Ya hay medio millón de hectáreas quemadas en Río Negro, la provincia de Buenos Aires y La Pampa que también arden.

INCENDIOS SOSPECHOSOS DE BOSQUES EN RIO NEGRO, LA PAMPA Y BUENOS AIRES

Entre las causas desconocidas se sospecha que habría un interés inmobiliario, ya que estos incendios destruyen los bosques. Estos bosques impiden que estas tierras puedan ser vendidas a los “gringos”, de acuerdo a la ley vigente. Al perder su condición de “bosque” protegido por la ley, estas tierras, arrasadas, pueden ser vendidas cómodamente a los inversores extranjeras. De ahí, parece que vienen las causas “desconocidas” de estos incendios tremendos, casi desconocidos por la población en general.

NAC&POP
03/01/2017

El fuego dañó a cientos de productores en la zona de Río Colorado y La Adela.

Las provincias de Buenos Aires y La Pampa también corren riesgos.

Ya hay medio millón de hectáreas quemadas en Río Negro

incendioenrionegro-500-media

La situación es cada vez más preocupante en los campos de Río Colorado y La Adela, en Río Negro, después de que dos focos pusieran en peligro los predios de dos plantas impulsoras de TGS (Transportadora Gas del Sur), la planta de bombeo de la empresa Odelval, una escuela rural hogar y varias viviendas.

Los incendios provocaron el corte de las rutas 22 y 154 por siete horas, con humo que bloqueaba la visibilidad a partir de los vientos cambiantes que se registraron los últimos días.

Así las cosas, de acuerdo con el informe oficial, en la zona este de la provincia se quemaron en diciembre 543.000 hectáreas.

“Dentro del panorama desolador a lo largo de 30 kilómetros, se sumaban un gran número de animales vacunos calcinados y daño por completo unos 20 kilómetros de una línea eléctrica.

vistanasadebahiablanca-500-media

El fuerte viento aliado del fuego corría sin control hacia provincia de Buenos Aires, mientras que al cierre de la edición, personal trabajaba a varios kilómetros hacia La Pampa para evitar que otro foco de incendio llegara hasta una estación de servicio, hoteles y el frigorífico que se encuentra sobre la ruta 22, a 2 kilómetros del ingreso a Río Colorado y a espadas de la localidad”, describió el diario Río Negro.

Desde que comenzaron a arder los pastizales y árboles, ya fueron destruidas 300 mil hectáreas en La Pampa, Río Negro y el sur de Buenos Aires.

fotonasahumo1-500-media
La fotografía ofrece una perspectiva más lejana de las columnas de humo.

Fue realizada el domingo de Año Nuevo por el satélite Aqua de la NASA y muestra claramente, destacando los focos activos en rojo, cómo los incendios afectaron territorios muy cercanos a ciudades importantes como Río Colorado, Victorica y en menor medida Bahía Blanca.

Paralelamente, la Sociedad Rural de Río Colorado ya recibe a productores afectados para que realicen las declaraciones juradas y se inicien gestiones para declarar el estado de emergencia y desastre agropecuario.

Los incendios en La Pampa se iniciaron en noviembre y recrudecieron en diciembre, muchos de ellos provocados por rayos durante fuertes tormentas, de acuerdo con información suministrada por funcionarios provinciales.

Recientemente, las altas temperaturas y el viento armaron un combo que alimentó aún más las llamas en territorio pampeano.

Así, en dos semanas ya se quemaron medio millón de hectáreas, más del 3% de la superficie de la provincia.

Y unas 200.000 se consumieron en los últimos dos días, en seis focos de los cuales tres siguen activos.

Tomadas sobre la ruta nacional 154 entre Bernasconi y La Adela.

Los incendios rurales ya arrasaron con más de 600 mil hectáreas en tres provincias

En La Pampa el fuego ya quemó el 3% de la provincia

Las impactantes imágenes del incendio forestal en La Pampa

Por la magnitud del desastre, el Gobierno envió a La Pampa un equipo de brigadistas del Servicio de Manejo del Fuego para reforzar a las fuerzas locales.

También siguen los incendios en territorios vecinos de las provincias de Buenos Aires y de Río Negro, aunque en estos casos “el fuego estaba siendo controlado”, según el Gobierno.

La provincia sufrió 48 incendios desde noviembre pasado, con unas 264.915 hectáreas quemadas.

La Dirección General de Defensa Civil agregó que “el 60 por ciento de los focos comenzaron por la caída de rayos, un 27 por ciento por causas antrópicas y el resto por causas desconocidas.

Entre las causas desconocidas se sospecha que habría un interés inmobiliario, ya que estos incendios destruyen los bosques.

Estos bosques impiden que estas tierras puedan ser vendidas a los “gringos”, de acuerdo a la ley vigente.

Al perder su condición de “bosque” protegido porla ley, estas tierras, arrasadas, pueden ser vendidas cómodamente a los inversores extranjeras.

De ahí, parece que vienen las causas “desconocidas” de estos incendios tremendos, casi desconocidos por la población en general.

Fuente: INFOCAMPO /Clarín/ Pagina/12/
A %d blogueros les gusta esto: