó para intentar, una vez más, denigrarte, mancillarte, manosearte, cuando en realidad por no conocernos, el enemigo con esas medidas sólo provoca crecimiento, más compromiso y por supuesto apuntala la conciencia colectiva.

Esa situación, que es ajena a lo electoral, también condiciona decisiones políticas, ya que debe traducirse en términos prácticos que den respuesta a las demandas de unidad, frente al neoliberalismo.

Algunos encuestas, en mano, otros por visualizar plenamente al pueblo decidiendo acompañarlo y los más por adhesión política plena, van conformando una masa crítica electoral, hoy mayoritaria, alrededor de tu figura.

Esa circunstancias que empujan, también limitan, ya que el enemigo está dispuesto a polarizar en esos términos: entre “el populismo peronista corrupto” y los nuevos saqueadores del estado, que al amparo mediático y judicial, piensan que se “puede tapar el sol con un arnés” y que la brutal, inhumana, constante tarea de avasallamiento de derechos, que ha practicado el gobierno, pueden esconderse detrás de persistir en su “condena social” antes que judicial, de la mano de los medios que ahora, son factores de poder.

Entonces esa convocatoria, que sabemos todos abierta y plena, se comienza a expresar en sus contradicciones, algunas propias, otras generadas por el enemigo que también juega.

Los grandes grupos concentrados, a los cuales herimos en nuestro gobierno al reconstruir el estado como ordenador social, intentan construir un “peronismo light”, “políticamente correcto”, “adaptado al orden mundial”, para lo cual presentan a aquellos que votaron los Fondos Buitres, la malvada Reparación Histórica, aceptaron la derogación por DNU de la ley de Medios, como los vigentes en esta hora de apuntalar “ la gobernabilidad”.

Nosotros fuimos elegidos como oposición por el pueblo y no traicionar la voluntad popular, hubiese sido por parte de esos legisladores de defender los derechos adquiridos y no lo hicieron.

Ahora buscan eufemismos para defender sus posturas detrás de “las instituciones”, cuando todos sabemos lo motivos reales de sus conductas.

Pero la necesaria masa crítica para la batalla electoral nos hace “olvidar” esas historias, pero que a la hora del armado electoral estallan en la mesa de la conducción.

Esa conducción sos vos, querida compañera y al ejercerla, definirás el futuro del movimiento nacional por los próximos 20 años.

Nosotros, muchos, acompañaremos tu decisión por eso son estas líneas, porque comprendiendo las presiones a que siendo sometida de adentro y de afuera, reflexionar en conjunto siempre es bueno.

Es indudable que los acontecimientos mundiales en “pleno desarrollo”, son el marco adecuado al análisis ya que la caída del gobierno brasileño golpista, derrocado en manos de quienes lo impusieron, nos debe hacer ver que EEUU puede sacar y poner títeres a su antojo, cuidando sus intereses, ante el deterioro de la situación, pero aparece un jugador no manejable: el pueblo movilizado, en la calle y con objetivos propios.

O sea que ante un deterioro político, las opciones son varias en la Embajada: autogolpe tipo Brasil, suspender elecciones tipo Bordaberry, gobierno de transición con Iglesia incluida, todo apuntalado por la lV Flota y sus objetivos estratégicos de colocar a la Argentina como Gendarme de la región, bases norteamericanas incluidas.

Ante este panorama, si participas electoralmente estarás dando respuestas a millones de argentinos que se sentirán representados, produciendo un efecto centrípeto en el movimiento, “todos a la bolsa”.

Pero esa acción también favorecería los planes del enemigo de polarizar contigo y no someterse a la valoración de su gobierno.

Si por lo contrario no participas, sin dudas muchos argentinos se sentirán defraudados a menos que se sientan seguros de que seguís ejerciendo la conducción.

He aquí el punto de inflexión de estas reflexiones, ya que consolidar el liderazgo requiere una adhesión masiva a la decisión adoptada, que algunos imaginamos como una gran movilización con pronunciamiento, en cualquier sentido, pero frente al pueblo, a los millones que queremos que conduzcas la recuperación del gobierno nacional y popular, latinoamericanista y liberador, que nos devuelva la dignidad.

Volver para ser mejores, para avanzar en la profundización de los resortes estructurales de la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política, en el marco del UNASUR.

Un beso enorme y perdona el atrevimiento de pensar en voz alta, para trasmitirte tanta emoción de los cumpas.

Jorge Rachid*

 

  • El doctor Jorge Rachid, sanitarista destacado especializado en la Seguridad Social, es profesor titular en Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora, y profesor adjunto de la Cátedra de Medicina del Trabajo en la UBA, de la que fue co-fundador. Trabajo en la organización de los Laboratorios nacionales públicos y condujo el de San Luis. Gran comunicador, fue Secretario de Prensa y difusión de la Nación y participó en la fundación de la COSITMECOS con los sindicatos de los trabajadores de la Comunicación. Militante peronista de toda la vida, actualmente es miembro de la Mesa nacional de la Corriente “Patria para Todos” que lidera con Gabriel Mariotto, Amado Boudou, Néstor Segovia, Juan jose Hernandez Arregui (h); Fernando Esteche, Osvaldo paaleo, Marcelo Parrilli, Martín García, Lia Mendez…