Los compañeros de las listas de Diputados y Senadores votan en contra del mandato de las bases. Así no se puede construir nada serio.

¿PARA QUE QUEREMOS PARTIDO, DIPUTADOS Y SENADORES SI DESPUES TRAICIONAN EL MANDATO POPULAR?

por Martín García

Con la misma naturalidad con que le pusieron sepultura a la economía argentina votando a favor del pago de la deuda a los fondos buitres con el pretexto razonable pero insuficiente de que “necesitan” asegurar la gobernabilidad, facilitándole al ejecutivo nacional sus votos en contra del futuro y la soberanía de la Patria, ahora siguen bajándose los pantalones ante la necesidad del Grupo Clarín de revertir la amenaza que pendía sobre su monopolio informativo, posición “dominante” avalada por el poder judicial, que es el primer poder que habrá que intervenir y democratizar a través del voto popular apenas se inicie el próximo turno nacional, popular, democrático y revolucionario.

Por Martín García
NAC&POP
07/04/2016

Es una gran decepción.

Los compañeros de las listas de Diputados y Senadores votan en contra del mandato de las bases. Si hubo una Ley consensuada en la comunidad, en las universidades, en los sindicatos de los medios, en las instituciones que lucharon por la Democratización de la Comunicación en Argentina, esa fue la Ley de servicios de Comunicación Audiovisual.

Te compran con los dineros de los fondos buitres, te compran con el dinero para gobernar las provincias, te compran presionándote con un “carpetazo” con la información “familiar” de los “servicios de inteligencia “de aquí y de la CIA; y terminan pasándose la voluntad popular de construir un sistema más justo para el pueblo y mas independiente para el proyecto de país que podríamos asegurar en el mundo internacional de hoy.

Volvemos a someternos al imperio y a sus grupos adherentes.

Vuelve a gobernar la oligarquía nacional y la internacional de la globalización con el aporte de los votos del peronismo.

Eso no es Perón y Evita, ni Néstor, ni Cristina, ni Rosas, ni Dorrego, ni Moreno, ni San Martín, ni Belgrano, ni Felipe Varela, ni Chacho Peñaloza, ni Güemes, ni Mosconi, ni Yrigoyen, ni Alfonsín, ni Ubaldini, ni los gremialistas asesinados, ni los chicos de la Noche de los Lápices asesinados, ni nada de nada.

Eso es rendición incondicional a las corporaciones, la oligarquía, el imperialismo, a través de los grises, miserables, hipócritas, cínicos, débiles, traidores miembros de la clase política del neoliberalismo, de los conservadores, de los grupos empresarios, de los usureros, de los agiotistas metidos en los supermercados, y aún, para nuestra vergüenza, de los diputados y senadores surgidos del peronismo.

Perón y Evita vomitan sobre ellos.

Eso es menemismo, entrega, traición y asco.

Se entregan a los que deciden si podemos emerger o debemos estar sometidos a la pobreza para cederles nuestros ingresos, o si debemos poder vivir de nuestro trabajo o salir a cartonear o a pedir por las calles, vender a nuestros hijos, prostituir a nuestras hijas para paliar el hambre.

Entregan a nuestros muertos, a nuestras banderas, a nuestra historia, a nuestras gestas.

A nuestros humildes,

¿Para que queremos listas de compañeros para que participen en las votaciones de 2017 como diputados y senadores del justicialismo, del peronismo, del Frente para la Victoria, de la renovación, si lo que van a hacer al primer “apriete” de estos miserables ladrones de guante blanco que ocupan el gobierno central, es terminar entregando hasta su madre?

Hay mucho que cambiar.

Debajo de la maravillosa década de 12 años ganada por nuestro pueblo y nuestra patria había esta camada de cucarachas, gusanos, y reptiles, escondidos bajo la alfombra roja esperando salir para basurearlo todo.

Hay que tomar nota y hacer otras cosas con otro tipo de compañeros.

Estos que votaron el pago a los buitres hipotecando el futuro de varias generaciones y destruyeron la Ley de Medios audiovisuales para satisfacer al Grupo Clarín y su omnímoda dictadura mediática, no sirven para nada.

Son una vergüenza para nuestra historia.

Vejan la memoria de los caídos.

¡Honor y gloria a los que se negaron a pagarle a los buitres en estas condiciones y se negaron a avalar los DNU que liquidaron la Ley de Medios de la Democracia!

Para un compañero no hay nada mejor que otro compañero.

¡Mujeres son las Nuestras!

¡Viva el Pueblo! ¡Viva la Patria!

¡Viva Perón, carajo!

¡Volveremos!

Fuerte abrazo.

MG/

 

N&P: El Correo-e del autor es Martín García <garciacmartin@gmail.com>