Así se redondea otra jornada oscura para la comunicación argentina.

EL DIARIO LA NACION ES UNA VERGÜENZA PARA EL PERIODISMO ARGENTINO

Por Gabriel Fernández

La edición presentada este sábado 7 de enero de 2017 por el diario La Nación debería avergonzar al conjunto del periodismo argentino, más allá de su orientación. Están rascando el fondo de la olla argumental para defender una gestión indefendible.


Por Gabriel Fernandez
La Señal Medios
07/01/2017

La edición presentada este sábado por el diario La Nación debería avergonzar al conjunto del periodismo argentino, más allá de su orientación.

Pensar que durante largo tiempo se estimó que el piso profesional no era otro que el amarillismo; en comparación, cabe reverenciar a Crónica, aún en sus ediciones más sanguinarias, y a las revistas del espectáculo, con sus paparazzis y sus chismes con apariencia malévola y trasfondo inocente.

Para explicar – justificar los recortes a la salud pública y en los remedios, titula “Por un fraude millonario PAMI revisa su subsidio para medicamentos”.

regazzonipamilanacion-500-a

En el interior del artículo precisa, tomando en cuenta el decir del director ejecutivo de esa institución, Carlos Regazzoni que se trata de prebendas políticas; los K, como no podía ser de otra manera.

Por supuesto, a la usanza demagógica liberal se indica que ahora, “habrá un ahorro de 1.600 millones de pesos anuales”.

Para explicar – justificar la deficiente asistencia a los actuales incendios, titula “Cristina anunció en 2012 la compra de 26 aviones para incendios, pero no llegó ninguno”.

En un copete que provocaría risas si no generara indignación, asevera que “Se puede hacer poco para evitar que 1500 rayos caigan en una zona seca y combustible como pocas.

Pero al menos, se puede estar preparado para la emergencias”.

La nota descarga la responsabilidad de la inasistencia presente al gobierno anterior.

Para explicar – justificar la ausencia de la totalidad del gobierno –empezando por Mauricio Macri- en momentos difíciles para los afectados por incendios e inundaciones, titula “Verano presidencial: una pausa necesaria que siempre desata críticas y reproches”.

La imagen, previsible, es la de Néstor y Cristina Kirchner en Calafate. Adentro, el texto indica que “Macri retomará pasado mañana la actividad oficial tras 12 días de descanso; su viaje al Sur fue cuestionado, pero su caso no fue excepción; qué dicen los expertos sobre el estrés”.

Así se redondea otra jornada oscura para la comunicación argentina.

Se deja de lado el previo desarrollo ampliado y profundo del PAMI para los abuelos, la coordinación esforzada de aquél Estado nacional y las provincias ante otros incendios y la presencia de Cristina en las inundaciones y los derrumbes –La Plata, Tartagal-.

Están rascando el fondo de la olla argumental para defender una gestión indefendible.

Lo que debía hacerse era entregar medicamentos, cooperar con las zonas afectadas y estar presentes para gobernar.

Pero eso La Nación, no lo señala.

A %d blogueros les gusta esto: