Gerardo: “es una persona desagradable y orgullosa que trata con despotismo a todo el mundo”

EL MILLONARIO CONTROL ECONÓMICO DE GERARDO MORALES Y SUS HERMANOS

Baires Informa.
gerardomorales-320

Durante más de 30 años los “cotudos” (salteños) vendrían acumulando fortuna en propiedades y negocios con millonarias cifras de ingresos, que la bondad de la política radical y el oportunismo les brindó en distintos cargos y funciones.

BAIRESInforma
23/12/2016

Los salteños que gobiernan Jujuy entraron en serias discusiones por el control del poder económico familiar y están en el ojo de la tormenta en Jujuy porque deben dar el ejemplo.

Durante más de 30 años los “cotudos” (salteños) vendrían acumulando fortuna en propiedades y negocios con millonarias cifras de ingresos, que la bondad de la política radical y el oportunismo les brindó en distintos cargos y funciones.

Acompañados de un grupo de seguidores criollos y extraños armaron un séquito de compinches radicales para transformarse en una alternativa de tontos, tal como lo predicara entre amigos el más chico de la millonaria familia Walter Morales, en cada evento musical que contrataba como show para Jujuy con cheques de la familia o allegados.

Es el mismo que no pudo lograr éxito en nada más que producir eventos musicales con la plata familiar, el que ahora maneja sin control ni auditoría los destinos de los fondos millonarios de la construcción de viviendas en Jujuy, puesto que logró gracias a su hermano que lo nombró presidente del Instituto de viviendas de Jujuy.

Los cholos como se los conoce en Jujuy, fueron construyendo grupos entre criollos de otras provincias y laderos jujeños una oposición de derecha públicamente demostrada en una provincia muy chica y humilde donde todo se sabe y nadie escapa al chusmerío.

La discusión de los hermanos fue muy dura porque Freddy Morales Secretario de la gobernación, recibió cuestionamientos de Agustín Perassi ex peronista ministro de gobierno de Morales, afortunado cordobés que se transformó en millonario de la noche a la mañana en una provincia donde los jujeños permisibles aceptan todo de buen corazón y humildad, este ex deaparacista, ex dominguista, ex Snopek, ex Martiarena, ex de varios le expuso a Freddy, que su hermano Walter del Ivuj está descontrolado con los sobreprecios en obras y sueldos, causa suficiente para que el monje negro de la contabilidad de los Morales convocará a una reunión familiar en su casa de campo de 2 millones de dólares de las afueras de san Salvador, para discutir el control de los ingresos familiares.

La reunión fue muy tensa y le impusieron a Walter ser más ordenado con los números.

milagrosalalibre-500-max

La familia está muy beneficiada por Gerardo los tres hermanos en concepto de sueldos de gestión administrativa ingresaron al mismo fondo familiar, más de 5 millones de pesos por el 2016, sin contar las gentilezas de empresarios amigos por las obras concedidas y aportes de campaña como así también los ingresos de la política nacional.

Las declaraciones juradas de los ingresos de la familia no concuerdan para nada con la expuesta vida pública que los Morales exhiben, ante el silencio cómplice de extraños y ajenos que no levantan la voz contra los patrones por temor a cárcel o despido.

Ni peronistas jujeños ni de otros partidos políticos hicieron pedidos de informes sobre tal situación por extraños fundamentos y mucho menos lo harán en estos tiempos donde el dominio legislativo y judicial es absolutamente radical.

Los Morales apostaron todo y mucho más, a la campaña cortina de humo contra la corrupción para que se invisibilice el accionar de sus ingresos familiares.

Las mujeres de los hermanos también lograron tener una reunión de concuñadas y se realizó en un departamento de la familia en pleno centro capitalino, donde aparte de hablar de gastos, gustos y modas, consensuaron la forma de administrar ingresos extras que sus maridos no pueden percibir públicamente.

Una familia muy afortunada en una provincia que todo lo ve y calla por temor al patrón y sus constantes amenazas en contra de cualquiera que piense distinto a sus órdenes disciplinarias militares de épocas setentistas, donde la gestión depende del éxito de mantener en prisión a Milagro Sala, sin aceptar que toda la familia Morales se encuentra prisionera de su propia gestión y lucha por tapar la acumulación de poder económico.

JUJUY. ¿QUIÉN ES GERARDO MORALES? SU HISTORIA SECRETA

Por Juan José Salinas
Pájaro Rojo
21/01/2016

La estrategia de vida de una familia dedicada a la política para los más necesitados y acumular una fortuna en contradicción de sus propósitos.

BAI recibió unos archivos de distintos medios de comunicación pública, que extrañamente no tuvieron tanta difusión e investigación, como los casos más resonantes, que el legislador nacional Gerardo Morales nos tiene acostumbrados a presentar, este informe es una breve reseña de la vida de una familia muy afortunada, que dedica su vida a luchar por los más necesitados durante más de 30 años y que no lograron cambiar esa realidad, pero continúan en el intento, eso sí, con una vida muy holgada y llena de fortuna.

Buenos Aires Informa tuvo acceso a lo siguiente: hace 8 meses, la líder de la agrupación Tupac Amaru denunció al titular del bloque de senadores de la UCR de supuestas acciones de lavado de dinero.

Argumentó que sus bienes aumentaron un 200% a partir de la declaración jurada ante el Congreso.

De denunciador a denunciado.

Ese fue el periplo que en pocos días recorrió el senador radical Gerardo Morales, quien había acusado a Milagro Sala, la líder de la agrupación Tupac Amaru, de “enriquecimiento ilícito” y de haber comprado con sobreprecio las tierras en las que su organización construye casas en las zonas más carenciadas de Jujuy, ahora es la misma agrupación la que denunció a Morales ante la Unidad de Información Financiera (UIF) por lavado de dinero, y por el incremento de su patrimonio en un 200% a partir de la declaración jurada que el presidente del bloque de la UCR presentó en el Senado.

En ese documento, Morales declara haber sumado a su fortuna producto de su interminable lucha por los más necesitados, de cuatro inmuebles y una camioneta Toyota de alta gama durante 2008 y 2009, ese fue el motivo por el cual la agrupación presentó un escrito el 17 de junio, donde solicita se lo investigue en base a “su perfil patrimonial y financiero sobre enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y la implementación de ‘testaferros’ para el desarrollo de sus negocios personales”.

El cuerpo de la denuncia alude a que Morales lleva un “ostentoso nivel de vida” dado que declara dos nuevos inmuebles en la capital jujeña y dos en los barrios residenciales de Ciudad de Nieva y La Viña, también le imputan “incumplimiento de los deberes de funcionario” en caso de que se compruebe que está llevando a cabo “actividades que tienen por objeto encubrir los verdaderos titulares de los bienes, siendo necesario conocer el origen de los activos”.

Pero además, Sala también le acercó a la ministra de Seguridad Nilda Garré un informe confeccionado por su organización donde constan los datos de supuestos punteros que se identificarían con el senador de la UCR a quienes asoció con supuestos hechos vinculados con el narcotráfico, la violencia política en la provincia, y los acusó de tener fuertes lazos con la policía local.

Pocos días antes, Morales había acusado a Sala por corrupción en el manejo de los fondos con el que la agrupación ha construido barrios enteros en la provincia de Jujuy, y la comparó con Sergio Schoklender, a quien la justicia investiga por el supuesto desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de la que era apoderado.

“Es notable cómo una dirigente social no puede explicar cómo alcanzó en los últimos dos años un patrimonio de 3,7 millones de pesos sin contar los bienes que tienen sus familiares”, aseguró el senador de la UCR.

Además, sostuvo que Sala “tiene que explicar cómo se enriqueció” y “por qué le debe a la AFIP 420 mil pesos de impuesto a las Ganancias y Bienes Personales”.

A su denuncia, agregó que “se apropia de los terrenos” donde construye las casas con las cooperativas que forman parte de su organización.

“Ahí está el principal sobreprecio porque obliga al Estado, a través del Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy (IVUJ), a pagar dos veces por la tierra”, acusó.

El dato fue desmentido por el titular del IVUJ, Facundo Figueroa, que aseguró que su cartera nada tiene que ver con la compra de tierras, que pasan a través de una comisión legislativa, y con la construcción de viviendas sociales, sino que trabaja directamente con empresas.

Para contraatacar, la Tupac aseguró que las tierras a las que hizo referencia Morales son linderas al barrio denominado Alto Comedero y fueron compradas por la provincia, como es habitual, antes de ser entregadas para edificar.

La particularidad de la denuncia por sobreprecio en la venta de tierras que formuló Morales es que sus anteriores dueños, según los registros con los que cuenta la organización que encabeza Sala, son diputados provinciales del PJ y de la UCR, entre los que se encuentra el hermano del senador, Freddy Morales.

Desde el momento en que Héctor Freddy Morales (52) decidió cursar la carrera de Contador Público Nacional supo que su vida iba a estar dedicada a los números, los logaritmos y el dinero, ágil para las cuentas, Freddy se convirtió en un político de bajo perfil pero de mucha influencia en su provincia: Jujuy.

Diputado provincial por la UCR, preside la comisión de Economía, y tesorero del comité radical local, en su pago chico lo señalan como el administrador de los negocios de su hermano mayor, el senador nacional Gerardo Morales, quienes lo conocen desde que era un humilde militante de Franja Morada, aseguran que muchos de aquellos negocios están viciados de irregularidades.

Freddy comenzó su carrera en la función pública en la Contaduría de la provincia de Jujuy durante el fin de la última dictadura militar, en septiembre de 1982, a pesar de que ya circulaba el número de víctimas que había provocado el terrorismo de estado, el contador aceptó trabajar en aquel órgano que depende de la Secretaría de Hacienda provincial cuyo objetivo es “prescribir, poner en funcionamiento y mantener el Sistema de Contabilidad Gubernamental en todo el ámbito del Sector Público”, Freddy se desempeñó en esa dependencia al menos seis veces a lo largo de su trayectoria política. Su último paso por la contaduría se registró en diciembre de 2006.

Siempre alternó ese puesto con otros cargos de mayor jerarquía política, entre 1987 y 1991, el contador también trabajó en la Universidad Nacional de Jujuy, una institución estratégica en la vida política de los Morales: los tres hermanos (Gerardo, Freddy y Walter, subsecretario de Hacienda del municipio de San Salvador de Jujuy) profundizaron su militancia cuando eran estudiantes e integraron las filas de Franja Morada, en 1996,ingresó al Senado de la Nación, donde se desempeñó como asesor del bloque radical hasta 1999, cuando el gobierno de la Alianza asumió la Presidencia.

Entonces, las fuentes consultadas coinciden en apuntar que el crecimiento de la influencia de los hermanos Morales, sobre todo en Jujuy, fue vertiginoso, en julio de 2000, durante la presidencia de Fernando de la Rúa y hasta agosto de 2001, Gerardo Morales logró ubicarse en la estratégica secretaría de Desarrollo Social de la Nación, que lo catapultó al Senado Nacional, donde al día de hoy ejerce funciones.

En sintonía con el ascenso de su hermano, Freddy merced a la lucha por los más necesitados logró ocupar un sillón en el directorio del Banco Hipotecario, a finales de 2001 y con la caída de De la Rúa, los problemas judiciales y los resquebrajamientos internos de la UCR, Freddy hizo uso de sus contactos políticos y logró reubicarse.

En diciembre de 2002, el contador radical volvió al Senado a trabajar en el bloque de sus correligionarios por tres años, en diciembre de 2005, cuando su hermano Gerardo renovó su banca en la Cámara Alta, Freddy se reincorporó a la contaduría provincial.

No había que descuidar los pagos propios, fruto de la red de relaciones que supo tejer, cuatro años más tarde accedió a la banca de diputado provincial por la UCR, rápido para realizar cuentas, fue nombrado presidente de la estratégica comisión de Economía en la Legislatura, a pesar de la demanda partidaria, como buen contador, el tercero de los Morales no se desentendió jamás de los negocios familiares.

“Los Morales son un clan en Jujuy, los tres hermanos actúan mancomunadamente y articulan funciones, Freddy es el armador financiero y económico de la UCR en Jujuy”, explicó quien conoció las entrañas de este sector de la UCR local y no quiso hacer público su nombre por temor a represalias, desde el 9 de abril de 2003, Freddy figura en los registros oficiales vinculado a la empresa Viajes del Capricornio SRL, en sociedad con Marcelo Ramón Santa (un ambicioso emprendedor que desde 2000 a la fecha gestionó al menos siete empresas, muchas de ellas financieras).

Dos días antes del ingreso de Freddy a la sociedad, el 7 de abril, el menor de los Morales, Walter Rolando, se convirtió en el apoderado de la empresa, una década más tarde, en febrero de este año, Freddy pasó a controlar la totalidad de la agencia de viajes junto a su esposa, Ángela Patricia Reyna, Viajes del Capricornio es conocida en Jujuy como VC Turismo.

Si bien la correspondencia no es oficial, VC Turismo no existe como razón social y sus domicilios publicados en la Web coinciden con los que brinda oficialmente Viajes del Capricornio, como tesorero, Freddy autorizó que el comité radical al que pertenece contrate los servicios de su empresa de viajes, así se desprende del balance 2012, sumando para la empresa familiar el 26% del capital que el comité provincial destinó a “Viático y Movilidad” en todo el 2012.

GERARDO MORALES Y SUS JUECES AMIGOS

El falso jujeño Gerardo Morales acomodó en los puestos más importantes del Poder Judicial a correligionarios y amigos.

maxresdefault-1La increíble realidad de un grupo de radicales que aplican el despotismo en la tacita de plata como única forma de gobierno, lograron controlar los lugares claves dentro de la justicia jujeña para defender sus planes de monopolizar toda la provincia en favor de una incontrolable sed por el poder económico.

Socios públicamente demostrado con el Zar del azúcar Carlos Blaquier y apadrinado por el jefe de gabinete nacional Marcos Peña, “el falso jujeño” Morales incrementa su poder económico sin control alguno, con la atenta mirada y colaboración de su hermano Freddy Morales como administrador del poderío económico familiar.

Sin vergüenza y a cara de piedra anunció a los cuatro vientos la asunción de su correligionaria y amiga personal como presidente del Superior Tribunal de Justicia Clara Falcone y al mejor estilo de la familia cosa nostra, hizo nombrar descaradamente como suplente del máximo tribunal a otro amigo correligionario de la juventud, Federico Otaola.

Morales pergeñó un plan de avasallamiento de todo, adueñándose de la figura de paladín de la transparencia y acusando a Milagro Sala como signo de corrupción y miedo, para lograr de esta forma crear un Gobierno absoluto, no limitado por las leyes donde el abuso verdadero de superioridad, fuerza o poder en la relación con los demás, no se note.

Hugo Conde locutor radial radical muy conocido en Jujuy expresó que Gerardo: “es una persona desagradable y orgullosa que trata con despotismo a todo el mundo” se comenta entre internas radicales.

Para defender su estrategia de héroe salvador de Jujuy de las garras de un estado paralelo liderado por la Tupac Amaru, Morales inició una gran persecución política y destruyó todo el trabajo de las cooperativas de la organización barrial acusándolos con sus amigos del poder judicial de corrupción.

Los detalles de la verdad de los hechos puede ocupar horas de lectura, pero la única realidad es que el falso Jujeño gobernador o mejor dicho jujeño trucho (n. Salta) logró engañar a todos.

Milagro Sala es juzgada por uno de los jueces y hermanos Juarez Almaráz, que asumió el cargo a través de acomodos de amigos y políticos cuyo perfil muy conocido en Jujuy por su carácter de poco conocedor del derecho, adquirió fama de acomodado, también se comenta en el pueblo que su hermano el juez Mario Marcelo Juarez Almaraz alias (el payo) amigo personal de Gerardo es el nexo entre las partes junto a otro juez radical Jorge Zurueta que extrañamente fue funcionario del peronista Eduardo Fellner y muy cuestionado por el Dr. Miguel Cabeza pariente directo de Sara Cabeza ex esposa de Mario Marcelo Juarez Almaraz.

Estos contubernios de ricos y acomodados en un pueblo chico con un infierno grande se desarrollaron durante estos últimos años con el atento acompañamiento de los radicales en el poder y son los mismos que manipulan la justicia que juzga a Milagro Sala.

La lista de jueces correligionarios amigos del experto “llullakuna” Morales es muy larga asciende a 200 puestos entre 400 que existen en el poder judicial de Jujuy y se desconoce si estos nombramientos serán materia de investigación del poder judicial de la nación o callaran igual que muchos jujeños.

Lo cierto es que mientras está increíble realidad transcurre en la hermosa San Salvador, la supuesta justicia del lugar lleva a juicio al Coplero y su Caja, por rimar en contra de Morales.

n cada evento musical que contrataba como show para Jujuy con cheques de la familia o allegados.

Es el mismo que no pudo lograr éxito en nada más que producir eventos musicales con la plata familiar, el que ahora maneja sin control ni auditoría los destinos de los fondos millonarios de la construcción de viviendas en Jujuy, puesto que logró gracias a su hermano que lo nombró presidente del Instituto de viviendas de Jujuy.

Los cholos como se los conoce en Jujuy, fueron construyendo grupos entre criollos de otras provincias y laderos jujeños una oposición de derecha públicamente demostrada en una provincia muy chica y humilde donde todo se sabe y nadie escapa al chusmerío.

La discusión de los hermanos fue muy dura porque Freddy Morales Secretario de la gobernación, recibió cuestionamientos de Agustín Perassi ex peronista ministro de gobierno de Morales, afortunado cordobés que se transformó en millonario de la noche a la mañana en una provincia donde los jujeños permisibles aceptan todo de buen corazón y humildad, este ex deaparacista, ex dominguista, ex Snopek, ex Martiarena, ex de varios le expuso a Freddy, que su hermano Walter del Ivuj está descontrolado con los sobreprecios en obras y sueldos, causa suficiente para que el monje negro de la contabilidad de los Morales convocará a una reunión familiar en su casa de campo de 2 millones de dólares de las afueras de san Salvador, para discutir el control de los ingresos familiares.

La reunión fue muy tensa y le impusieron a Walter ser más ordenado con los números.

La familia está muy beneficiada por Gerardo los tres hermanos en concepto de sueldos de gestión administrativa ingresaron al mismo fondo familiar, más de 5 millones de pesos por el 2016, sin contar las gentilezas de empresarios amigos por las obras concedidas y aportes de campaña como así también los ingresos de la política nacional.

Las declaraciones juradas de los ingresos de la familia no concuerdan para nada con la expuesta vida pública que los Morales exhiben, ante el silencio cómplice de extraños y ajenos que no levantan la voz contra los patrones por temor a cárcel o despido.

Ni peronistas jujeños ni de otros partidos políticos hicieron pedidos de informes sobre tal situación por extraños fundamentos y mucho menos lo harán en estos tiempos donde el dominio legislativo y judicial es absolutamente radical.

Los Morales apostaron todo y mucho más, a la campaña cortina de humo contra la corrupción para que se invisibilice el accionar de sus ingresos familiares.

Las mujeres de los hermanos también lograron tener una reunión de concuñadas y se realizó en un departamento de la familia en pleno centro capitalino, donde aparte de hablar de gastos, gustos y modas, consensuaron la forma de administrar ingresos extras que sus maridos no pueden percibir públicamente.

Una familia muy afortunada en una provincia que todo lo ve y calla por temor al patrón y sus constantes amenazas en contra de cualquiera que piense distinto a sus órdenes disciplinarias militares de épocas setentistas, donde la gestión depende del éxito de mantener en prisión a Milagro Sala, sin aceptar que toda la familia Morales se encuentra prisionera de su propia gestión y lucha por tapar la acumulación de poder económico.

GERARDO MORALES Y SUS JUECES AMIGOS

El falso jujeño Gerardo Morales acomodó en los puestos más importantes del Poder Judicial a correligionarios y amigos.

La increíble realidad de un grupo de radicales que aplican el despotismo en la tacita de plata como única forma de gobierno, lograron controlar los lugares claves dentro de la justicia jujeña para defender sus planes de monopolizar toda la provincia en favor de una incontrolable sed por el poder económico.

Socios públicamente demostrado con el Zar del azúcar Carlos Blaquier y apadrinado por el jefe de gabinete nacional Marcos Peña, “el falso jujeño” Morales incrementa su poder económico sin control alguno, con la atenta mirada y colaboración de su hermano Freddy Morales como administrador del poderío económico familiar.

Sin vergüenza y a cara de piedra anunció a los cuatro vientos la asunción de su correligionaria y amiga personal como presidente del Superior Tribunal de Justicia, Clara Falcone y al mejor estilo de la familia cosa nostra, hizo nombrar descaradamente como suplente del máximo tribunal a otro amigo correligionario de la juventud, Federico Otaola.

Morales pergeñó un plan de avasallamiento de todo, adueñándose de la figura de paladín de la transparencia y acusando a Milagro Sala como signo de corrupción y miedo, para lograr de esta forma crear un Gobierno absoluto, no limitado por las leyes donde el abuso verdadero de superioridad, fuerza o poder en la relación con los demás, no se note.

Hugo Conde locutor radial radical muy conocido en Jujuy expresó que Gerardo: “es una persona desagradable y orgullosa que trata con despotismo a todo el mundo” se comenta entre internas radicales.

Para defender su estrategia de héroe salvador de Jujuy de las garras de un estado paralelo liderado por la Tupac Amaru, Morales inició una gran persecución política y destruyó todo el trabajo de las cooperativas de la organización barrial acusándolos con sus amigos del poder judicial de corrupción.

Los detalles de la verdad de los hechos puede ocupar horas de lectura, pero la única realidad es que el falso Jujeño gobernador o mejor dicho jujeño trucho (n. Salta) logró engañar a todos.

Milagro Sala es juzgada por uno de los jueces y hermanos Juarez Almaráz, que asumió el cargo a través de acomodos de amigos y políticos cuyo perfil muy conocido en Jujuy por su carácter de poco conocedor del derecho, adquirió fama de acomodado, también se comenta en el pueblo que su hermano el juez Mario Marcelo Juarez Almaraz alias (el payo) amigo personal de Gerardo es el nexo entre las partes junto a otro juez radical Jorge Zurueta que extrañamente fue funcionario del peronista Eduardo Fellner y muy cuestionado por el Dr. Miguel Cabeza pariente directo de Sara Cabeza ex esposa de Mario Marcelo Juarez Almaraz.

Estos contubernios de ricos y acomodados en un pueblo chico con un infierno grande se desarrollaron durante estos últimos años con el atento acompañamiento de los radicales en el poder y son los mismos que manipulan la justicia que juzga a Milagro Sala.

La lista de jueces correligionarios amigos del experto “llullakuna” Morales es muy larga asciende a 200 puestos entre 400 que existen en el poder judicial de Jujuy y se desconoce si estos nombramientos serán materia de investigación del poder judicial de la nación o callaran igual que muchos jujeños.

Lo cierto es que mientras está increíble realidad transcurre en la hermosa San Salvador, la supuesta justicia del lugar lleva a juicio al Coplero y su Caja, por rimar en contra de Morales.

Fuente: Resumen Latinoamericano/ Buenos Aires Informa.