Los pueblos construyen su memoria con la transmisión oral, que se basa en la verdad, la pos verdad, es solo mentira J.R.

LA POSVERDAD ES SOLO MENTIRA

Por Jorge Rachid
rachid-320-a

El despliegue internacional de los medios hegemónicos de prensa, demonizando todo aquellos que signifique una ruptura con los códigos establecidos por el poder, de discrecionalidad y secreto, junto al ocultamiento de las acciones que se originan a partir del manejo estratégico, como los procesos destituyentes de América Latina.

 

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

11/3/17

 

Los pueblos construyen su memoria con la transmisión oral, que se basa en la verdad, la pos verdad, es solo mentira   J.R.

 

1-      La fantasía de George Orwell en su libro “1984”, se ha hecho realidad, la humanidad está siendo monitoreada o si se quiere en términos más vulgares, espiada, seguida por mecanismos nada sofisticados, como las redes sociales, aparatos electrónicos modernos, sistemas satelitales insospechados, que pueden prever, cada minuto de nuestras vidas y comportamientos individuales y sociales futuros, tanto en cuestiones de consumo, como políticos, detectando los ejes de cada segmentos social, para respuestas.

2-      Este hecho tipo “gran hermano”, que parecía un juego televisivo pocos años atrás, es una realidad tangible que se expresa en los hechos cotidianos de cada uno de nosotros, desde el GPS en nuestros celulares, de gran utilidad sin dudas pero de terminales insospechadas en cuanto a información colectada. Celulares que aún apagados brindan información, tanto que sirven para asesinar personas a miles de km de distancia, con drones simplemente con su seguimiento, como realiza en forma cotidiana EEUU a través de la CIA y la NSA.

3-      Procedimientos de este tipo se realizan desde hace años en todos los países del mundo desarrollado, donde las hipótesis de conflicto, se desarrollan en la mesa de la ciberguerra, siendo los hackers e ingenieros en sistemas, son las armas de hoy en cualquier tipo de conflicto. El desarrollo de estos mecanismos, sus interferencias, sus construcciones virtuales, sus provocaciones, surgen todas de la misma matriz informática, con objetivos bélicos, electorales, destituyentes o simplemente publicitarios, a los fines de dominar el espacio simbólico de las masas.

4-      Sobre esas construcciones se han realizado, con mecanismos antiguos frente a esta realidad, procesos electorales, llamados democráticos por su formalidad, pero absolutamente falsos, desde el punto de vista de los respetos ciudadanos, que pasan por la verdad, como herramienta de construcción política, en especial aquellas que tienen por objetivo, proyectos estratégicos destinados a generar condiciones de Justicia Social, Soberanía e Independencia de los pueblos. Quienes sólo tienen por objetivo, asaltar el poder para saquearlo, recurren a estos mecanismos de manipulación para posicionarse, en base a la mentira.

5-      El uso de los instrumentos de dominación hegemónica, desde el estudio detallado de los compartimientos sociales por métodos alejados de lo ético, hasta el despliegue de discursos plagados de promesas que las masas quieren escuchar, de acuerdo a sus intereses, afectos y condicionamientos previos, por una catarata de falsas informaciones, destinadas a deteriorar al enemigo tanto en su moral, como en su valoración por la población, como a denigrar al adversario político. El todo vale maquiavélico, en su despliegue moderno y brutal.

6-      No es casual entonces que dentro de este nuevo escenario, los analistas y opinólogos sumados a cientistas sociales, hayan elaborado un concepto como la pos verdad, caracterizando al mundo de las sensaciones como el necesario de una construcción virtual, alejada de la realidad, pero perceptible como tal por las masas. Esa pos verdad enunciada, reemplaza la palabra mentira, de uso habitual y de incorrección social, que avasalla la ética común de los seres humanos y es profundamente combatida culturalmente desde la niñez, por la familia y la comunidad. Sin embargo es admitida como maniobra inteligente por la modernidad política, cuya construcción en ése ámbito depende del dinero y el marketing

7-      No es casual entonces que el principal enemigo a combatir por los cultores de la pos verdad mentirosa, sea justamente la política entendida como tal desde Aristóteles hasta nuestros días, como la herramienta del conjunto de ideas que constituye la ideología, una posición del pensamiento crítico, que diferencia al hombre de los animales, también de los hombres libres a los que asumen la esclavitud o el coloniaje. Por eso el Fin de la Historia, libelo del intelectual orgánico de las multinacionales, Francis Fukuyama, haya sido el escrito de preferencia desde los 90, hasta nuestros días, por los dueños del poder neoliberal.

8-      Importantes pensadores de nuestra época, impactados por esta nueva realidad de difícil combate, ante el despliegue tecnológico invasivo e intrusivo de los dueños de los “fierros”, que antes eran armas de fuego y ahora lo son de millones de datos e información procesada a cada segundo de nuestras vidas. Han puesto en dudas, Bauman, Chan, Chomski, y otros, compartiendo esa visión quien esto escribe, la perdurabilidad de la democracia como sistema social y político. Este comportamiento, se comprueba en el texto Constitucional ya en 1994, donde un acuerdo espurio, como el Pacto de Olivos, permitió avanzar a límites insospechados, las teorías neoliberales, que arrasaron los sistemas solidarios, llevando a la naturalización la meritocracia y el individualismo, como formas de vida, ajenas al comportamiento gregario y comunitario de nuestro pueblo.

9-      Tal es la importancia de estos mecanismos de dominación de la pos verdad mentirosa, que quienes se atreven a denunciar estos manejos corruptos a nivel internacional, como Assange o Snowden, son perseguidos a escala mundial, como verdaderos responsables de delitos, cuando en realidad son simples mensajeros de verdades que necesitaban estar ocultas para ser efectivas en sus realizaciones, tanto bélicas como electorales. De ahí el despliegue internacional de los medios hegemónicos de prensa, demonizando todo aquellos que signifique una ruptura con los códigos establecidos por el poder, de discrecionalidad y secreto, junto al ocultamiento de las acciones que se originan a partir del manejo estratégico, como los procesos destituyentes de América Latina, desde Honduras, Paraguay, Brasil y Argentina, más los intentos en Bolivia y Ecuador, junto a la ofensiva contra Venezuela.

10-  La persecución política en la Argentina, contra Cristina, la detención de Milagro, presentar a Venezuela como un “peligro” para EEUU, la supuesta lucha contra el narcotráfico como excusa de instalar bases militares, en toda la región, las películas de la DEA como combatiendo los carteles cuando los maneja, la defensa de los “políticamente correcto” y del Mercado como ordenar social, denostando todo tipo de subsidios y planes solidarios, desmontando derechos como contrarios a las “metas de inflación”, son todas construcciones virtuales sobre los pueblos, que reciben discursos únicos, pero al cual no pueden vencer cuando la realidad golpea y provoca el conflicto social. Eso pasa hoy en nuestro país y en el mundo: la mentira no puede sostenerse todo el tiempo, se derrumba con la realidad, que además posee, memoria, identidad, cultura y el “estar situado” de Kush, en nuestro espacio americano, con pensamiento nacional, popular, peronista, latinoamericano, revolucionario…carajo…!!!