En distintos lugares de EE.UU. crecen las protestas por la intención declarada de Donald Trump de terminar con el programa de salud Obamacare.

“EL SISTEMA ES UN FRAUDE EN SÍ MISMO”

Obercare-320-A

“¿Cómo es posible que hayamos llegado a un punto en el que haya gente que diga que el fraude es tan grande que más vale dejarlo correr, y que si acabamos con él, entonces el sistema al completo se viene abajo? Nos encontramos en un período de cierta incomodidad en el que nos hemos dado cuenta de que el viejo guión no funciona, pero en el que aún carecemos de uno nuevo que lo sustituya, aunque con el tiempo llegará”

Rusia Today
2 mar 2017

En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan de la toxicidad financiera del sistema sanitario estadounidense.

En la segunda parte Max entrevista al investigador económico, escritor y pronosticador de tendencias Chris Martenson, de PeakProsperity.com, sobre la ‘madre de todas las burbujas’ en los mercados de valores de Estados Unidos.

 

En distintos lugares de EE.UU. crecen las protestas por la intención declarada de Donald Trump de terminar con el programa de salud Obamacare.

 

Stacy apuntó al respecto que “Obama ha logrado desviar el debate sanitario para que no se hable tanto de la posibilidad de extender Medicare a todo el mundo” con el objetivo de “mantener esta política de derechas diseñada por la Fundación Heritage”.

Por su parte Max explicó que el Obamacare es muy limitado y tiene serios problemas ya que “las empresas del sector sanitario cobran comisiones por una circunstancia que está garantizada; que la gente se pone enferma”.

Y eso “les permite atrapar al gobierno y a los organismos reguladores, desterrando todos los fundamentos económicos”.

En el 2015, “el sector sanitario representaba el 17,8% del total de la economía estadounidense, frente al 17,4% del 2014” por lo que “seguro que ahora ya ha superado el 18%”, analizó Max.

Esto equivale, apróximadamente, a “3,2 billones de dólares”.

Stacy completó señalando que “en Europa la sanidad es como una especie de Medicare universal, y eso hace que el gasto sanitario no llegue al 10% del PBI, puesto que el Estado puede reducir los costos”.

Como contracara, “en Estados Unidos, el Estado paga el 37% del gasto sanitario”.

La madre de todas las burbujas

En la segunda parte del programa Max entrevistó a Chris Martenson, investigador, escritor y pronosticador de tendencias económicas de PeakProsperity.com. Martenson sostiene que nos encontramos ante “la madre de todas las burbujas”.

Desde su perspectiva todo surge en “la creencia” de que “la prosperidad se puede emitir como si de moneda se tratase”.

“La Reserva Federal, al igual que los bancos centrales del resto del mundo, ha bajado los intereses hasta el 0% para que la fiesta dure un poquito más”, dijo Martenson.

Pero aclaró que de esta forma no son conscientes de “las enormes tensiones que eso genera y de la desastrosa situación en la que pone a los pensionistas”.

Se trata de una burbuja “que nació a finales de los 70 o principios de los 80 a partir de la idea de que el crédito se puede expandir el doble de deprisa de lo que crece la economía, y que encima puede hacerlo de forma indefinida”, añadió.

Finalmente recordó como, durante el gobierno de Barack Obama, Eric Holder “vendía esa idea de que a los grandes bancos no se les puede juzgar porque son demasiado grandes para caer”.

Al respecto se preguntó: “¿Cómo es posible que hayamos llegado a un punto en el que haya gente que diga que el fraude es tan grande que más vale dejarlo correr, y que si acabamos con él, entonces el sistema al completo se viene abajo?”.

Por eso “decir que no se puede acabar con el fraude” porque acabaría con el sistema es “una especie de razonamiento circular que implica el reconocimiento de que el sistema es un fraude en sí mismo”, subrayó.

“Nos encontramos en un período de cierta incomodidad en el que nos hemos dado cuenta de que el viejo guión no funciona, pero en el que aún carecemos de uno nuevo que lo sustituya, aunque con el tiempo llegará”, concluyó.