La doble moral, es el discurso del tero, que pega el grito en un lado y pone los huevos en otro

EL DISCURSO DEL TERO

Por Jorge Rachid

La pregunta del millón está referida a cuales son los límites democráticos ante la mentira electoral, ante el avasallamiento de las instituciones, ante los reiterados vetos presidenciales, ante la utilización de la justicia como herramienta punitiva de lo político, ante la represión y la impunidad del poder, ante el ocultamiento del saqueo económico del país.

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
27/12/16

No hay dudas que el poder mediático, en función de proteger sus propios intereses, oculta, tergiversa, esconde, desvirtúa y miente echando un manto de piedad sobre un gobierno que ha demostrado ser el mas corrupto de la historia democrática reciente.

Esto es así de tajante en la medida que se trata de una organización destinada a saquear los recursos del Estado Nacional, desde los del Tesoro Nacional con los Lebacs y el endeudamiento, hasta los recursos solidarios, aportes genuinos de trabajadores activos y pasivos, avanzando sobre el Fondo de Garantías de Sustentabilidad del ANSES.

En cada área del Estado, en cada nicho de fondos genuinos, ahí opera una rama del poder, que a través del nombramiento de CEOS de intereses concretos, ha sistematizado una operación destinada a favorecer sus empresas, de las cuales siguen formando parte y que sólo son prestados para esta operación sobre una Argentina, que por primera vez es manejada por “sus propios dueños”.

Es decir el poder por primera vez adelantó sus coroneles a manejar una región, que se les había ido de las manos, desde el No al ALCA y la concreción del UNASUR.

mamushkas-500-max

Debe ser un llamado de atención al mención de los diarios internacionales, nombrando a Macri como el único presidente del mundo corrupto, con múltiples empresas, en mas de 10 paraísos fiscales con la táctica de “las mamushkas rusas*”, esas muñecas que se esconden una dentro de la otra, repitiendo la mecánica en el ámbito empresarial con directorios de que fungen uno detrás de otro, dificultando su identificación aunque mas de 50 sociedades anónimas, pertenecen al grupo SOCMA- Macri, evadiendo impuestos, fugando divisas, escondiendo corrupciones en esas cuevas financieras.

Pero con la táctica de “atrapen al ladrón”, para que todos miren para otro lado, para que “nadie se entere”, mientras se denuncia en forma reiterativa en los medios, condenado mediáticamente a los funcionarios y gobernantes peronistas, como el “eje del mal”.

Mientras sus propios negocios son ignorados por la prensa, que escracha cada día a la ex presidenta con saña inusual, en un intento de borrar la memoria histórica del pueblo.

Ha pasado a lo largo de la historia de nuestro país, en especial con el peronismo perseguido y denigrado por décadas, pero que no lo han podido vencer, ni en su voluntad política, ni en su inserción social y cultural en el pueblo argentino.

Esa doble moral, ese discurso del tero, que pega el grito en un lado y pone los huevos en otro, es una ecuación que históricamente sirvió para enfrentar a los poderes establecidos, no para protegerlos como ahora, que los gurúes marketineros que asesoran a los políticos, que sin tener otra ideología que el dinero y el poder, se sirven de asesoramientos que mezclan Maquiavelo con Adam Smith, mas una dosis de la Estrategia de la Ilusión y Apocalípticos e Integrados, libros de Umberto Eco que demostraba como el poder mediático puede manipular las masas.

Eso pasó y pasa en la Argentina actual.

En la antigüedad, los griegos quienes fueron los creadores de los cínicos, los que practicaban su confrontación con el poder establecido a través de actitudes absolutamente contrarias a la “moral y las buenas costumbres”, como las denominaríamos hoy, que era su manera de expresar su rechazo a “lo establecido”, al poder.

Por lo contrario la hipocresía, practicada con naturalidad en la actualidad, es una herramienta de la cual se sirve el gobierno, para tomar distancia del pueblo, a través del uso de la ironía y la tergiversación de los temas en tratamiento, en una falta de respeto a la inteligencia de los argentinos.

Desde la agitación de la “pesada herencia”, hasta la denominación de siniestro al equipo de aire acondicionado, pasando por creerse con “derechos” si sólo se cobra un salario, hasta el aumento eléctrico de dos pizzas, fijan en el imaginario común un esquema de desprecio social, de destrato político y dejadez moral que en la política se expresa con tamaña perversidad, sólo en épocas dictatoriales, como las que hemos vivido en nuestro país, con finales trágicos, en especial cuando el neoliberalismo se hizo hegemónico en el manejo de la cosa pública..

duranbarba-500-max

La mentira es otra de las herramientas preferidas del manejo del poder.

Quizás su máxima expresión sean los contenidos de promesas de campaña electoral, que desplegados en toda su intensidad en su hipocresía, no fueron ejecutados en ningún momento de su gestión macrista, y por lo contrario fueron demolidos por la realidad, uno a uno desde “pobreza cero” a “no habrá ajuste, ni devaluación, ni baja de salarios, ni despidos”, banderas desplegadas en su busca de votantes ingenuos, cooptados por los medios denigratorios, de un gobierno que les permitía “el atrevimiento de tomarse vacaciones o comprarse un plasma o un celular”, el peronismo.

Esa catarata de imputaciones sobre el peronismo y el gobierno anterior, se expresa en boca de personajes que fueron protagonistas de las jornadas más trágicas de la Argentina contemporánea, como fue la crisis del 2001.

Son los mismos funcionarios que rebajaron los sueldos de activos y de los jubilados en un 13% en función de alcanzar las “metas de inflación”, con endeudamiento extremo externo de la mano de los organismos internacionales y los fondos de inversión, como hoy con Bulrrich, Stugenezzer, Morales y otros que desde los ministerios de De La Rua, que provocaron con su complicidad, cumpliendo órdenes del FMI, como hoy, un daño social del cual nos costó mas de una década salir con el esfuerzo de todos los argentinos.

La pregunta del millón está referida a cuales son los límites democráticos ante la mentira electoral, ante el avasallamiento de las instituciones, ante los reiterados vetos presidenciales, ante la utilización de la justicia como herramienta punitiva de lo político, ante la represión y la impunidad del poder, ante el ocultamiento del saqueo económico del país.

La respuesta que todos queremos es sin dudas llegar a elecciones, modificar este cuadro de situación con la voluntad expresa del pueblo votando.

Pero no podemos olvidar que el enemigo también juega, como jugó en el 2015, mintiendo, tergiversando, asustando y con la posibilidad de cambiar el escenario ante “la emergencia de poder perder las elecciones”.

Cuidado que están gobernando poderes superiores al gobierno que visualizamos y sus recursos de dominación son infinitos.

Las respuestas del peronismo también son múltiples y nunca de gabinete, siempre llenas de pueblo y movilización.

JR/

*mamushka,  matrioska, matrioshka  o muñeca rusa