Se viene el cepo de nombres como en 1955/La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, dio la orden de borrar cualquier mural con imágenes o frases de Néstor o Cristina.

EL MACRISMO ORDENÓ ELIMINAR LOS MURALES ALUSIVOS AL KIRCHNERISMO

La indicación de la ministra de Desarrollo Social y de los funcionarios de la nueva cartera es borrar particularmente los murales que contengan imágenes de la ex presidenta Cristiana Fernández de Kirchner o del ex presidente Néstor Kirchner. La decisión ya fue ejecutada por el Centro Integrador Comunitario (CIC) de la localidad de Arrecifes.

Ariel Spini

Infobaires24

10 de mayo de 2016

 

La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, dio la orden de borrar cualquier mural con imágenes o frases de Néstor o Cristina.

 

La indicación de la ministra de Desarrollo Social y de los funcionarios de la nueva cartera es borrar particularmente los murales que contengan imágenes de la ex presidenta Cristiana Fernández de Kirchner o del ex presidente Néstor Kirchner. La decisión ya fue ejecutada por el Centro Integrador Comunitario (CIC) de la localidad de Arrecifes.

 

Stanley llevó la persecución del macrismo a un nuevo horizonte.

 

El responsable del Centro integrador comunitario tapó el mural que se encuentra en uno de sus salones que, reflejaba simbólicamente a los trabajadores y la figura de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, los impulsores durante sus respectivos gobiernos de la creación de los C.I.C.

 

El mural del CIC de Arrecifes, había sido pintado por la prestigiosa artista plástica Ángeles Crovetto y su realización la había votado la asamblea del propio centro. Con la llegada de la nueva administración, el Subsecretario de Organización Comunitaria, Martín Fiorito, le solicitó a la propia artista que lo borrara. Frente al doble atropello, el de la persecución política y el desconocimiento del valor de una obra de arte, Crovetto se negó por lo que el mural fue directamente blanqueado con cal.

 

Los trabajadores del CIC repudiaron en las redes sociales el atropello que significa tapar la obra de un artista, así como la censura de toda manifestación política y de libre expresión.

 

Con la decisión de Carolina Stanley, el gobierno de Cambiemos avanza en una nuevo capítulo de persecución ideológica en contra del kirchnerismo. Con la orden política de borrar los murales que agradecen los doce años de gestión nacional y popular a Néstor y Cristina, los paladines del diálogo y el consenso vuelven a ser los protagonistas del silenciamiento de voces opositoras.