El peronismo no conspira, lucha junto al pueblo, por sus derechos, en paz, como oposición democrática, aunque les moleste.

UN PUEBLO LOGICO, HUMANO, SENSIBLE

Por Jorge Rachid

Los mismos que trasladaron ganancias por 20 mil millones de dólares a los grupos concentrados de la economía como exportadores de granos y mineras, se quejan ahora que no les cierra el año fiscal, culpando al no pago de tarifas de dicha situación. La lógica cartesiana de los economistas, choca con los sentimientos profundos del pueblo, que conserva en su memoria no sólo los 12 años de peronismo que distribuyó riquezas, sino también del dolor social de los 90 y la crisis del 2001

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
NAC/POP
30/8/16

1- Volvieron las consignas facilistas de los economistas, convertidos nuevamente en los supuestos garantes del futuro argentino, y pronunciando frases como “metas de inflación”, “subir el piso, bajar el techo”, “los riesgos país”, “las auditorías del FMI”, “ el cierre fiscal”, todas presentadas como prioridades absolutas, “ante el abismo”.

2- A esos latiguillos se agregan las permanentes menciones sobre el mérito, de “haber salvado al país” de una crisis mayor, que se requerían medidas quirúrgicas mayores, para amputar los males del populismo peronista, que estaban llevando al país al caos y que sino fuese por “ellos”, los economistas neoliberales, que fueron quienes en 8 meses arrasaron a los argentinos.

3- Es que la economía volvió a primar sobre la política, típico enroque neoliberal, donde la lógica del pensamiento dominante, vuelve a ser la especulación financiera, el cierre con los Mercados de capitales, el manejo del balance externo, la apertura de la economía, la inserción en el mundo de los empresarios y la postergación absoluta de las prioridades del pueblo.

4- Así se ufanan quienes apoyan al modelo neoliberal, desde el gobierno o desde la oposición “amable”, de que era necesario tomar las medidas profundas que han lastimado al conjunto del pueblo argentino.

Los mismos que trasladaron ganancias por 20 mil millones de dólares a los grupos concentrados de la economía como exportadores de granos y mineras, se quejan ahora que no les cierra el año fiscal, culpando al no pago de tarifas de dicha situación.

Una falacia.

5- Quienes quisieron hacer los deberes, alejando China de Cepernic, Kirchner y Atucha lll, para quedar encolumnados con EEUU, se encontraron con la firme y estratégica posición del gigante asiático, que impuso en sus contratos una cláusula de rescisión de 30 mil millones de dólares de compensación.

Recogieron los macristas, el barrilete y los yuanes comenzaron a ser la mejor moneda del mundo.

Un papelón internacional.

6- Pero en su afán de “relaciones carnales” se fueron a la Alianza del Pacífico como observadores, de ese tratado de libre comercio, que EEUU impuso a Chile, Perú, Colombia y México, que en 10 años llevó en esos países el Índice de Gini, relevamiento internacional de indicadores socio económicos de la población, aprobados en la UN, al peor escenario de Latinoamérica. Ahí va la Argentina macrista.

7- Abrieron los Mercados, liberando las importaciones, con lluvia de naranjas y dulce de leche de países lejanos, lechones de Brasil, baratijas de China, basura europea, comprometiendo gravemente las salud del trabajo en nuestro país, que ya ha visto retroceder sus índices de inserción en cientos de miles de trabajadores, en una destrucción de puestos, que impacta en el circuito virtuoso de la economía, al bajar el consumo, baja la recaudación, bajan las jubilaciones, bajan los salarios, fin último de los neoliberales en el poder.

8- Para justificar todas estas medidas recurren insistentemente a la “herencia recibida” como única muletilla explicativa, a la crisis que desencadenaron como objetivo concreto de lograr penetrar, con miedo, sus planes económicos exitosos. hasta ahora, con la complicidad de sectores políticos propios y ajenos, que los acompañan, no asi la calle y la protesta social encendida.

Papaargentino-320-Max

9- Ese divorcio entre pueblo y dirigencia, donde la lógica cartesiana de los economistas, choca con los sentimientos profundos del pueblo, que conserva en su memoria no sólo los 12 años de peronismo que distribuyó riquezas, sino también del dolor social de los 90 y la crisis del 2001. que esta vez no esperará la destrucción del país, siendo testigos de esta historia dramática.

La calle lo atestigua.

El gobierno en piloto automático, de órdenes recibidas off shore, no toma en cuenta que sus mandantes externos, quieren cambios profundos estructurales, desde la privatización de los Fondos Previsionales hasta las bases militares en la Triple Frontera y Tierra del Fuego, pero para lograrlo necesitan paz social, que este gobierno no les garantiza, por ineficiencia política.

De ahí que el futuro mismo del macrismo peligra más por la misma embajada, que por los embates de la oposición.

Los mayordomos, deben mantener la casa limpia y el macrismo no lo está logrando.

El peronismo no conspira, lucha junto al pueblo, por sus derechos, en paz, como oposición democrática, aunque les moleste.