La concepción mafiosa del poder político neoliberal, se expresa en toda su dimensión, en la repetición de la mentira J.R.

MIENTE, MIENTE, QUE “ALGO” QUEDA

Por Jorge Rachid

Todo este andamiaje sirve de base al robo y al saqueo de una banda de empresarios acostumbrados a robar al estado bajo presión y lobby durante décadas. Usaron a los militares todo el siglo XX, cuando una política estaba en dirección contraria a sus intereses, golpe de estado. Reinstalada la democracia, demoler aquello que no les respondía como Alfonsín, hasta que tuvo que claudicar.

 

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

17/2/17

 

 

 

1- Cuando los españoles planteaban que “habían descubierto América” como todavía se enseña en los colegios, sabían que estaban mintiendo, estaban empezando el saqueo. También eran conscientes quienes planteaban en años posteriores que “el monopolio español era asfixiante”, mientras pensaban como entregar ese comercio a Inglaterra. Cuando llevaron “la civilización a las fronteras” estaban escondiendo el genocidio de los pueblos originarios.

 

2- Sarmiento y Mitre planteando “civilización o barbarie”, estaban justificando los miles de degüellos de criollos y caudillos provinciales, como después la Liga Patriótica formada por jóvenes hijos de los conquistadores que se hicieron dueños de la Patria, se estableció para perseguir inmigrantes pobres con ideas sindicales, anarquistas y socialistas. Hasta hicieron una Ley, como ahora que se llamó de Residencia, elaborada por Miguel Cané recordado como poeta, ocultado como represor, para expulsar inmigrantes indeseables.

 

3- Se escondieron y mintieron los verdaderos motivos de la represión de los obreros de la Patagonia Trágica, que iniciaron una huelga exigiendo “una vela y un catre”, según el enorme Osvaldo Bayer, cada hecho represivo recibió el amparo de una mentira, como hoy, donde cada acción de gobierno se intenta esconder con la pos verdad.

 

4- Mintieron sobre Irigoyen para el golpe de 1930, lo encarcelaron y persiguieron, el pueblo no les creyó como se vio en su sepelio, años después, acompañado de cientos de miles de compatriotas. Lo mismo hicieron con Evita primero y Perón después, las supuestas fortunas, las corrupciones, hasta las violaciones, todo servía para justificar la colonización cipaya de la Patria. El pueblo tampoco les creyó, resistió 18 años la mentira, la persecución, la proscripción y volvió a su tercera presidencia plebiscitada por los argentinos.

 

5- Intentaron como lo siguen intentando el actual gobierno, justificar el genocidio de la dictadura cívico militar, con un despliegue del negacionismo develado por la Justicia y que ha recorrido el mundo, como ejemplo del tratamiento de los Derechos Humanos, porque dicha situación puso al descubierto la mentira plasmada durante años, que el golpe de estado fue producto del accionar de la guerrilla, que a esa hora ya estaba reducida a su mínima expresión y faltaban sólo 6 meses para las elecciones de 1976. Otra mentira del poder económico.

 

6- O sea el poder real, el que ejercen los denominados habitantes del “círculo rojo” como los denominó el mismo presidente, cuando era monitoreado, como ahora por los dueños del poder, son quienes elaboran los mensajes que intentan tapar la realidad de un presente dolorosos para el pueblo argentino. Dicha mentira intenta desmontar desde los juicios a los genocidas, como asimismo volver a naturalizar la represión de las ideas como un ejercicio normal del gobierno.

 

7- Para eso necesitan contar con todos los medios de comunicación hegemónicos, amparando la realidad, negándola, desviando la atención con noticias bobas como cuando el gran diario argentino tituló la importancia de dormir la siesta en tapa, cuando ese día se habían bajado las jubilaciones, se había aprobado la nueva ley discriminatoria de los trabajadores en el SRT, se redujo el presupuesto de la secretaría de la Mujer para luchar contra los femicidios y se intentó tapar el escándalo del Correo. Todo un combo de mentiras destinadas a manipular la opinión pública.

 

8- Esta batería de medidas se asienta en un ejército de los llamados trolls, que son “pandillas” de empleados tecnológicamente capacitados para invadir las redes sociales, para inundar sus hogares con los agravios y mentiras que brinda el anonimato. También los servicios secretos de la AFI colaboran junto a la Corte Suprema a instalar el juego del Gran Hermano en el país, donde todos somos seguidos: los empleados que escriben en sus muros, los políticos y dirigentes sindicales espiados en sus correos privados, los militantes seguidos con agentes, todo bajo control de la “nueva política”. La mafia en funcionamiento.

 

9- Todo este andamiaje sirve de base al robo y al saqueo de una banda de empresarios acostumbrados a robar al estado bajo presión y lobby durante décadas. Usaron a los militares todo el siglo XX, cuando una política estaba en dirección contraria a sus intereses, golpe de estado. Reinstalada la democracia, demoler aquello que no les respondía como Alfonsín, hasta que tuvo que claudicar. Domesticaron a Menem, ni siquiera eso necesitaron con De La Rúa, la crisis los puso en riesgo a “ellos” también, pero la mano invisible del Mercado salvó a los Bancos, hundiendo a los argentinos a pie. Estos bancos volvieron a presionar y acomodar los grupos empresarios de “la patria contratista”. La familia del presidente, siempre creciendo, con cualquier signo, siempre corrompiendo.

 

10- Para consolidarse en el gobierno, cuestión que no lograrán detrás de la mentira, la persecución y la denigración de la oposición, intentando cambiar la historia que ya es marca registrada en la Argentina como son los Derechos Humanos, los Derechos Laborales, los Derechos Sociales, la Educación Pública, la Salud Pública, Malvinas como sello de identidad soberana, el mundo Multipolar como inserción internacional, el peronismo como eje cultural del modelo social y los últimos 12 años como nuevo paradigma del movimiento nacional y popular. Sin embargo sigue su prédica mentirosa, su persecución política, su ajuste planteado como sinceramiento, su apropiación del ahorro interno genuino como las jubilaciones bajo el eufemismo “reparación histórica”. Cuando fracasan en la instalación dan marcha atrás presentando la misma como “la apertura que escucha”. Los médicos tenemos prohibido experimentar con seres humanos, ¿Por qué podría un gobierno, experimentar con 42 millones de argentinos? Sólo un neoliberalismo brutal e inhumano.