Desde el Robert F. Kennedy Human Rights seguiremos monitoreando la situación y abogando por que se haga justicia en este caso.

LA ROBERT KENNEDY HUMAN RIGHTS (DDHH) PIDIÓ LA LIBERACION DE MILAGRO SALA

kerrykennedy-240-a

En una carta dirigida a la Canciller Susana Malcorra, Kerry Kennedy, Presidenta de Robert F. Kennedy Human Rights, señala que “el Gobierno Federal no puede deslindarse de la responsabilidad de poner fin a la situación arbitraria de la que está siendo víctima Milagro Sala por parte de la justicia provincial de Jujuy y por el contrario, debe proceder inmediatamente a dar cumplimiento a las resoluciones emitidas tanto por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.”


APU

 13 DICIEMBRE 2016

En una carta dirigida a la Canciller Susana Malcorra, Kerry Kennedy, Presidenta de Robert F. Kennedy Human Rights, señala que “el Gobierno Federal no puede deslindarse de la responsabilidad de poner fin a la situación arbitraria de la que está siendo víctima Milagro Sala por parte de la justicia provincial de Jujuy y por el contrario, debe proceder inmediatamente a dar cumplimiento a las resoluciones emitidas tanto por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.”

Una nueva voz se suma al pedido por la liberación de Milagro Sala. A continuación, reproducimos la carta de Kerry Kennedy, Presidenta de Robert F. Kennedy Human Rights, a la Canciller Susana Malcorra:

logorobertkennedyhumanrights

Su Excelencia Susana Mabel Malcorra
Ministra de Relaciones Exteriores y Culto República Argentina

REF: Situación de la defensora de derechos humanos Milagro Sala

Su Excelencia,

Tengo el honor de dirigirme a Usted en nombre del Robert F. Kennedy Human Rights en relación a la situación de la defensora de derechos humanos Milagro Sala, quien desde el 16 de enero del presente año se encuentra privada de libertad.

Como es de su conocimiento, el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria emitió la opinión 31/2016 el pasado 21 de octubre, en la cual concluyó que la detención preventiva de la activista Milagro Sala es arbitraria y violatoria de los estándares del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del cual Argentina es un Estado parte.

Asimismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ha hecho un llamado al Estado argentino para que dé cumplimiento a la resolución del Grupo de Trabajo y ponga fin a la detención arbitraria de Milagro Sala.

Al respecto, queremos añadir nuestra voz de preocupación sobre la arbitrariedad de la detención de Milagro Sala y hacer un llamado al gobierno argentino para que, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, proceda a su inmediata liberación.

Milagro Sala es una reconocida líder social que ha luchado por muchos años a favor de los derechos de los sectores más desfavorecidos de la provincia de Jujuy.

Esto le ha traído una serie de enemistades que han aprovechado su posición de poder para neutralizar su trabajo y desprestigiarla.

La criminalización de la protesta social y de manera más amplia, de la defensa de derechos humanos, es uno de los desafíos más grandes que enfrentan en la actualidad los y las defensoras de derechos humanos en nuestra región, y que afecta no sólo a la persona de la defensora sino a toda la comunidad por cuyos derechos ésta lucha.

En una sociedad realmente democrática, el Estado debe velar porque se respete la labor de defensa de los derechos humanos, aún cuando ésta implica estar en oposición con las autoridades públicas y cuestionar las actuaciones del Estado.

El Gobierno Federal no puede deslindarse de la responsabilidad de poner fin a la situación arbitraria de la que está siendo víctima Milagro Sala por parte de la justicia provincial de Jujuy y por el contrario, debe proceder inmediatamente a dar cumplimiento a las resoluciones emitidas tanto por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

No sólo la vida, integridad y libertad de Milagro Sala dependen de la actuación efectiva y oportuna del Estado, sino que la propia credibilidad y legitimidad del gobierno argentino quedan en entredicho si mantiene la postura de no dar cumplimiento a las obligaciones que en materia de derechos humanos le corresponden.

En consecuencia, solicitamos de manera respetuosa a Su Excelencia y a través suyo al Estado argentino, que proceda a la inmediata liberación de Milagro Sala.

Desde el Robert F. Kennedy Human Rights seguiremos monitoreando la situación y abogando por que se haga justicia en este caso.

Quedo a su disposición para cualquier duda o comentario que tenga.

Aprovecho esta oportunidad para saludar a usted muy atentamente,

Kerry Kennedy

Presidenta Robert F. Kennedy Human Right