Messi y Diego son tan grandes que hicieron lo mismo con Menotti que con Bilardo, o que con Basile, Sabella o Martino.

LA SELECCIÓN NACIONAL: EL PROBLEMA DE LA IDENTIDAD

Por Antonio Dominguez
messidiego-320-a

A diferencia de lo que hicieron Higuain y Palacio rematando afuera balones picando dentro del área, sin marcas y frente al arquero en la final del ultimo Mundial; Valdano y Burruchaga en el 86 corriendo de sus marcas y desde la mitad del campo…igual las metieron adentro.


Por Antonio Dominguez
NAC&POP
12/10/2016

Basile dirigió 3 Copas America.

Nos llevo a la final en las 3 y encima gano 2… sin Maradona.

Bilardo dispuso de Maradona para disputar también 3 Copas America, incluso hasta de local.

No nos pudo llevar a la final ni de una.

Cuando Basile se quedo sin Maradona y encima además también lo perdió a Caniggia, se quedo afuera del Mundial 94.

Maradona en cambio como sabe todo el mundo, lo llevo a Bilardo a 2 finales mundiales.

Y a diferencia de lo que hicieron Higuain y Palacio rematando afuera balones picando dentro del área, sin marcas y frente al arquero en la final del ultimo Mundial; Valdano y Burruchaga en el 86 corriendo de sus marcas y desde la mitad del campo…igual las metieron adentro.

quemefusilenhiguainyaguero-550-a

Esa es tal vez la mayor diferencia en la Selección entre Maradona y Messi.

Quienes los acompañaban en el campo a cada uno mas que quienes los dirigían.

Que por cierto el técnico tan táctico del 86, se comió 2 goles por dobles cabezazos en el área y de pelota parada en una final.

Messi incluso nos llevo también a 3 finales de Copa America cosa que Diego no pudo.

Y es que Messi y Diego son tan grandes que hicieron lo mismo con Menotti que con Bilardo, o que con Basile, Sabella o Martino.

Y ese es justamente el problema.

La confusión que ocasiona el creer que con ellos solos, o peor aun cuando no están esos 2 extraterrestres, podemos triunfar seguido con cualquier estilo.

Y entonces desde hace como 60 anos, desde aquellos casi 20 años gloriosos consecutivos de Guillermo Stabile; lo que casi nunca hay es una IDENTIDAD.

Constante.

Permanente

Definida.

Algo que en estos tiempos de calendarios apretadores y de cambios frecuentes de dirigentes y encima también de seleccionadores mas que Directores Tácticos, resulta mas imprescindible que nunca.

bauzabanner-550-a2

Que los jugadores nunca sepan con que nuevo “estilo” o librito se van a encontrar.

Ni si se van a poder adaptar a el.

Ni en cuanto tiempo.

Porque huelga decirlo, es sabido que los Maradona y los Messi que se adaptan rapido a todo, no son la regla sino la excepción.

Y ahí esta el otro caso notorio de Mascherano, jugando hace casi un lustro de ultimo en el Barcelona y en cambio teniendo que inventarle acá hace rato un doble 5, porque solo ahí en el medio no puede a este nivel ya jugar.

Hay problemas de dibujo y de tácticas colectivas?

Desde luego que si, muchas veces en función de estrategias de juego notoriamente equivocadas.

Pero el problema principal de solo 2 Copas America y 2 Mundiales en 60 anos hasta que llegue la próxima y habiéndolos tenido nada menos que a esos 2 extraterrestres a disposición; claramente es de IDENTIDAD.

El mismo problema que tenemos como país.

Ese hibrido brutalmente oscilante que con cada golpe de 180 grados del timón, nunca termina de saber para donde quiere ir.

El futbol al reflejarse en ella como el teatro de la vida que es, reproduce la ya mas que grieta abismo identitario de nuestro pueblo.

Desde aquellos lejanos 200 anos que ahora nos vienen a querer decir que fue la “angustiante liberación” de nuestros próceres y que luego el iluminismo importado rivadaviano, mientras como buen agente ingles, termino fusilando o enviándolos al exilio.

Lo que nos pasa en este país de combate y no de debate, al que nos llevaron desde siempre los mismos que importaron los Remington de USA para practicar tiro al blanco con los pueblos originarios mientras también como Rivadavia se autoproclamábanlos civilizados; lo había explicado muy claro y hacia mucho tiempo Schopenauer:

“No hay ningún viento favorable para el barco que no sabe a que puerto se dirige”

Solo son transitorios golpes de suerte que le da el océano de la vida, a aquellas mismas cáscaras de nuez con que llego Colon…sin saber ni adonde.

AD/