La compañía de petróleo y gas Rockhopper anunció que sus reservas netas de petróleo se duplicaron a más de 300 millones de barriles.

LOS PIRATAS DE PARABIENES CON MACRI: LA BRITANICA ROCKHOPPER DUPLICÓ SUS RESERVAS DE PETRÓLEO EN MALVINAS

En noviembre pasado, Rockhopper acordó comprar Falkland Oil & Gas ya que con Macri Presidente existíeron indicios de que Argentina tendrá una postura más suave que con el peronismo, con ideas políticas distintas al de Cristina Fernandez de Kirchner que había amenazado con apoderarse de u$s 156 millones en activos de las compañías petroleras que intentaran realizar actividades propias de la extracción de petróleo. Expertos independientes observan allí un potencial de casi 1.000 millones de barriles.

Redaccion de NAC&POP

20/05/2016

Rockhopper es propietaria de más del 50% de dos yacimientos petrolíferos, Sea Lions (leones marinos) e Isobel Elaine, que ahora se estima que podrían contener reservas de 747 millones barriles de petróleo y gas, según la auditoría independiente que fue preparada por ERC Equipoise Limited (ERCE).

Rockhopper tiene una participación de 24% en estos yacimientos, pero esto aumentará a 64% una vez que termine su fusión con la compañía Falkland Oil & Gas, según la denominación en inglés de esa empresa isleña.

En noviembre pasado, Rockhopper acordó comprar Falkland Oil & Gas en un acuerdo de tipo all-share que valúa la exploradora en $ 87 millones de libras.

Estos informes fueron emitidos por Off Shore Energy Today y por Oil Price, dos medios especializados en la industria petrolera internacional.

En ambos se recuerda que, desde la política argentina, durante mucho tiempo, han prometido impedir la exploración y producción debido a que las Islas Malvinas, son motivo de controversia internacional por causa de la ocupación británica que, desde 1841, sólo se interrumpió brevemente (entre abril y junio de 1982) durante el intento del último gobierno militar de recuperar ese territorio.

Los mercados petroleros estiman que ahora existen algunos indicios de que Argentina tendrá una postura más suave al respecto, bajo un gobierno con ideas políticas distintas a otros que lo precedieron, según los analistas que informaron de esta duplicación de reservas de Rockhopper.

La adquisición de Falkland Oil & Gas por parte de Rockhopper fue anunciada un día después de la victoria, en segunda vuelta, del actual presidente Mauricio Macri, señalan los analistas petroleros.

También recuerdan que su predecesora, la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner, amenazó con apoderarse de u$s 156 millones en activos de las compañías petroleras que intentaran realizar actividades propias de la extracción de petróleo.

Rockhopper y Falkland Oil & Gas son dos de las compañías que estuvieron bajo la mira del gobierno argentino conducido por el peronismo.

Es de recordar que el tres veces Presidente de los argentinos, Juan Domingo Perón, tuvo y mantuvo una política muy activa en defensa de la soberanía argentina sobre las islas del Atlántico Sur.

Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores en Buenos Aires habían dicho que las compañías británicas enfrentarían una persecución jurídica y económica por lo que llamaban operaciones ilegales en territorio argentino.

Un fallo de marzo de 2016, emitido por la Comisión de las Naciones Unidas sobre los límites de la Plataforma Continental podría empeorar el conflicto ya que reconocieron una plataforma submarina para Argentina que incluía territorialmente a las islas.

La Comisión amplió el territorio marítimo argentino en el océano Atlántico Sur en un 35%, incluyendo a las disputadas Islas Malvinas y adyacencias.

Antes el Unasur había declarado al territorio de Malvinas y las islas adyacentes como patrimonio de Latinoamérica.

Los mandatarios latinoamericanos calificaron en su reunión de Paraguay como “anacrónica situación colonial en suelo americano” la presencia militar británica en Malvinas y aseguraron que lamentaban “la negativa del Reino Unido a reanudar negociaciones” con la Argentina.

Según este expresa el documento, las movilizaciones y ejercicios militares británicos en las islas Malvinas “vulneran resoluciones de la ONU” y de otros organismos internacionales.

La declaración expresa también su “rechazo a tal presencia así como el desarrollo de actividades unilaterales británicas” en la zona, así como “la exploración y explotación de recursos naturales renovables de la Argentina”.

La cuestión Malvinas coincide con la tesis establecida por Michael Klare acerca de que la tendencia se perfila hacia lo que el autor denomina “Guerra por los recursos” donde los recursos vitales se convierten en el eje para determinar la ubicación y empleo de la fuerza militar.

Si bien, en la actualidad, Argentina ya no trabaja desde la Defensa Nacional en términos de hipótesis de conflicto, la respuesta y el recorrido basado en el desarrollo por capacidades frente a la defensa de intereses vitales, aparece como una opción racional para la defensa de nuestros intereses, insiste Marcelo Gouman.

El ex ministro de Relaciones Exteriores Héctor Timerman reiteró durante su gestión que el gobierno argentino “quiere una resolución pacífica” del conflicto y que para lograrlo “está dispuesto a sentarse y negociar con el Reino Unido”.

Ahora con Mauricio Macri y su gobierno de “gerentes” cipayos, a los británicos se les hace “campo orégano” lo concerniente a Malvinas, enclave estratégico para dominar Antártida y la ruta natural al Pacífico para la entente EE.UU./Gran Bretaña/ Israel.

Pero Argentina no termina en el gobierno de la restauración oligárquica.

 

Fuente: Telam