Tanto el Sindicato de Trabajadores de Prensa (SITRAPREN) como el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) rechazaron toda sanción o apercibimiento y reclamaron respuestas al directorio de Télam que encabeza Rodolfo Pousá

PERSECUCIÓN EN TÉLAM:CENSURARON EL INSULTO DE GÁMEZ A MACRI Y “APERCIBIERON” AL PERIODISTA QUE HIZO LA NOTA

Tras la entrevista en la radio de la agencia oficial al presidente de Vélez, Raúl Gámez, en la que el dirigente insultó al presidente Mauricio Macri, la gestión PRO apretó al periodista que hizo la nota, quien denunció que recibió una “advertencia” de parte de una gerenta que además le dijo que no estaba autorizado a “dar el contenido” y le advirtió que “cuide su trabajo”.

Por Política Argentina

25.01.2017

5888fffbbe26f_750x495

Desde que Hernán Lombardi asumió la gestión PRO del Sistema Federal de Medios Públicos, los escándalos en la agencia de noticias Télam no paran de suceder.

En este casoel periodista de Télam Radio Carlos Alfano denunció que fue “apercibido” y recibió una “advertencia” de parte de la “adscripta al Directorio” y gerenta de Contenidos Audiovisuales, Magdalena Cash, luego de la entrevista que le realizó al presidente de Vélez, Raúl Gámez, en la que el dirigente disparó fuerte contra el presidente Mauricio Macri.

En diálogo con Política Argentina, Alfano explicó que, además de la “insólita sanción”, el audio de la entrevista fue censurado por las autoridades de Télam y el despacho gráfico sufrió al menos “6 horas de retraso”, ya que mientras el programa “El Deportivo”, que conduce, se emite en vivo de 12 a 14, el audio jamás fue cargado al servicio de la agencia y el cable recién fue publicado a las 20.

“No me había sucedido nunca en otros medios, lo que está sucediendo a mí y a mi grupo de trabajo, quienes hacemos el programa El Deportivo. Me resulta insólito tener que dar explicaciones por haber sido tapa de diarios”, aseguró el periodista, y puntualizó que “el audio no se publicó nunca y el cable salió seis horas después”.

Es un hijo de puta, un sinvergüenza, lo que hizo con el fútbol éste tipo pedante, soberbio, basura, del Presidente de los argentinos no tiene perdón de Dios, es una basura total, un tipo del que tenemos que tener mucho cuidado”, había afirmado el titular de Vélez respecto de Macri.

En una entrevista con Mañana Sylvestre por Radio 10, explicó que el objetivo de la nota a Gámez era “averiguar si el ‘Burrito’ (Juan Manuel) Martínez iba o no a ponerse la camiseta de Vélez”, que después se habló de “la crisis de AFA” y allí lo consultaron por “la charla entre (Daniel) Angelici y (Claudio ‘Chiqui’) Tapia y derivó en este exabrupto”.

“No coincido en el insulto, porque hay que respetar la investidura presidencial, pero que se haga cargo Raúl Gámez de lo que dijo contra Mauricio Macri”, sostuvo Alfano.

El jueves, dos días después del exabrupto de Gámez, Cash convocó a Alfano y a los otros integrantes del programa.

“Nos dijo que estábamos apercibidos, que la próxima vez íbamos a recibir una sanción”, relató el periodista y agregó que, según la funcionaria del riñón de Lombardi, no estaban “autorizados a dar el contenido o el material que se generaba en la radio”.

“Me dijo que agradezca que no me echan o que cuide mi trabajo para hacer periodismo. Ése es el mensaje que recibimos.

La verdad es que no estamos trabajando cómodos”, describió, en coincidencia con el “constante clima de control” que se vive en la agencia desde la llegada de la actual gestión, según diversos trabajadores que se desempeñan en diferentes sectores.

“Lo que evidentemente molestó a la gerenta fue no haber tenido control sobre la nota”, analizó Alfano y afirmó que “mientras hablan de pluralidad de voces, sale una voz en contra y se arma un escándalo interno”, en alusión a las constantes declaraciones de Lombardi respecto de sus “objetivos de gestión”.

La situación fue denunciada y fuertemente repudiada asambleas de trabajadores de la agencia de noticias del Estado y tanto el Sindicato de Trabajadores de Prensa (SITRAPREN) como el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) rechazaron toda sanción o apercibimiento y reclamaron respuestas al directorio de Télam que encabeza Rodolfo Pousá.

Cash, por su parte, busca eludir una reunión con la Comisión Gremial Interna del SiPreBa, mientras que el directorio emitió un insólito comunicado a través del sistema interno de la agencia en el que defiende a la funcionaria, niega los hechos y ataca a Alfano.

“El directorio de Télam miente y esta respaldando la censura”, respondió el periodista ante la consulta de este medio.

“El comunicado de la gestión textualmente habla de ´un episodio que no incluyó ningún apercibimiento´ y quienes estuvimos en la reunión no sólo escuchamos en tono enérgico que estábamos apercibidos, sino que si volvía a pasar, íbamos a ser sancionados”.

Cabe recordar que desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia y Lombardi a los medios públicos, Télam se vio envuelta en diversos escándalos.

Entre ellos, se destacan la denuncia judicial por abuso de autoridad y contrataciones y licitaciones irregulares contra Pousá por parte del sindicato Sitrapren; la denuncia del gremio de prensa Sipreba a las autoridades de la agencia por censurar una entrevista a la defensora del Público de los Medios Audiovisuales, Cynthia Ottaviano, que ya estaba pautada; el archivo de notas de opinión borrados de la web por la actual gestión; y el informe del Consejo de Redacción editorial de la Comisión Interna (SiPreBa) que revela que la administración macrista censuró información, entre otros casos, sobre la detención de la líder de la Tupac Amaru y también sobre fuertes críticas del astro del fútbol al Presidente.