El genocidio mundial programado por la ONU / El Informe del grupo de expertos para reducir la población mundial / Una recomendación final / Abandonar la lógica contable y retomar la lógica de la vida /

FINAL FINAL DE LA NOVELA DE POLITICA FICCION “2.030 REVOLUCION EN USA” DE WALTER MOORE (APENDICES E INDICE)

Por Walter Moore

APENDICES: A) Los Informes del Coronel Appleton //  Ciudades y regiones al borde de la quiebra en USA y Europa / El ajuste llega a los países enriquecidos / Informes sobre aspectos monetarios y financieros globales / Sobre el origen de la Revolución Americana y el uso de divisas como forma de dominación /  Vivir bajo el poder invisible de los usureros / Informes sobre el devenir de la política internacional / El renacimiento ruso / La estructura de la Organización de Shanghái para la Cooperación /Informe sobre la situación política en Europa Occidental / La OTAN ingresa en una crisis terminal / La “Democracia Líquida” del Imperio Usurario / La Globalización se ha convertido en un camino sin salida / Se derrumba el Muro de Dinero / El Capitalismo Crepuscular

INFORMES SOBRE ALGUNOS ASPECTOS DE USA

CIUDADES Y REGIONES AL BORDE DE LA QUIEBRA EN ESTADOS UNIDOS Y EUROPA
Base de San Diego, California, 2 ENE 2011

Unas cien ciudades de EE.UU. podrían caer en default en 2011 y obstaculizar con sus millonarios incumplimientos la reactivación económica del país. Tampoco están a salvo las ciudades europeas.
Más de 100 ciudades de EE.UU. podrían quebrar este año porque la crisis de la deuda que afectó a bancos y países ahora amenaza con producir un colapso de municipios. Meredith Whitney, analista conocida por haber pronosticado la crisis crediticia mundial, ve a la deuda de los municipios como el mayor problema de la economía estadounidense, y un potencial obstáculo para su reactivación. “Después del tema inmobiliario, este es el problema más importante en EE.UU y definitivamente el mayor peligro para la economía del país”, dijo Whitney en el programa “60 Minutos” de CBS.
“No tengo ninguna duda de que veremos una avalancha de defaults de bonos municipales. Habrá de cincuenta a cien defaults considerables, o más. Esto significará cientos de miles de millones de dólares no cancelados”, agregó. Las ciudades y estados norteamericanos tienen deudas por un total de US$2 billones (millones de millones).
En Europa, se calcula que el endeudamiento público de ciudades y regiones alcanzará un récord de unos 1,3 billones de euros este año.
Desde Detroit hasta Madrid, diversas ciudades penan para pagarles a sus acreedores, entre ellos proveedores de servicios básicos como la limpieza de las calles. La semana pasada, la calificadora de crédito Moody’s advirtió sobre una posible baja en la nota de Florencia, de Barcelona y del País Vasco. Previamente, Standard & Poors’s le redujo la calificación a Lisboa. Las deudas de Nápoles y Budapest orillan la categoría “basura”, y la de Estambul ya la alcanzó.
Los estados de EE.UU. ya han gastado casi medio billón de dólares más de lo recaudado, y enfrentan un bache de US$1 billón en sus fondos de pensiones, se dijo en el programa de CBS, titulado “El Día del Juicio Final”. Detroit está achicando policía, iluminación, arreglo de calles y servicios de limpieza. En cuesta abajo desde hace 20 años con la decadencia de la industria automotriz local, la ciudad no genera suficiente riqueza para mantener los servicios para sus 900.000 habitantes.
El vecino estado de Illinois ha gastado el doble de lo recaudado y se atrasó seis meses en los pagos a sus acreedores. El estado tiene un 21% de posibilidades de default, más que ningún otro, de acuerdo con CMA Datavision. California aumentó los aranceles universitarios un 32%. Arizona vendió los edificios de su Capitolio y de la Suprema Corte a inversores, a quienes ahora se los alquila. También Florida, cuyo floreciente sector inmobiliario colapsó hace dos años, podría caer en default. Según Guy J. Benstead, socio de Cedar Ridge Partners, de San Francisco. “Es todo parte de lo mismo: el endeudamiento del sector público golpeó a los gobiernos centrales primero, y ahora está golpeando a los gobiernos municipales”, dijo Philip Brown, director ejecutivo de Citigroup en Londres.
En Europa, donde las ciudades tradicionalmente han dependido más de créditos bancarios y transferencias del Estado central que de bonos, los hábitos de financiamiento están cambiando. Las regiones españolas de Cataluña y Valencia emitieron deuda a sus propios ciudadanos después que los mercados financieros cerraron sus puertas debido a los altos déficits. La baja de la calificación del País Vasco que hizo Moody’s en diciembre lo dejó aún en “grado inversión” pero con la advertencia sobre “el rápido deterioro de la performance presupuestaria de la región”.
En Italia, tanto Moody’s como S&P amenazaron con reducir la nota de Florencia, mientras que Venecia se vio forzada en los últimos meses a poner en venta algunos de los palacios sobre sus canales para financiar el déficit. “Las ciudades están solas. Los gobiernos no irán en su rescate porque deben atender sus propios problemas”, explicó Andrés Rodríguez Pose, profesor de Geografía Económica de la London School of Economics. “Algunas ciudades deberán hacer recortes drásticos, como ocurrió en Detroit”.
La reducción del gasto de los estados y municipios de EE.UU., que representa un 12% de la economía del país, puede cortar hasta medio punto al PBI nacional en 2011, según Goldman Sachs. “Las gobernaciones y ciudades seguirán enfrentado considerables presiones presupuestarias”, escribió Andrew Tilton en la nota del 17 de diciembre. “El efecto retrasado de la caída de precios inmobiliarios y otros factores limitarán el gasto”.
Los precios de los inmuebles han caído casi 30% desde abril de 2006, según el índice Case-Shiller. Los estados tendrán baches presupuestarios de US$134.000 millones en el ejercicio 2010, según el Centro de Prioridades Presupuestarias y Política Pública de Washington. La recaudación fiscal de los estados está 12% por debajo de los niveles previos a la recesión.

Datos obtenidos de The Guardian y Bloomberg

INFORMES SOBRE ASPECTOS MONETARIOS Y FINANCIEROS
Dos informes del Instituto Argentino de Relaciones Exteriores
SOBRE EL ORIGEN DE LA REVOLUCIÓN AMERICANA Y EL USO DE DIVISAS COMO FORMA DE DOMINACIÓN
BUENOS AIRES, JULIO 2003
Después que España e Inglaterra se repartieran la dominación de los territorios norteamericanos, divididos por el río Mississippi, en la costa atlántica se instalaron las famosas 13 colonias de colonos ingleses que gozaron de una relativa independencia del Estado Inglés, y una fuerte tendencia a no pagar impuestos. Desde 1620 en adelante, se adoptaron diferentes formas de monedas para el intercambio interno y entre colonias linderas (la primera fue el tabaco), y se prohibía comerciar usando monedas de plata o de oro, porque por unas pocas moneditas los europeos se llevaban muchas mercancías.
En 1690 una de las colonias realizó la primera emisión de papel moneda en América y del Imperio Británico, y en los años siguientes varias colonias más emitieron su propia moneda. Eso duró hasta 1756, donde el Parlamento Británico prohibió la emisión de moneda en todo el Imperio y sus colonias, reservando ese derecho solamente al Soberano que empapeló a todo el mundo para financiar su guerra contra Francia.
Este uso obligado de la moneda británica, y el monopolio ejercido por la Compañía de las Indias Orientales, causó un colapso económico en las colonias, pues la balanza comercial, hasta entonces favorable a la producción colonial, se invirtió y por unos pocos papeles se llevaban todo lo que necesitaban, a lo cual se sumó un incremento de la carga de impuestos. En esa sangría económica se encuentran los detonantes de la Revolución Norteamericana, que tuvo su primera manifestación de fuerza en el asalto al barco británico que traía un gran cargamento de té, destruido por los colonos que luego fueron reprimidos por tropas reales. Estallada la revolución y constituido el Congreso Continental se autorizaron y realizaron en forma autónoma centenares de emisiones de moneda por las distintas ex-colonias.
Impuestos y emisión monetaria fueron los principales detonantes de la Revolución Norteamericana, muy lejos dentro del sistema de prioridades quedaron las aspiraciones abstractas de libertad e igualdad, mentiras instaladas por la Revolución Francesa impulsada por Inglaterra 15 años después, para destruir a la inteligencia, en manos de la aristocracia de ese país. Los derechos humanos no son una invención europea de entonces, sino una instalación real de los colonos norteamericanos.
DIFRENTES ESTRUCTURAS FAMILIARES EN EL NORTE Y EL SUR DE AMÉRICA
Lo sucedido hace bastante más de dos siglos, sigue teniendo total vigencia en los países al sur del Río Grande, con una diferencia importante: Mientras la colonización norteamericana se hizo con el desembarco de familias completas de europeos atlánticos, la invasión del sur americano por los españoles, por estrictas reglas impuestas por Isabel La Católica se hizo con hombres solos.
Esto tendría gran importancia en el futuro, pues mientras en América del Norte se estableció que la unión sexual con los pueblos originarios era objeto de repulsa social, en Sudamérica, era la única alternativa, pues en los hechos, no existían mujeres europeas con las cuales relacionarse. Esto dio origen a una raza criolla en la cual la discriminación prácticamente no existe. No sucedió lo mismo en Brasil, pues los invasores portugueses trajeron también sus mujeres, y la forzada inmigración de esclavos africanos, desarraigados de sus tradiciones y culturas, establecían una competencia desigual entre inmigrantes dominadores e inmigrantes dominados, que no sentían que tenían derechos históricos sobre estas tierras.
Estos acontecimientos de hace medio milenio hoy se reflejan en graves problemas desintegración social entre distintos orígenes étnicos, tanto en Estados Unidos como en Brasil.
Cuba y Tahití tienen estructuras poblacionales diferentes, y eso estableció también historias diferentes. En Cuba los pobladores originarios, de la etnia Tahina, fueron exterminados en los primeros cincuenta años de la invasión, entonces la clase trabajadora fue integrada por esclavos africanos, o sea que la clase criolla se formó con inmigrantes españoles y africanos. En Haití, también exterminaron a los pobladores originarios y los franceses los reemplazaron con esclavos africanos, que se rebelaron desde 1791 y tomaron el poder en 1804, conformando la segunda nación libre de la dominación europea en tierras americanas.

VIVIR BAJO EL PODER INVISIBLE DE LOS USUREROS
Vivimos controlados por la dictadura de un Poder Invisible, casi inasible que, sin embargo, logra que toda la gente viva pendiente de sus designios pues ellos se las han ingeniado para controlar el dinero, y a través del control del dinero controlan prácticamente a todas las actividades humanas.
Gracias a este mecanismo han logrado que la gente viva pendiente del pago de su tarjeta de crédito, de la espada de Damocles de sus hipotecas, del cambio alocado de precios y del achicamiento constante de sus ingresos y posibilidades de aumentar su prosperidad. Todo el mundo percibe, de una manera más o menos difusa, que lo que pueden hacer con el dinero que cada uno gana con su trabajo, depende cada vez más de los que deciden cómo funciona el dinero, mecanismo sobre el cual la ciudadanía no tiene la menor posibilidad de influir.
Son los bancos, y en especial las camarillas que manejan el banco central, los que definen los ciclos de euforia del “deme dos” seguidos por la inflación y la deflación, mecanismo ideados para transferir a los insondables cofres de los usureros, la riqueza que producen todos los trabajadores.
Así han vaciado los bolsillos de casi todos los ciudadanos, empezando por los más pobres, a los que han llevado en una lenta pero ineluctable marcha hacia la indigencia al destruir sus fuentes de trabajo, provocando las quiebras de las empresas, puesto que ninguna puede pagar los monstruosos intereses que el Gobierno Invisible ha decretado que debemos pagar, y para completar la destrucción del empresariado argentino han utilizado a las empresas multinacionales, que los usureros controlan accionariamente, y a las que le entregan financiamiento al 1 o 2% anual mientras nuestras empresas deben pagar el 60%. En 25 años de esta política han quebrado 166.000 empresas industriales en la Argentina, y con ella se ha destruido nuestra fuerza de trabajo y las organizaciones de trabajadores, transformadas de una organización para la lucha reivindicativa en una corporación de negociadores en términos liberales, o sea en beneficio de los dirigentes primero, y luego de aquellos que los votan para mantenerlos en sus cargos.
Los usureros no tienen la sola y loca aspiración de ser cada vez más ricos, no se conforman con eso. Ellos quieren tener un dominio total de la vida de todos los otros seres humanos, y tras siglos de perfeccionar su sistema lo han logrado.
Controlan la mayor parte de nuestros pensamientos, pues casi todos dedicamos gran parte de nuestra energía mental a pensar cómo vamos a sobrevivir el día que viene, el mes que viene, el año que viene. ¿Quien deja de estar preocupado, cuando no asustado, porque puede quedarse sin sus ingresos de un día para el otro, quien no lleva sobre sus hombros la carga de no poder ayudar a sus amigos o seres queridos, porque sus propios recursos son tan escasos que debe controlar su natural generosidad si quiere sobrevivir.?
Es así como controlan nuestra mente: nos obligan a pensar constantemente en lo que ellos han decidido hacer con nuestro dinero. Y esto es literalmente cierto, pues el dinero no es más que la representación abstracta de la riqueza real que surge de la producción de bienes, servicios y conocimientos, y por lo tanto representa lo que toda la sociedad genera y no lo que la ventanilla de un banco entrega . El dinero no es de los bancos, es del pueblo que crea la riqueza, los usureros se han apoderado de este bien común mediante leyes logradas corrompiendo a políticos y pensadores en todo el mundo para que los apoyen en esta estafa.
Así han logrado instalar una dictadura espantosa, que ha convertido a la mitad de nuestro pueblo en personas pobres porque transfirieron al exterior la riqueza que producimos mediante la fuga de divisas, porque destruyeron el Banco Hipotecario que nos brindaba hogares, porque destruyeron el Banco Industrial que permitía el desarrollo de las fuentes de trabajo, porque no han sido sino ellos los que han demolido a las cooperativas de crédito que hicieron florecer a nuestras pequeñas y medianas empresas.
Su enorme poder económico y su interminable capacidad para corromper personas les permitió llevar a cabo políticas que redefinieron el mapa político, social y demográfico de la Argentina, ellos, y sólo ellos son los que impulsaron las hiperinflaciones y otras políticas de incertidumbre colectiva que les permitieron imponer a personajes siniestros como el abogado Carlos Menem, que terminó la obra destructiva que comenzó con el General Aramburu, iniciador del programa de destrucción de la clase obrera organizada y de las estructuras de defensa de ingreso popular. También impulsaron al poder al General Onganía (encargándole la destrucción de las cooperativas de crédito y de la excelencia de la Universidad Argentina). Luego inventaron al General Lanuse, a cuya sombra se crearon los grupos de acción directa, estableciendo un movimiento de pinzas desde la izquierda y la derecha, destinada a voltear al último gobierno peronista para instalar una dictadura de una ferocidad tal, que todavía no nos hemos repuesto de sus efectos.
Esta camarilla de ladrones y criminales patrocinada por la usura internacional es la que se apoderó del gobierno en 1976, enlutando al país y a sus fuerzas armadas, obligando, en esos años de plomo, a emigrar a 3,2 millones de jóvenes argentinos, instalando una sangría de inteligencia y natalidad de la que da cuenta el sistema político sin cerebro que tenemos ahora y el censo de población del 2001 que dice que nos faltan casi dos millones de argentinos. Y esto lo logró el Poder Siniestro operando sobre la mente y el trabajo de los jóvenes, que ya no quieren tener hijos porque no tienen ni el espacio físico, ni el mental para criarlos.
Eso lo hicieron al mismo tiempo que destruyeron lo que quedaba del aparato productivo de la Argentina . Y sin trabajo no hay comida. Y cuando los niños van a la escuela por la comida, la educación comienza a ser algo secundario y eso abre la puerta al consumo adictivo de drogas y fútbol.
LA DICTADURA DE LOS USUREROS ES GENOCIDA
Esta Dictadura Invisible de los Usureros no es sólo siniestra porque han logrado armar un sistema crediticio e impositivo en el cual el cincuenta por ciento de todo lo que compramos sirve para pagar intereses (palabra que ha reemplazado la verdadera que es “usura”), sino porque ha reorganizado al Estado, al sistema productivo, al territorio, a la educación, a los medios de difusión y a todo el sistema económico financiero en base a un programa destinado a destruir al Pueblo argentino y a demoler a nuestra orgullosa Nación.
Actualmente 50 niños mueren por día por causas evitables, todas imputables a la miserable condición de vida a que la usura nacional e internacional nos ha condenado, en dos años la cantidad de niños asesinados por los Usureros en el Poder superan largamente la cantidad de desaparecidos por la dictadura militar. Esta cantidad de muertes de personas totalmente indefensas es infinitamente más grave que el asesinato de militantes que defendían esta Argentina que desaparece, pero que tuvieron alguna posibilidad de defensa o de escape.
Estos 18.000 niños asesinados por año por la miseria, no tienen ninguna posibilidad ni de defensa ni de escape. Mientras esta situación de exterminio pasivo de la infancia argentina no ocupe el 100% de las agendas de los supuestos “Defensores de los Derechos Humanos”, no puede pensarse otra cosa que estos “humanistas” son los encargados de tender una cortina de humo que señale a los genocidas del pasado para ocultar a los genocidas del presente. Y estos no tienen disculpa, pues todos los que asumen esta tarea son personas conscientes, disciplinadas e inteligentes, por lo tanto no pueden hacerse los distraídos ante esta realidad que se verifica con sólo recorrer las calles de nuestra ciudad para ver a los niños durmiendo en portales con sus familias tan destruidas que ya ni la angustia cabe en sus almas.
Ser “defensor de los derechos humanos” y no oponerse francamente al genocidio de los usureros es una burla feroz, cualquiera sea el cálculo que los que viven de eso hagan. ¿Donde están ahora los creadores de una CONADEP de la Usura? ¿Donde los defensores apasionados de la libertad humana que consiguieron que el Sistema los premie con un Premio Nobel? ¿De qué hablan cuando se reúnen los implacables reivindicadores de las libertades civiles) ¿porque no están reclamando a las autoridades Juicio y Castigo para los Genocidas?.
¿Será porque los niños que mueren son pobres y no sus parientes?, ¿o porque ingenuamente piensan que “a ellos no le va a tocar”?.
Ser usurero es una ignominia, pero hacerles el juego es algo peor.
IARE, Buenos Aires, noviembre de 2003

INFORMES SOBRE DEVENIR DE LA POLITICA INTERNANCIONAL

EL RENACIMIENTO RUSO
Repentinamente, Corea del Norte dejó de estar en la mira de nuestros Halcones, que también parecen haber olvidado repentinamente su lista de “Estados Terroristas”. Irán dejó de mencionarse como futuro país a invadir.
Todo el montaje de Guerra Psicológica se concentró en el arresto de Sadam Hussein, lo cual no parece haber significado nada en cuanto al aumento de su control sobre la resistencia iraquí, sino más bien todo lo contrario, e Irak fue perdiendo importancia en los medios del Poder.
Por su parte, el griterío amenazador de los halcones sionistas comandados por Sharon que insinuaban su intención de invadir y castigar a todos aquellos países linderos que apoyaran la causa palestina, se convirtió en un tímido murmullo, y calladitos, se dedicaron a construir un muro para impedir que los invadan a ellos.
¿Qué pasó en la política mundial que justifica un giro tan abrupto?
Un par de artículos de Joe Vialls, de octubre y noviembre de 2.003 iluminan el misterio de este cambio de actitud, y la verosimilitud de dicha información queda en parte confirmada por un artículo de Nina Khushcheva, de la New School University, titulado “Mientras Rusia dormía” relata que el Presidente ruso, Vladimir Putin, realizó una magistral jugada estratégica que culminó con el arresto de Mikhail Khodorkovsky (factotum de la gigante petrolera Yucos, la más importante empresa del país que hoy es el segundo productor mundial de petróleo y gas).
La movida, destinada a expulsar a los norteamericanos del Hemisferio Oriental, colocó a los fanáticos sionistas en una situación de derrota bélica e incrementó la incertidumbre económica del inviable Estado de Israel, y también saca a los usureros de Wall Street del negocio petrolero mundial controlado por “Las Hermanas”, con quienes Rusia parece haberse aliado.
¿Cómo fue la jugada estratégica?
Paso por paso, el ex director de la KGB para Europa Oriental, una vez en el gobierno, reconstruyó el poder de su gigantesco país, rifado por el idiota útil de Gorbachov y el borracho Yeltsin, pero cuya desastrosa actividad política dejó un saldo positivo: la desarticulación de la máquina de impedir en que había convertido la gigantesca burocracia del Estado Soviético. Al mismo tiempo Rusia dejaba atrás, en la corta memoria histórica actual, la imagen negativa de “cuco comunista” que montaran durante medio siglo los sistemas de guerra psicológica del Imperio Occidental.
Putin organizó su poder interno, reestructuró las fuerzas armadas y el sistema de producción y desarrollo bélico de su país, permitió que las multinacionales le reorganizaran su sistema de producción petrolera y le abrieran los antes vedados mercados occidentales y todo lo hizo sin el menor alarde de la resurrección rusa, sino por el contrario, fomentando una imagen de debilidad y decadencia, al mismo tiempo que establecía una formidable coalición con aquellos que percibieron que el Imperialismo Internacional del Dinero era su sustancial enemigo: China, el Vaticano y naciones islámicas decisivas en el Medio Oriente, tales como la árabe Siria y la no-árabe Irán, todas amenazadas por la alianza del establishment sionista-anglo-norteamericano que necesita desesperadamente apoderarse del petróleo de esa región para cubrir sus economías quebradas por la destrucción de sus sistemas productivos gracias al poder entregado a los usureros (llamados eufemísticamente “Los Mercados”), que tienen en marcha un programa para destruir a la mitad de la Humanidad mediante la miseria, eliminar a todas las religiones y disolver a todos los Estados nacionales para imponer la hegemonía de su poder escondido detrás de las Naciones Unidas .
Putin les “dio cuerda” a estos sectores aprovechando sus mayores debilidades: su avaricia, voracidad y falta de escrúpulos para aprovecharse de los más débiles. Fingiendo ser uno de los suyos (inclusive se comenzó a hablar del G 8), hábilmente los incitó a embarcarse en la aventura de Afganistan, y luego a invadir otra vez a Irak, de donde papá Bush se había retirado oliendo el peligro. Esta operación destinada a que el sector sionista del gobierno norteamericano se quedara con el patrimonio empresarial y petrolero de los iraquíes, ha tenido un fenomenal costo en prestigio para Estados Unidos, que muestra grotescamente como su país involuciona rápidamente de única superpotencia a país quebrado , de Paladín de la Democracia a Estado policíaco, de liberador a opresor inmisericorde, de vanguardia tecnológica a país desindustrializado, todo eso logrado gracias a una política, que parece más destinada a demoler a ese país que ha sostener un imperio mundial.
Aprovechando estas debilidades, Putin logró que las fuerzas armadas anglonorteamericanas se empantanaran en una zona explosiva, haciéndoles creer que el petróleo de la región estaba a su disposición, que podrían llevarse el petróleo de Irak, de Kuwait, de Rusia y también el de Iran y finalmente el de Arabia Saudita. Objetivo que, de haberse logrado, dejaría a Europa (ya al mundo entero) en manos de ese grupo, obedeciéndolo o muriendo de frío y sin energía, gracias a la política de desmantelamiento de sus programas de generación energética basada en energía nuclear, (otra victoria de la guerra psicológica librada bajo el título de “ambientalismo”).
La anexión de Irak era el primer paso, pero hasta que esto funcionara a pleno, este grupo podría obtener el “cash” que brinda la venta de petróleo, gracias al petróleo ruso del Mar Caspio que sería gentilmente llevado hacia Israel mediante el gran oleoducto que la Yucos estaba realizando. El Estado de Israel, con el dinero obtenido de los bolsillos norteamericanos y de resto del mundo saqueado por los usureros, se había convertido en una verdadera fortaleza. Sus fuerzas armadas se sentían invulnerables gracias a que habían logrado desarrollar una consistente capacidad nuclear fabricando sus propios explosivos atómicos, obtenido los portadores de estos explosivos con el regalo de proyectiles norteamericanos del tipo Harpoon que pueden lanzarse desde tierra o desde submarinos alemanes tipo Delphin, también donados por sus fabricantes gracias al chantaje permanente montado gracias a la “Industria del Holocausto”. Para prever cualquier reacción de los países árabes ante la invasión a Irak atacando a Israel, su gobierno, usando los canales adecuados, amenazó con un ataque nuclear a Damasco y Teheran. La CNN, Reuter y el aparato de difusión del Imperio Global ya aseguraban la victoria y un rápido avance hacia el control mundial.
Este sueño (que acariciaba las noches de estas elites siniestras), tuvo un abrupto despertar. El petróleo iraquí que debía llegar a raudales hacia los depósitos de New Rótterdam (Haifa) en la costa israelita, no pudo correr por los oleoductos volados por la resistencia iraquí (seguramente apoyada por la inteligencia rusa), y por los mismos motivos tampoco puede llegar a los puertos de Turquía, ni a los puertos saudíes del Golfo Pérsico. La “Operación Sheckhmah” o “Iraqi Freedom” (ver informe de Joe Valls) se desmoronó. Pero la última esperanza se disolvió con el arresto del agente sionista ruso Khodorkovsky, cuyo destino cambió desde ser el hombre más rico de Rusia a pasar entre 40 años de cárcel u obtener la pena de muerte por traición a la patria.
Hecho esto, es cuando Putin muestra su verdadero poder. No sólo desmanteló a la banda que se había apoderado de la empresa Yucos, sino que avisó que sus vectores P270 Moskit (designado por EE.UU como SS-N-22 Sunburn, que se pueden lanzar desde camiones en tierra, desde barcos, submarinos y aviones Sukoi 27, transportando una bomba nuclear de 200 kilotones (un poder similar a unas 5 bombas de Hiroshima) a 2.400 kilómetros por hora (Mach 2,2), a una distancia de 150 kilómetros y a una altura de 18 metros, (indetectable por el radar), y cuyo impacto destruye instantáneamente a cualquier portaaviones y por supuesto, a cualquier ciudad) se encontraban emplazados en: Una pequeña flota rusa en el Océano Indico capaz e destruir en minutos a toda la flota norteamericana, las flotas chinas y rusas del Pacífico (la entrega pública de 100 Moskit definió una nueva relación entre ambas potencias), en un collar de bases rusas y chinas que envuelven a todas las bases norteamericanas en el Medio Oriente y fundamentalmente en camiones apostados en las cercanías de Teheran y Damasco, con lo cual un ataque israelí con los lentos Harpoon tendrían una demoledora respuesta inmediata, eliminando a todas las mayores ciudades de Israel.
Como si esto fuera poco, Rusia dejó conocer la existencia de un arma aún más perfeccionada, el designado SS-N-25 “Onix”, con un alcance de 200 kilómetros, pero que vuela a una velocidad de 3.360 km. por hora, a una altura todavía menor (unos 13 metros). Su ventaja estratégica reside en que no necesita un explosivo nuclear para destruir un portaaviones de última generación, sino que el mero impacto con una carga perforante común en la nariz de sus 2,7 toneladas, con la enorme velocidad final de 738 metros por segundo puede vaporizar las 43.000 toneladas de estos buques, sin generar una respuesta nuclear como represalia, pues se trata de “un arma convencional”.
Cuando este secreto se reveló, algunos grupos en estado de pánico, comenzaron a lanzar amenazas de usar los proyectiles intercontinentales de la 3ra. Guerra Mundial, reviviendo la escalada nuclear. Serenamente, Putin también les advirtió que mantiene una cantidad significativa de misiles intercontinentales SS 19, que no estaban contabilizados porque no se encontraban emplazados en el momento en que se comenzó el desarme.
El mensaje de Rusia y China a los grupos de poder de Estados Unidos y Gran Bretaña y a los agresivos sionistas israelíes (que son los mismos que manejan al FMI, a la Reserva Federal de Estados Unidos, al Banco de Inglaterra y al Banco Central Europeo) es claro: De ahora en más, tendrán que retirarse del Hemisferio Oriental.
El poder omnímodo de la Usurocracia Internacional ha encontrado un oponente. El Imperio Global, súbitamente se ha convertido en el Imperio Semi Global.
Si trabajamos para cortarle el acceso al Hemisferio Sur , quedará convertido en un Imperio Cuarto Global, y si constituimos la Unión Sudamericana (y no esta parodia del Mercosur) podremos comenzara a hablar de igual a igual.
Es hora de cambiar, no de mejorar, porque el mundo cambia, y cambia velozmente.
Carlos Uriburu
Question Latinoamérica
Buenos Aires, 18 de diciembre de 2003
LA ESTRUCTURA DE LA ORGANIZACIÓN DE SHANGHAI PARA LA COOPERACIÓN

La Organización de Shanghai para la Cooperación (OSC), en la práctica de la cooperación internacional, es una entidad única. No es un bloque militar, ni instrumento tan solo de integración económica. Desde su momento de fundación en 2001 está formado por Rusia, China, Kazajstán, Tayikistán, Kirguisia y Uzbekistán. Desde el mismo inicio la organización se ha mostrado como un foro óptimo para resolver cuestiones de la estabilidad, seguridad y desarrollo económico en todo el espacio del que es responsable dicha organización. Y este no es pequeño.
El territorio total de los estados miembros de la organización abarca el 60 % de Eurasia con una población de un millardo y medio de personas. En la discusión de problemas de actualidad toman parte los países observadores: Afganistán, India, Irán, Mongolia y Pakistán. Los expertos destacan que últimamente muestran interés por el diálogo con la organización sus vecinos regionales: Turquía, Azerbayán y Vietnam. De manera que la influencia de esta organización relativamente nueva va en aumento.
Uno de los temas clave de la décimotercera cumbre de la OSC en Bishkek fue el tocante a Siria. Todos los países miembros de la organización se pronunciaron unánimemente por una regularización pacífica del conflicto sirio y en esto respaldaron los esfuerzos de Rusia, lo que se refleja en la Declaración de Bishkek, puntualiza Alexéi Máslov, experto de la Escuela Superior de Economía:
–Esto patentiza que la OSC se posiciona con precisión en el mundo exterior. El gran bloque se manifiesta en mancomún contra la intromisión en los asuntos internos de los países.
El latente conflicto en Afganistán también fue un tema de la agenda. La discusión hizo hincapié en la formulación de enfoques generales en la lucha contra la delincuencia transfronteriza, el terrorismo y la amenaza narcótica.
En la Declaración de Bishkek también se expone la postura de la organización sobre la situación en Irán, Corea del Norte y el problema del escudo antimisiles en Europa. La parte económica de la agenda de la Cumbre se basaba en dos iniciativas esenciales: la propuesta rusa de crear un fondo de desarrollo, en otras palabras, de la cuenta especial de la OSC, y en la china referente a la fundación de un banco de desarrollo de la organización. El papel de tal banco fue destacado por el presidente ruso:
Dijo Putin: “Como un ejemplo positivo de la cooperación multilateral, realzaré la actividad de la Asociación Interbancaria de la Organización de Shanghái para la Cooperación. Esta hace un aporte de peso al apoyo de proyectos infraestructurales conjuntos, a la implantación de tecnologías ahorrativas de energía, a la ampliación de saldos recíprocos en divisas nacionales.”
En el foro continuó la discusión de los temas de la cooperación en la esfera del transporte, energética, salud pública, turismo y educación.
La cumbre puso de manifiesto la viabilidad de la organización, dijo el experto del Instituto de Investigaciones Estratégicas Azhdar Kúrtov:
-Ella, la Organización, cuenta con importantes éxitos en la elevación de su prestigio, en la acumulación de experiencia de su actividad, en la realización de planes y proyectos concretos en diversos vectores de la cooperación.

Mijail Áristov, Anna Forostenko
De LA VOZ DE RUSIA

INFORME SOBRE LA SITUACION POLÍTICA EUROPEA
Los desórdenes callejeros en Francia tienen como trasfondo la profunda crisis económica, que cambia radicalmente la realidad de una riqueza constantemente incrementada a partir de la finalización de la Segunda Guerra Mundial.
La aplicación de las recetas del FMI de “ajustar” (léase “achicar”) sus economías tienen sus repercusiones en “la víscera más sensible, el bolsillo” de su población, que reacciona saliendo a las calles a quemar autos.
En este esquema se incluyen las políticas conservadores del presidente Nicolás Sarkozy, pretendiendo reducir el déficit estatal en un momento en el cual se cierne sobre su país una gran depresión, estrategia que no hace más que agravar los problemas económicos de su país. Francia tiene un déficit fiscal del 8% anual, a lo que se agrega un déficit comercial de € 4.900 millones, ocasionado fundamentalmente por la importación de petróleo.
No están solos. A su vez, Inglaterra con un déficit fiscal del 10,1% de su PBI toma medidas “de austeridad” que dejarán a 490.000 empleados públicos sin trabajo y se estima que expulsará a una cantidad igual de empleados por el sector privado.
El recorte de la edad jubilatoria ha generado una reacción en las calles francesas (que movilizó también a jóvenes que ni piensan en jubilarse), manifiesta que el problema jubilatorio no es nada más que la parte superior del iceberg de los errores económicos fomentados desde las usinas del monetarismo, que promovieron el “dinero fácil para hoy, y mañana veremos”. Y el mañana se hizo, finalmente, presente.
Mientras las grandes corporaciones instaladas en los enriquecidos países del Atlántico Norte, sacaban sus industrias de los países madre, para instalarlas donde pudieran obtener mayores beneficios gracias al pago de menores salarios, se privaban de distribuir este dinero en sus propios países.
Es así como el déficit comercial de la Unión Europea con China crece constantemente, llegando a 71.000 millones de euros en el primer semestre de 2010.
China trabaja y Europa consume. Esa es una situación insostenible en el tiempo, y la prueba es que la economía francesa entra en recesión por primera vez desde hace 15 años. Esta crisis se refleja en la opinión pública. Encuestas de opinión difundidas esta mañana por las cadenas informativas iTelé, France24 y BFMTV, dieron cuenta del firme apoyo (un 69 por ciento) de la población francesa a huelgas y actos de repudio a las reformas a la legislación de jubilaciones.
Las simpatías de los ciudadanos por el movimiento social que arrancó en junio pasado y cobró mayor dinamismo en septiembre y octubre, conservan sus altos niveles, aún cuando hoy gozan de un período de vacaciones escolares de 10 días.
Este proceso llegará a conmover a todos los países de la Unión Europea, según apreciaciones de Wilhelm Hankel, un reconocido experto alemán en materia de finanza, cuestiones monetarias y economista de formación clásica, para el cual la actual crisis es el resultado de las manipulaciones políticas ejercidas por la poderosa oligarquía y las castas que gobiernan dentro de la Unión Europea, confirmando el carácter antidemocrático de sus tomas de decisión, pues no consultan al pueblo europeo de sus acciones.
Hankel establece una similitud entre la crisis actual con lo sucedido en el siglo pasado, “cuando los alemanes sufrieron dos inflaciones, perdieron sus ahorros, su futuro ya no estaba garantizado, sus pensiones les fueron confiscadas. Y lo más importante es que la sociedad toda se vio modificada. La joven democracia de la República de Weimar fue bruscamente reemplazada por una dictadura de la desesperación. Es así como hay que ver las cosas. Una parte del pueblo escogió la dictadura de izquierda, la dictadura comunista, y la otra, la burguesía, escogió la dictadura de derecha. Pero yo estoy convencido de que muchos no habrían optado por ninguna de las dos si su situación económica hubiese sido satisfactoria.”
Para Hankel las políticas estatales “para ayudar a los Estados” no existen, pues no se está ayudando a los Estados sino a los bancos que tomaron ese dinero de los países que enfrentan dificultades. La ayuda, en realidad está destinada a un sistema bancario que se metió en negocios poco serios e indujeron a los Estados a poner en práctica una política financiera poco seria.
Hankel afirma: “Nosotros sospechamos que la clase política alemana ha perdido todo contacto con los problemas e inquietudes del pueblo, y es por eso que mencionamos esa idea en el primer párrafo de nuestro anuncio. Se trata de un fenómeno peligroso. La democracia vive en la medida en que el gobierno defiende los intereses del pueblo. Pero lo que está defendiendo aquí son los intereses de los bancos, los de los burócratas de la Unión Europea, quienes defienden sus propias prebendas. Ellos no viven para Europa sino de Europa.” Y luego denuncia que “Es Francia quien está detrás de este golpe de Estado de la Unión Europea. Pues cuando analizamos las cifras, podemos comprobar que Francia está casi en la misma situación que los países que están pidiendo la ayuda” .
LA REBAJA DE LA EDAD JUBILATORIA EN FRANCIA
Es parte de la estrategia del presidente Sarkozi para bajar el déficit fiscal, pero existe un problema estructural que no se resuelve haciendo trabajar un par de años más a los que están legalmente registrados. La verdad es existe un cambio en la pirámide de población de los países europeos.
La gran expansión europea en el siglo 19 fue posible porque Europa había ganado la “carrera demográfica” a los otros continentes, al crecer tanto la cantidad de niños vivos como el alargamiento de la edad de defunción. Hoy sucede todo lo contrario. Los países empobrecidos tienen un rutilante crecimiento demográfico y busca recuperar algo de la prosperidad que les fuera arrebatada por los países enriquecidos, mudándose a ellos. Pero gran parte de estos inmigrantes no son reconocidos como ciudadanos plenos, por lo tanto ni ellos, ni sus patrones aportan al sistema jubilatorio, que administra el Estado.
El problema humano y social del trabajo se ha convertido en una ecuación financiera, y como cada vez que se impone a la población este tipo de abstracciones, se produce un estallido. Esta situación está agravada porque un grupo de delincuentes financieros se ha apoderado del dinero sacado a los trabajadores con el cuento de que se lo devolverán cuando sean viejos, y lo han utilizado para que las grandes empresas, se apoderen de las empresas formadas con el trabajo de generaciones, como ha sucedido en el caso de las empresas de servicios públicos.
El actual sistema jubilatorio fue estructurado en base a una idea de constante progreso y estabilidad económica, pero se encuentra que en el siglo 21 existen cambios estructurales en la creación de riqueza, los cuales no permiten predecir que los países enriquecidos sigan conservando los mismos privilegios que en los dos siglos anteriores.
La actitud de despectiva superioridad que asumieron habitantes de los países enriquecidos ante los pobladores del Tercer Mundo, son la rémora de un pasado que no volverá.
Sacramento, 22 de octubre de 2010

Fuentes:
www.prensa-latina.cu, www.europapress.es/internacional- es.reuters.com -www.cnnexpansion.com/economia
sistemadigital.org – www.logisticaytransporte.org

LA OTAN INGRESA EN UNA CRISIS TERMINAL
En la última reunión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, realizada en Portugal, el sistema aceptó que está en crisis, y despedirán a 4.000 empleados disminuyendo su dotación actual de 13.000.
No es menor la crisis que enfrenta a los intereses de los países continentales europeos con su principal aliado, conductor y financista de la organización, Estados Unidos, ahora rival en mercados que se estrechan. Ante su debilitamiento, los europeos empezaron a recordar que ellos humillaron a Europa después de derrotarla en la Segunda Guerra Mundial, y ahora aumenta la reticencia de los países europeos a acompañarlo en aventuras imperiales de dudoso rédito.
En la reunión de Lisboa, los dirigentes europeos tomaron conciencia de que las hipótesis de conflictos que hoy puede manejar la OTAN son completamente inadecuadas para una organización de ese porte y con el tipo de armamento que han acumulado durante décadas.
Al terminar, declaran que sus enemigos son el “ciber-terrorismo” y los mini atentados terroristas. Dos actividades que en todo el mundo se controlan con organizaciones policiales, no con un monumental despliegue de tanques, aviones, barcos, misiles y tropas. Esta hipótesis, creada al otro lado del Atlántico, se utilizó para hacer desaparecer las garantías individuales, instalando sistemas de espionaje que acercan a ese país al descripto por George Orwell en su libro “1984”. El Gran Hermano que ya está instalado en la “Cuna de la Libertad”, ahora desplegará su sombra sobre todo Occidente.
Víctimas de sus propias mentiras, los europeos se niegan a aceptar que sus enemigos no están afuera, sino adentro de sus países. No quieren asumir que los que están desbaratando sus Estados no son siniestros comunistas o terribles islamitas, sino los bancos que operan en sus propios países, y que, con la fantasía de un Estado Europeo, han acumulado un poder que supera al de cualquier Estado nacional de ese Continente.
Hoy, el enemigo central de Europa, es la Usurocracia Dominante, una enorme estructura que la Iglesia Católica denominó Imperialismo Internacional del Dinero. Son los inmensamente ricos los que están demoliendo a sus naciones, una por una, empezando por las más débiles, con la finalidad de consolidar su poder apátrida.
Y eso no se arregla con una Fuerza de Intervención Rápida, sino con un dramático cambio político e ideológico de su dirigencia, que imposibilitada de asumir esa realidad, insiste en girar hacia la derecha internacionalista.
La infantería que utiliza el Poder del Dinero, convertido en el principal enemigo de la Humanidad, son los medios de difusión masivos, manejadas por empresas sometidas a los intereses de la plutocracia dominante, pues su principal ingreso proviene de la publicidad que les entregan las grandes empresas.
La Usurocracia que ahora ataca a los países de la OTAN, no usa cañones, sino intereses punitorios. Sus tropas no usan tanques, sino limosinas, no tripulan bombarderos, sino que se desplazan en jets privados. Sus altos mandos no salen de academias militares, sino de universidades de elite. No trabajan en cuarteles sino en instituciones con formas de catedrales antiguas o torres de cristal ubicadas en los mejores barrios de las capitales nacionales.
Utilizan un tipo de bomba neutrónica, que sin explotar, elimina a las personas pero deja en pie los edificios de las fábricas quebradas. Dispone de un arsenal de armas químicas que destruye a la juventud de los países atacados, usando cocaína, heroína, alcohol, y con eso ganan dinero, porque los delincuentes que fabrican y distribuyen esos venenos, cobran en efectivo y los bancos se ocupan de lavar ese dinero, para legalizar las fortunas generadas por los reyes de la muerte, que superan largamente el PBI de países importantes.
También, la fuerza de ataque usuraria, diezma a poblaciones enteras privándolas de sus casas y de comida nutritiva, gracias a sus divisiones de saqueo inmobiliario y desabastecimiento alimentario.
La “guerra de nervios”, que instala temores infundados, se usa para mantener a las personas con un alto grado de estrés, lo cual disminuye las defensas físicas y no les deja la energía que se necesita para reflexionar sobre lo que sucede en su entorno.
El sistema estratégico empleado por el sistema financiero globalizado es similar al que usan los Imperios en sus invasiones. Experimentan tácticas bélicas en escenarios débiles, para luego aplicarlas con enemigos más fuertes. También en Europa empiezan por los más débiles, como Grecia e Irlanda, pero España e Inglaterra están dentro de los planes de guerra, y rendir a esta última será una gran victoria, pues la City londinense está considerada como el Vaticano del Dinero, no importa, pues ahora recurrirán a su larga historia con China, y a los secretos que esconde Hong Kong.
La Guerra de los Bancos contra la Humanidad se despliega también en la otra orilla del Atlántico Norte. La feroz crisis que padece nuestro país, no se debe a un ataque exterior, sino a la presión que la plutocracia dominante puede ejercer sobre el gobierno, obligando a destinar enormes masas de dinero para salvar a los bancos que habían estafado a toda la Nación con los derivados financieros, en especial la especulación con las hipotecas, que al final han dejado sin casas a grandes masas de norteamericanos.
Es el dinero del Estado destinado a los “rescates a los bancos”, es el que no se volcó al sistema productivo, y eso es lo que dejó a tantos otros sin trabajo. Situación muy difícil de arreglar, porque no es sencillo disminuir violentamente la calidad de vida, y hacer que vuelvan a fabricar bienes una población se ha capacitado para trabajar en el campo de los servicios. Ahora podrán comprobar que estos no crean riqueza, sino que, en el mejor de los casos, mejoran la capacidad de crear riqueza de los que producen bienes.
Edwald Spengler, en 1918 se adelantó un siglo al anunciar la “Decadencia de Occidente”, hoy es posible comprender como pudo preverla: observó la importancia política que cobraba la usura, y siempre, a lo largo de la Historia, este sistema terminó en colapsos económicos, guerras y hambrunas. Por eso estuvo proscripta por la Iglesia Católica y aún lo es por el Islam.
Además, Europa hace rato que claudicó culturalmente. La usina de ideas europeas se cerró después de la Segunda Guerra Mundial, la pujanza demográfica del siglo 19, que les permitió expandirse por todo el planeta, se ha convertido en descenso de la natalidad de las etnias europeas, solamente compensada por la inmigración extranjera, especialmente la proveniente de África, que está creciendo desde hace décadas. Y para colmo, a pesar de las medidas represivas puestas en marcha, la llave de estas migraciones no se encuentra en sus países, sino en los de la costa mediterránea del África, lo cual le ha permitido al presidente Libio pedir 5.000 millones de euros por año, para cerrar ese flujo migratorio.
Los europeos prefirieron quedarse con ese dinero y Gadafi predijo que “entonces, Europa será negra”.
La elite europea no podrá tampoco seguirse atribuyendo el rol de guardianes de la moralidad, pues no pueden disimular ante el mundo su complicidad en el saqueo de Irak, Kuwait y Afganistán, en su indiferencia hacia Palestina y el apoyo para destruir la unidad de Yugoeslavia. Deben cargar también con la descarada intervención en los países de Europa Oriental tras la caída de la Unión Soviética, a lo cual debemos sumar la memoria viva en el Tercer Mundo sobre el multisecular saqueo del cual surgieron los recursos, con los cuales construyeron una prosperidad europea, que ahora comienza a diluirse.
Así que, entre el presente el saqueo bancario, y la muy posible demanda de facturas históricamente impagas, es casi imposible que Europa pueda sostener su posición dominante. Y ante este acoso, tampoco servirá de nada lo que pueda ofrecer una OTAN decadente.
Washington DF, 23 de noviembre de 2010

LA “DEMOCRACIA LÍQUIDA” DEL IMPERIO USURARIO
Nos preguntamos ¿qué ha sucedido con el sistema político actual, con partidos sin dirigentes, ni programas y dirigentes sin partidos, ni bases de apoyo?.
Sucede que estamos a una nueva de etapa de desarrollo de la “Democracia Líquida”, planeada por el Imperio Global para sus colonias en el siglo 21.
Al terminar la Segunda Guerra Mundial, y trasladar la sede central del Imperio Global de Londres a Washington, se necesitaba hacer un cambio estructural en el sistema de explotación colonial.
Este cambio debía presentarse como un aspecto superador de la dominación colonial basada en el sistema aristocrático del imperialismo tradicional, con sus virreyes y gobernadores elegidos en la sede imperial.
El control imperial había pasado desde la aristocrática Londres a la burguesía que integra el complejo militar-industrial de Washington (los bancos serían los mismos en ambas sedes). En consecuencia debería encontrarse un sistema de dominación efectivo con la apariencia de la democracia “a la francesa”, impulsada desde Londres en el siglo 18 para debilitar a su tradicional enemigo: Francia, logrando que los “revolucionarios” liquidaran en la guillotina a toda su elite intelectual.
Nada más lejos de la democracia de la Revolución Americana, la de Hamilton, que en Europa sería sustituida por la de Adam Smith y David Ricardo, escribas elegidos por el Barón de Rothschild para dar sustento teórico a lo que la Iglesia Católica designaría, un siglo después como Imperialismo Internacional del Dinero.
La estructura territorial y social de Norteamérica era más fuerte que la de Inglaterra en el largo plazo, así que los dueños del poder sabían que el territorio británico y la población de ese país serían insuficientes para mantener una hegemonía mundial en el largo plazo, por eso todo el siglo 20 se destinó a organizar el “Gran Cambio para que todo siga igual”, o sea para que un pequeño grupo de familias casi desconocidas siga manejando los resortes de dominación en todo el planeta, controlando básicamente a Estados Unidos y a Inglaterra que sigue con poder gracias a su laxa organización del Commonwealth que le asegura la complicidad de muchos países grandes y pequeños.
Este nuevo poder colonial sería instaurado ya no en nombre del Rey, sino en nombre de la Democracia. El Imperialismo finalmente se convirtió en Pentagonismo y las colonias tendrían su forma especial de Democracia, a la cual sus teóricos designaron como Democracia Líquida. Este proceso abarcó todo el siglo 20, y el cambio de mando se organizó mediante las llamadas Guerras Mundiales, que eliminó a todo régimen imperial clásico. O en otras palabras, las dos guerras parieron el nacimiento de la Licuación de la Democracia, que inclusive se aplicó en los países centrales.
La Democracia Líquida mantiene la ilusión del Poder del Pueblo (Demos=Pueblo y Cracia=Poder), pues a la gente se le permite votar y mantener algunas instituciones que parecen representarlo, tales como el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, pero el verdadero poder se encuentra en otro lado: en el manejo de la emisión y el control de la circulación de la información y del dinero (que no es más que otra forma de información). Esos son los lugares sagrados de la dominación, y cuando alguien se atreve a disputarle el mando a las “Sagradas Familias de Banqueros” que manejan el poder mundial a través de su control de las empresas multinacionales y las organizaciones “multilaterales”, aparecen los portaaviones para reinstalar el orden, siempre respaldando a algunos traidores internos.
La Democracia Líquida requiere el fraccionamiento sistemático del poder, que se manifiesta en el continuo debilitamiento de los grandes partidos político, vaciados de contenido y/o sustituidos por una miríada de pequeños partidos, algunos bullangueros y otros preparados para la traición desde la izquierda y el sabotaje desde la derecha, otros para llenar el vacío de ideas con conceptos inasibles o que pueden ser usados para cualquier cosa, tales como “ciudadanía” o “libertad”, u otros que aplican en su publicidad términos de la jerga empresarial, tales como “eficiencia” y “seguridad”, y los más de moda “Medio Ambiente” y “Derechos Humanos”.
La licuación de instituciones toma todo el espectro, empezando por las Fuerzas Armadas, siguiendo por el sistema financiero y bancario y el control total de los medios de difusión, (incluyendo a las agencias de publicidad y de las investigaciones de mercado), impulsa la corrupción e ineficiencia del Poder Judicial, coloca el manejo de la economía en manos de grandes consultoras internacionales y universidades privadas, que proveen los cuadros de conducción y las propuestas para la administración de los países colonizados.
Su expansión va incluyendo a los países “industrializados”, que se mantienen todavía con una alta calidad de vida porque su historia les brinda una identidad más difícil de licuar, pero su pasado colonialista les impide liderar los procesos de liberación. Pero en algunos de ellos, ya comenzó el proceso de Licuación de sus Democracias, tal como vemos en Francia.
El Poder del Estado Nacional se licua distribuyendo el control de los recursos naturales entre los más débiles Estados provinciales y los servicios públicos son puestos en manos de empresas internacionales. El Poder Industrial se va diluyendo, eliminando con maniobras monetarias a las industrias que tienen su poder de decisión en manos de las burguesías o instituciones nacionales, quedando sólo las industrias que pueden utilizar mano de obra esclava para beneficio de las multinacionales.
Se licua también la pertenencia a una Nación, erosionando el valor emocional de las fechas y símbolos patrios, convirtiendo las efemérides en eventos turísticos o los himnos en canciones cuasi comerciales (un ejemplo es la emisión de los himnos nacionales cuando terminan las carreras de Fórmula 1 o al inicio de los partidos de futbol, mientras casi se han eliminado estos cantos en las escuelas).
La educación también se va licuando, solamente en algunos pocos centros de elite se permite una formación sólida y consistente. Los bajos presupuestos y sueldos de maestros y profesores, sobre todo de los profesores universitarios, sirven para eliminar todo intento de investigación y desarrollo local. Hoy se estudian en los doctorados locales materias que hace cuarenta años se estudiaban en los primeros años de la Universidad.
La licuación de la familia siguió a la licuación del concepto de comunidad, de solidaridad vecinal, de apoyo mutuo, de supresión de cualquier premio al esfuerzo, sustituyendo a los mejores por los traidores. Traidores a la Patria en los estratos del gobierno y de las fuerzas armadas, traidores intelectuales en el sistema educativo, traidores a los movimientos de masas en los sindicatos y partidos políticos, traidores espirituales en las organizaciones religiosas.
Toda esta licuación tiene etapas a sangre y fuego, con revoluciones, asesinatos, desapariciones, golpes de estado y de mercado, robos simples y legales, seguida por etapas “tranquilas”, caracterizadas por degradación del lenguaje cotidiano, música enloquecedora, costumbres decadentes, hipnotismo deportivo y estupidización televisiva. La glorificación del dinero, la banalidad intelectual, la degradación de las costumbres y del lenguaje, la demolición de los recursos naturales no son sino expresiones sistemáticas del proceso de Licuación de la Democracia.
Las elecciones se han convertidos en remates al mejor postor, las declaraciones de Hillary Clinton, diciendo que se necesitan 250 millones de dólares para instalar un candidato a Presidente de los Estados Unidos, no son nada más que la expresión de este éxito de la Democracia Líquida que elige así a sus gerentes, en todos los niveles, desde el irónicamente llamado “Hombre más poderoso del Mundo”, hasta el más insignificante gobernador de provincias en una nación colonial.
Sustituir la dominación imperialista de viejo cuño por la dominación mediante la Democracia Líquida ha sido una jugada inteligente: es más difícil oponerse a un poder líquido que a un poder sólido.
La única manera de pensar en la Liberación, en el Proyecto de la Vida, para oponerse al Proyecto de la Muerte del Imperialismo del Dinero, es comprender como funcionan los mecanismos de dominación, y comprender el funcionamiento de la Democracia Líquida, es la única manera de dominar este cáncer de la conciencia que ha invadido todas las dimensiones de la Humanidad.
El hombre primitivo sólo sabía caminar, apoyando sus pies en algo sólido, pero hoy sus barcos recorren hasta las profundidades de océano. Nos podemos oponer a la Dominación Líquida como nos opusimos al rigor colonial, solo debemos comprender como funciona para navegar en ella y dominarla.
La Vida siempre se abre paso después de la Muerte.
West Point, NY, 25 de mayo de 2007

LA GLOBALIZACIÓN SE HA CONVERTIDO EN UN CAMINO SIN SALIDA
Contrajo el “Mal de los monos codiciosos”
La lógica de bajar los costos de la mano de obra para poder competir mundialmente, obliga a un constante desplazamiento de las fábricas hacia lugares donde pueden explotar más fácilmente a los trabajadores. Pero a medida que la industria crea más puestos de trabajo, crece la riqueza de estos países, lo cual hace que crezcan los ingresos de los trabajadores, con lo cual se deben buscar otras localizaciones más baratas.
O sea que cualquier país donde hayan instalado las empresas multinacionales está expuesto a que estas se retiren en cuanto la calidad de vida de sus trabajadores mejore. Pero al mismo tiempo que nos explotan, también aprendemos. China lo ha hecho en forma planificada y sistemática, y ahora Italia paga el precio de su adhesión a la Globalización.
FIAT, Fabbrica Italiana Automobili Torino, de donde surge su acrónimo, está retirando la mayor parte de sus operaciones del país que le ha dado la vida, y que forma parte de su nombre. Hoy esa empresa maneja un gran red de fábricas de automotores, bajo las marcas Lancia, Abarth, Alfa Romeo, Ferrari y Maserati, los camiones Iveco y utilitarios con distintos nombres detrás de la marca Fiat, también tiene un porcentaje de la empresa norteamericana Chrysler.
Sergio Marchionne, CEO de Fiat, aseguró tajantemente en una entrevista por la cadena de televisión RAI que Fiat podría hacer más si pudiera prescindir de Italia, afirmó que todas las fábricas que el grupo posee en Italia son deficitarias, y que esa situación no tiene visos de cambiar. Se lamenta de que de los 2.000 millones de euros de beneficio previstos para 2010, ni un solo euro proviene de Italia. El mensaje es claro: la productividad de las fábricas italianas de Fiat es un lastre para la economía de la compañía.
Ya van 200 empresas italianas que se mudaron a Serbia. Fiat tiene unos ingresos anuales de más de 50.000 millones de euros, 190.000 empleados y 188 fábricas repartidas en medio mundo. En Italia, Fiat tiene plantas en Turín, Nápoles, Sicilia, Lacio, Potenza y Abruzzo, las cuales ocupan 30.000 empleados y obreros, pero la situación se torna insostenible para los ejecutivos de esa empresa, después de que el último balance del sector italiano arrojó un pérdida de 800 millones de euros, y parecen carecen de la inventiva que tuvieron después de la Segunda Guerra, donde inventaron la motoneta Vespa y los pequeños Fiat 500 y 600 que invadieron el mundo. Como en todo lo demás, la capacidad de innovación ha abandonado el territorio europeo, cuyos dirigentes se limitan a copiar lo que hacen en las denominadas economías emergentes. Por ejemplo, el primer ministro británico copia la mitad de uno de los principales aforismos de Perón, el que proponía que el objeto de la política es lograr la “Felicidad del Pueblo”, para lo cual propone que esta se mida en las encuestas. La otra mitad, proponía lograr la “Grandeza de la Nación”, pero eso ya no es una meta para la “Pérfida Albión”.
Volviendo a Italia, por estos días el proceso de involución se está acelerando, el inefable zar de los medios, elegido por el liberalismo para gobernar ese país, está siendo desplazado por un líder neofascista, para colmo, arrepentido, y en Fiat la polémica ha ido más allá de la propia empresas, puesto que Marchionne afirmó que la industria italiana en general diciendo es muy poco competitiva en el panorama internacional. Partidos de todas las ideologías, sindicatos y ciudadanos han protestado airadamente por estas palabras, pero él ha tenido la valentía de reconocer la realidad, aunque no ha comprendido cuales son los recursos para cambiarla.
Lo que sucede en Italia con su principal empresa industrial, obedece al mismo enfoque de una política económica que en el otro lado del Atlántico llevó a la quiebra a otra empresa automotriz gigantesca, la General Motors, y para salvarla, el nuevo presidente de Estados Unidos debió sacrificar parte de su capital político, imprimiendo dólares haciendo un negocio con los principales bancos de ese país, en lugar de entregarlo al sistema productivo, con lo cual se agudizó la crisis y no es un tema menor que, la que fuera la primera economía mundial, no encuentre la forma de salir del pozo al que el Monetarismo la ha empujado, haciéndole creer al mundo que el dinero era lo mismo que la riqueza, cuando es sólo una manera de cuantificarla.
La riqueza es la que se genera con el trabajo, la tecnología y la explotación de los recursos del territorio, el dinero sirve para transferirla de un lugar a otro, pero no crea riqueza, sino burbujas, que estallan como pompas de jabón, generando sufrimiento a las personas y colapso a los líderes que gobiernan.
LA TRAMPA CHINA
En una isla del Pacífico Sur, los nativos capturaban monos con un método muy particular: el cazador tomaba un coco, le hacía un agujero en uno de sus lados, le ponía unas cuantas nueces dentro, lo colocaba entre la vegetación y luego esperaba. Al poco tiempo llegaba un mono que, por su naturaleza curiosa, comenzaba a explorar el coco. Invariablemente, el mono hallaba las nueces y metía su mano en el coco para tomarlas, pero cuando intentaba sacarla… quedaba atorado.
Con su puño aferrando las nueces dentro del coco, golpeaba desesperadamente el fruto contra el suelo -o contra un árbol- y corría de aquí para allá mientras gritaba. Hacía cualquier cosa, excepto abrir la mano y soltar las nueces.
Luego, los cazadores llegaban y capturaban al mono exhausto, quien gastaba sus últimas energías en una débil lucha… pero nunca soltaba las nueces. Así, perdía -como mínimo- su libertad y muchas veces su vida. ¿Por qué? Por un puñado de nueces. Desde luego, nosotros -los seres humanos- nunca haríamos algo tan ridículo… ¿O sí?
La llamada “Guerra de las monedas” es un buen ejemplo del escándalo actual que hacen las multinacionales, estos gigantescos aparatos empresarios entraron en la que podemos llamar:“La Trampa China”, pues proceden de manera similar a la de los monos cazados. El gobierno Chino les mostró el “coco” de su mano de obra con costos insignificantes (medidos con la abstracción de las tasas de cambio, y no con los parámetros de la Economía Real), y además los tentó con la capacidad de compra de su enorme población con necesidades insatisfecha. Ante las promesas de este gigantesco mercado, las multinacionales metieron su mano (sus fábricas) y quedaron atrapadas porque no pueden soltar las “nueces” de una mano de obra muy barata, que siempre de acuerdo al famoso juego de la “libre oferta y demanda”, los llevó a expulsar de su país a sus fábricas, generando la enorme desocupación estructural que hoy los acongoja.
La Trampa China se perfecciona porque hoy no pueden prescindir de los productos baratos fabricados en China, y quieren que ese país solucione sus problemas aumentando el precio de su moneda, a lo que Hu Jintao responde: “China hace todo lo que puede para manejar su economía y nunca culpa a los otros por sus propios problemas”
Los países enriquecidos disfrutaron por algunas décadas de las ventajas de un país en el cual podían comprar con el sueldo de un mes de uno de sus obreros, un año de sueldos de un trabajador chino que hacía el mismo esfuerzo. Y como siempre trataron de obtener el máximo de beneficios con el menor tiempo y esfuerzo, pero, para radicarse allí, el Gobierno Chino impuso la norma de tomar dos trabajadores por cada uno que necesitara una empresa extranjera en su territorio, los sueldos eran tan bajos que las multinacionales aceptaron.
Esto permitió que hoy, en cada empresa instalada en China, exista una dotación completa de trabajadores obtuvieron rápidamente un know how que les permitirá prescindir de las multinacionales en el caso de existir algún conflicto de intereses con ellas.
Así que ahora lloran por lo mismo que antes festejaban. Los festejos iniciales por el bajísimo costo de los yuanes, que les permitía comprar baratísimo, pronto se convirtieron en las quejas actuales y las continuas presiones de los países enriquecidos, que no pueden competir con los costos de su producción de los países empobrecidos. Tal vez sea cierto que la oferta y la demanda finalmente se equilibran, pero no de la manera que los economistas tradicionales postulan.
¿Y qué pasó con el “fabuloso mercado chino”? . Ahora son las empresas chinas las que se encargan de abastecerlo, y gracias a esto su economía crece a tasas 10 veces más grandes que las de las empresas del Atlántico Norte. Los chinos agrandan sus clases medias mientras los norteamericanos las convertimos en desocupados. Los chinos construyen un número prodigios de ciudades nuevas, mientras las grandes ciudades norteamericanas y europeas se asoman al borde de la quiebra. El credo neoliberal les ha hecho perder el sentido común. Y lo peor es que esa lógica suicida los lleva a auto-canibalizarse. Buscando ser cada vez más ricos, se convierten en más pobres. No son capaces de reconocer que han sido derrotados por la capacidad de planeamiento estratégico desplegado por la dirigencia china.
Esperamos que esta dirigencia no se contagie del “Mal de los monos codiciosos” que ha infectado a la gran mayoría de las empresas multinacionales, y asuma el rol de explotador de las riquezas de los países que fueran empobrecidos por la codicia de Occidente.
COMO CONSERVAR LA CORDURA
Debemos seguir la sabia afirmación del Premier de China, de hacer todo lo que podamos para manejar nuestra economía, sin echarle la culpa a otro de nuestros problemas.
Estamos en óptimas condiciones para impulsar un veloz desarrollo de nuestras capacidades industriales. Sustituir todas las importaciones, aprovechar nuestros recursos naturales para convertirlos en Recursos Industriales. Imitemos a los chinos, planificando nuestra economía abierta para nuestro beneficio futuro, haciendo de esto una cuestión de Estado, más allá de las rispideces de la lucha por el poder político.
También podemos aprovechar la experiencia china en la construcción de nuevas ciudades adecuadas a nuestras condiciones demográficas y territoriales. Podemos aprovechar así la riqueza que puede generarse con este renacer de la Industria, solucionar los urgentes problemas de falta de vivienda, creados por la especulación inmobiliaria, y al mismo tiempo, prepararnos para recibir una gran corriente migratoria procedente de países con menor capacidad para crear riqueza que el nuestro.
También en este campo debemos aprovechar nuestras tradiciones de integración de inmigrantes, y en este momento podemos aprovechar lo que ya hicimos al finalizar la Segunda Guerra recibiendo al talento que emigre de los países en vías de empobrecimiento.
Debemos proteger a la industria hecha por manos norteamericanas, la financiada con capitales de bancos locales, la que utilice materias primas de nuestro país, que use marcas norteamericanas, que no pague regalías o patentes a nadie que no sea estadounidense, que proteja el medio ambiente de nuestro país, y que invierta el dinero así ganado en los Estados Unidos. Todo esto puede lograrse poniendo en marcha un sistema de Trazabilidad Industrial.
Si queremos salir del círculo vicioso y perdedor establecido por el modelo Globalizador, debemos concentrarnos en la creación de riqueza real, combatir la especulación monetaria en todas sus formas, y lograr que nuestra producción logre un crecimiento constante de la calidad, originalidad y eficiencia.
Debemos compartir el liderazgo con los latinoamericanos, integrando a los países sudamericanos de habla castellana en un bloque que tenga similar población, territorio y producción de riqueza que el gigante brasileño. Nuestra vocación liberadora e integradora debe abarcar a nuestros hermanos latinoamericanos.
Hoy el futuro se abre auspicioso para América si sabemos aprovechar esta nueva oportunidad histórica, de la misma manera que China aprovechó la suya.
Los Ángeles, 16 de noviembre de 2010

SE DERRUMBA EL MURO DE DINERO
El Banco Central norteamericano (Reserva Federal o Fed) entidad privada cuyos dueños son los principales bancos norteamericanos, ha decidido emitir 0,6 billones de dólares (millones de millones) y poner en el mercado otros 0,25 o 0,3 billones de dólares más que tiene en su cartera por bienes adquiridos con su anterior emisión de 1,7 billones de 2009, esto agrega a la masa de dólares en dos años, 2,3 billones de dólares que se agregan a la emisión operativa normal.
Además, el PBI de Estados Unidos disminuyó durante 2009 un 1,9% (o sea 0,275 billones de dólares), el déficit fiscal suma más de 3 billones de dólares en el mismo período y el déficit comercial anual es de aproximadamente 0,57 billones de dólares.
Todas estas pérdidas se han pagado emitiendo dólares, gracias a lo cual desde 2007 la base monetaria de Estados Unidos se ha multiplicado en un 250%. Según el Banco Mundial, en 2008, su déficit de efectivo llega al 10,2% de su PBI., o dicho de otra manera, Estados Unidos está emitiendo dinero por 110% de su PBI, para pagar a sus proveedores internos (déficit fiscal) y a sus proveedores externos (déficit comercial), y eso no computa la enorme cantidad de dólares que otros países guardan en sus tesoros, ni los que giran por el mundo como “petrodólares”, o dinero negro, por ejemplo, del narcotráfico.
Pero esta enorme masa de dinero no se ha destinado a movilizar el sistema productivo (la economía real) sino a impedir que colapsen los grandes bancos y organizaciones financieras. Y el resultado está a la vista, los bancos muestran balances con grandes ganancias, mientras que la cantidad de desocupados norteamericanos creció hasta casi un 10% de la población económicamente activa.
Resumiendo, la mayor economía del mundo no acierta con una política económica que le permita salir de la depresión, y esto sucede porque los principios del modelo económico que aplican, el monetarismo, es contrario al desarrollo de la “economía real”, que es la que crea riqueza.
Después de tres años de crisis irresuelta en Estados Unidos, y que se contagia rápidamente a Europa Occidental, se plantean dos interrogantes:
1.- ¿Es fácilmente reversible esta situación de desastre económico?
2.- ¿Cómo han llegado a esta situación las principales economías del mundo, en especial la potencia vencedora en la Segunda Guerra Mundial y beneficiaria política del colapso de su principal competidor, la Unión Soviética?.
La primera pregunta puede contestarse con un NO: Es imposible que la economía de Estados Unidos y de todo Occidente se recupere mientras este país siga conducido por los intereses de la llamada “Usurocracia Dominante”, porque:
a.) Toda esta situación ha sido armada por la posición dominante de la moneda nacional de los Estados Unidos, que se ha convertido en una especie de “cheque sin fondos”, porque no está respaldada por riqueza real, sino por una confianza que se deteriora constantemente porque:
b.) El producto elegido como respaldo físico principal para la emisión de dólares, el petróleo, se encuentra atravesando una sucesión de crisis: La apropiación por la fuerza de las reservas de Irak y la intensiva explotación de la cuenca del mar Caribe no ha resultado suficiente y ha ocasionado dos pérdidas muy difíciles de reparar: La pérdida del prestigio como “Paladín de la Libertad”, y el rol de principal depredador ambiental por el desastre de un pozo petrolero en el Caribe.
c.) La valorización de las materias primas, de las cuales Occidente es el principal consumidor mundial, está permitiendo que los países empobrecidos asuman roles cada vez más importantes y apliquen modelos económicos diferentes al saqueo monetarista, propiciado por los organismos financieros mundiales controlados burocráticamente por delegados de los países enriquecidos.
d.) El 69% de toda la economía norteamericana proviene del campo de los servicios, y las corporaciones fabriles sustituyeron a los trabajadores norteamericanos por otros de países empobrecidos, gracias a lo cual deben gastar una enorme cantidad de dinero importando bienes de consumo que ya no producen. Por otra parte, la base principal de la creación de la riqueza se encuentra en la producción de bienes, no de los servicios.
e.) El otro recurso de saqueo propio de los norteamericanos, consistente en instalar empresas norteamericanas en otros países y así controlar parte de su economía, lo han sufrido en carne propia con la instalación de industrias japonesas, europeas y chinas en su territorio, cuyas ganancias van a los países de origen, y a esta fuga de divisas se suma las remesas de dinero de los inmigrantes a sus países de origen.
f.) El principal flujo de fondos estatales no va a los sectores productores de riqueza, sino a dos grupos que no la generan, como el sector financiero y el complejo militar-industrial, que si bien produce, sus bienes principales no sirven para generar ganancias sino poder destructivo.
La segunda pregunta: ¿Cómo es que está pasando esto?; requiere detallar como ha sido la evolución del capitalismo desde que Estados Unidos sustituyó a Inglaterra como principal potencia capitalista mundial.
Hasta la década de 1940, el capitalismo en Estados Unidos fue un capitalismo industrial, una sociedad productiva que les permitió ganar la guerra y transformar el mapa político mundial al liquidar el colonialismo político europeo, sustituyéndolo por el colonialismo económico de las multinacionales. En la década de 1960 las empresas norteamericanas evolucionaron desde el capitalismo industrial al capitalismo comercial, esto transformó la Sociedad Industrial, en una Sociedad de Consumo. El motor de la economía, se trasladó de la oferta de bienes al estímulo de la demanda, y esta modalidad impuso al mundo el “American way of life” aprovechando que las otras potencias económicas habían sido derrotadas en la 2da. Guerra Mundial.
Este cambio sucedió porque los mercados tienen tendencia a saturarse, y esto produjo un cambio en la cultura empresaria: las empresas cedieron el poder que detentaban los ingenieros de producción a los responsables de las ventas, generando procesos de obsolescencia planificada, que disminuyeron la calidad de los productos para bajar su tiempo de uso, y volver a vender otro del mismo tipo y aumentar sus ganancias manteniendo la apariencia . La publicidad, destinada a exacerbar el consumo, entregó el control de los medios de difusión a las grandes empresas, que premian o castigan sus opiniones con el simple método de darles o no, sus avisos publicitarios.
Como las ventas tendieron a estancarse en un determinado nivel, y para proseguir con el mito del “crecimiento continuo”, los vendedores fueron desplazados del mando empresarial por los gerentes financieros, que comenzaron a dar créditos, cambiando el ciclo ahorro-compra, por el de compra-endeudamiento; y el crecimiento de estos créditos, y su enorme escala, transfirieron a los bancos el control de todo el sistema económico, pues las empresas tuvieron que pagar sus deudas bancarias cediendo su capital accionario, con lo cual los bancos manejan hoy los directorios de las sociedades anónimas productivas.
Así la Sociedad de Consumo devino en “Sociedad de la Deuda”, y sus dirigentes encontraron la manera de que la gente se endeude cada vez más. Pero la lógica del capitalismo financiero no funciona de la misma manera que la de la sociedad productiva. En la primera el beneficio surge de la creación de riqueza, mientras que la Sociedad de la Deuda, no genera riqueza, sino que se limita a absorber la que se produce con el trabajo humano, la explotación de la naturaleza y el desarrollo de la tecnología.
El hecho de que los servicios se hayan constituido en la principal actividad económica de Estados Unidos no se debe a que los servicios sean una nueva forma de producción de riqueza superior a la producción de bienes, sino que Estados Unidos encontró la manera de apropiarse de los recursos naturales y el trabajo de toda la Humanidad a cambio de la promesa de pago que representa su moneda.
Moneda que, sin duda, era la mejor respaldada por la riqueza real generada en ese país, pero en las décadas posteriores a la finalización de la Segunda Guerra Mundial. La década de prosperidad mundial de 1960, permitió la recuperación de economías competitivas con la norteamericana, y a partir de la década de 1970 este país ya no pudo respaldar con oro la emisión monetaria, lo cual fue manifestado por el Presidente Nixon, que reconoció que no podía sostener el Patrón Oro, y así dieron por finalizados los acuerdos mundiales obtenidos en Bretton Woods.
Sin el patrón oro, las monedas de referencia circulan como un crédito a la confianza. Las mencionadas medidas de la Reserva Federal son burdas y siembran sospechas, justo cuando el desbalance económico y la agresividad militar y ambiental de Estados Unidos crean ya una crisis de confianza y sin embargo, Estados Unidos sigue diciéndole a todo el mundo lo que tiene que hacer… pero ya nadie le hace caso.
Hoy, Estados Unidos ya no es la superpotencia dominante, sino un país muy enriquecido, que tiende a empobrecerse, y así como el “sueño socialista” se derrumbó junto con el Muro de Berlín, el “sueño capitalista” se está derrumbando junto con el Muro de Dinero que edificó el poder bancario de Occidente.
La era del Post Capitalismo ha comenzado a gestarse.
Los Ángeles, 5 de noviembre de 2010

EL CAPITALISMO CREPUSCULAR
El “Diluvio Monetario” que anunciamos en octubre de 2003 ha llegado para anegar a los “Desarrollados” el Atlántico Norte, probando que el Poder del Dinero es “democrático” en su capacidad de saqueo: roba tanto a los países pobres como a los ricos.
Mientras Estados Unidos, la única superpotencia todavía en pie, se encuentra al borde de la cesación de pagos, la influencia de los banqueros franceses, alemanes y británicos brama por hundir no sólo a los países del grupo “PIGS” (Portugal, Irlanda, Grecia y España) sino a Italia y tal vez a la misma Gran Bretaña.
No es casual tampoco que, en Inglaterra, se geste una ruptura entre el Poder Legal, o sea entre el sistema de los políticos, y el Poder Real, o sea el sistema de los ricos. La corporación mediática de Murdoch se enfrenta al parlamento británico. Lo cual confirma que el Poder del Dinero no obedece a un modelo “imperialista”, sino a algo muy distinto, pues no tiene basamento en un país determinado, ni tiene como aliados permanentes a los gobiernos de países ricos.
El Poder Económico se han convertido en una poderosa entidad ambigua, confusamente designada como “Los mercados”, cuando en realidad es la Usura Internacional, que sigue avanzando con su plan de crear un Gobierno Mundial controlado por los sistemas bancarios y financieros, cada vez más concentrados.
Juan Bosch bautizó al proceso imperial norteamericano como “Pentagonismo”, dejando en claro que no era ese Estado el que conducía el proceso, sino los dirigentes del Complejo Militar-Industrial-Financiero y Mediático: el Poder Real estadounidense emergente después de su victoria en la Segunda Guerra Mundial. Eso también es el pasado: Hoy tenemos un nuevo Poder Global: el de la “Usurocracia Dominante”, y sus Fantasmas Jurídicos , poder mundial que podríamos designar “USURIALISMO”, o “Global Usurocracia”, pues se trata de una figura política que escapa a las clasificaciones del siglo 20.
Tanto es así, que una de las causas del colapso de la ideología marxista se debe a que sus teóricos no develaron los aspectos centrales de la actual etapa del capitalismo: la etapa de la dominación dineraria y especulativa, que ya no crea riqueza (pues ahora no está en disputa la propiedad de los medios de producción) sino que se ocupa de absorber esa masa menguante de riqueza real, para acrecentar las arcas ya desbordantes del sistema bancario y financiero internacional que, tal como dice el ideólogo capitalista Peter Drucker, “no tiene significado social, ni económico alguno”.
Una de las constantes preocupaciones de estos intereses consiste en disimular su verdadera actividad detrás de nombres que no significan nada, tales como “Los Mercados”, o “Los Grandes Inversores”, pero resulta que esta masa monetaria no se invierte en el sentido capitalista del término, o sea para generar nuevas formas productivas, sino que compran las fuentes generadoras de riqueza a precio de remate degradando las monedas locales, y luego las explotan al máximo, basados en el concepto depredador del Costo-Beneficio, y no en el concepto político del Costo-Efecto social.
Esta historia comienza con el desembarco de los llamados “Padres Fundadores” en América del Norte, un grupo de religión protestante de origen alemán e inglés, que instaló la idea de que el Señor bendice a los ricos, y eso no sólo es agradable a la vista de Dios, sino que no les impide entrar en el paraíso, castigo que a regañadientes admiten los católicos.
La independencia de nuestro país marcó otro hito importante, pues entonces el capitalismo pudo desarrollarse en plenitud, sin la competencia que imponía a la burguesía el poder de la aristocracia terrateniente colonialista.
Les llevó tres siglos a estos adoradores del dinero, conseguir equiparar los desarrollos técnicos con los que contaban los países europeos (como resultado del saqueo del resto del planeta), y es entonces cuando el capitalismo se convierte en un fenomenal generador de riqueza, por la cual compiten los industriales que la crean como Henry Ford, con los bancos que buscan apropiársela mediante la usura.
Estos últimos ganan la partida gracias a una maniobra consumada en 1910 en la elitista Isla Jekyl de Georgia, donde se realizó una reunión secreta de los principales banqueros internacionales (Benjamín Strong, Charles Norton y Henry Davison de la Casa Morgan, Frank Vanderlip de los Rockfeller, Paul Warburg de la Banca Warburg, con el Subsecretario del Tesoro norteamericano, Abraham Piatt Andrew, en la cual crearon la Reserva Federal (nombre destinado a evitar la designación de Banco Central, propio de las entidades controladas por los Estados).
La hoy famosa “Fed”, que fue inventada para solucionar el pánico financiero provocado por la Banca Morgan en 1907 maniobrando en la Bolsa de Valores, utilizando el clásico recurso de inventar un problema para el cual es él único que tiene una solución, que vuelve a repetir la maniobra programando el gran crack económico de 1929, cuando este grupo, ya en control de nuestro Banco Central, elevó abruptamente la tasa de interés (el precio del dinero) con lo cual provocó el colapso de las empresas que buscaban sus recursos en la Bolsa, y al mismo tiempo ocasionó la quiebra de los bancos menores que, a su vez obtenían préstamos de los bancos grandes.
Como resultado de este desastre los grandes bancos consolidaron su poder, obteniendo el privilegio de emitir todo el dinero que usaba Estados Unidos y luego el mundo entero, ganando miles de millones de dólares de interés pagado por los contribuyentes norteamericano, por el simple trámite de cambiar billetes (o datos de computadora) por bonos del Estado. Negocio que hacen todos los Bancos Centrales para favorecer a los bancos privados, haciendo que el Estado emita bonos que pagan intereses en lugar de emitir gratis el dinero que necesitan.
Este furioso desvío de fondos desde el sistema productivo y las arcas del estado hacia las insondables arcas de establishment financiero internacional es lo que constituye la actual y última etapa del Capitalismo, llamada Capitalismo Crepuscular, y su éxito culminaría con la “Desintegración Controlada de la Economía Mundial” .
Esta es la etapa en la que estamos ingresando actualmente, en la cual el Estado norteamericano salva a estos grupos de especuladores globales, empobreciendo dramáticamente a todo el pueblo estadounidense, y de paso a los países que disfrutaban lo que se caía de su mesa.
El objetivo de esta etapa es provocar una gigantesca hambruna y un gran desorden internacional, que genere como resultado disminuir la población mundial a unos 1.000 millones de personas, cantidad que según los ideólogos del Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York (CFR), es una disminución necesaria para garantizar la “gobernancia” por parte de la elite bancaria dominante.
Estos grupos, gracias a su control sobre la emisión y la circulación del dinero se han apoderado del control de los directorios de las principales corporaciones mundiales (a las que buscan llevar a la quiebra, y que arrastren con ellas a todo el sistema productivo), después de haber destruido las capacidades productivas de cada país (incluso de los Estados Unidos), con el mito de la “productividad”, o sea de la maximización de las ganancias que, por tortuosos caminos, siempre termina en las arcas de los banqueros, incrementando constantemente su poder.
Son los grupos de acción psicológica de este poder los que instalan las explicaciones que no explican nada sobre el funcionamiento de la economía actual. Los medios de difusión masivos dependen de las grandes empresas, a los que sostienen pagándoles la publicidad, y estas empresas son ideológicamente controladas por los bancos a través de sus directores y financistas.
El gigantesco dispositivo de control de la economía global por parte de los grupos financieros es estructuralmente sencillo: Los bancos centrales regulan el flujo de dinero para favorecer a las empresas. Estas son controladas accionariamente por los bancos de su circuito. Suprimen el crédito local haciendo quebrar a las empresas que podrían competir con las corporaciones y, para favorecer estos planes sin provocar violentas reacciones populares contra el saqueo, controlan ideológicamente a los medios de difusión, tanto por el contenido de su información como por los mensajes reiterados casi infinitamente por avisos publicitarios que modelan la opinión pública, en especial la de los jóvenes.
Estos son hoy poco influidos por sus familias, gracias al trabajo de destrucción sistemáticas de las mismas, fomentando ideologías como el sexismo, el feminismo, la homosexualidad, el inmediatismo y la banalidad de la vida, mientras el sistema financiero restringe las posibilidades materiales de construir una familia estable por carecer de viviendas o de un mínimo de seguridad en el futuro económico de sus miembros. Aplicando estos métodos por varias generaciones han logrado destruir las vías tradicionales de ascenso social.
Es en esta lógica del Proyecto de la Muerte que se entiende el proceso de envenenamiento de las aguas y la tierra mediante químicos como el arsénico utilizado en la minería, o el endosulfan y glifosato utilizado en la agricultura masiva, y el plan de incrementar el hambre ha tenido una contribución importante con la masificación del uso de biodiesel, destinado a disminuir la creciente oferta de alimentos, contraria al “efecto hambruna mundial” buscado, y disminuir eventuales protestas de la oligarquía rural, tradicional aliada de los intereses colonialistas, que no sabrían que hacer con sus excedentes si no los entrega al Tercer Mundo.
Es evidente que las nuevas tecnologías hacen completamente innecesario este combustible, cuyo uso también contribuye al calentamiento global, publicitado por estos mismos intereses para limitar el desarrollo de los países del Tercer Mundo.
Estamos recorriendo un momento en que el Capitalismo Crepuscular juega sus últimas cartas a favor del Proyecto de la Muerte.
Nosotros debemos organizarnos para ayudar a que renazca el siempre vencedor Proyecto de la Vida.
San Francisco, 15 de julio de 2021

Apéndice B)
EL GENOCIDIO MUNDIAL PROGRAMADO POR LA ONU
Este documento es el resultado de una investigación realizada en África, Asia, y América Latina, por “expertos” contratados por las Naciones Unidas que demandó en la década de 1970 un costo de 1.500 millones de dólares, como resultado de un memorándum de Henry Kissinger que había llegado a la conclusión que “El crecimiento de la población del Tercer Mundo consumiría recursos que serían necesarios para los países desarrollados en el futuro, y ese problema debe ser resuelto”.
Transcripción del Documento de Naciones Unidas ST/ESA/SER,R/53,
presentado en la Reunión de Nueva Delhi, del 7 al 11 de enero de 1982,
titulado “Proceedings of the Expert Group on Fertility and Family”, que traducido significa:
PROCEDIMIENTOS RECOMENDADOS POR EL
GRUPO DE EXPERTOS EN FERTILIDAD Y FAMILIA DE LAS NACIONES UNIDAS
(Los subrayados son míos: JA)

Para la mayor parte del mundo de hoy, la cuestión fundamental que se plantea en la esfera demográfica no es si se debe planificar la familia, sino como se debe planificar.
Las acaloradas controversias de los decenios de 1950 y 1960 respecto a sí era ético que el Estado interviniera en esta esfera tan íntima de la vida de los ciudadanos se ha resuelto en gran medida, y se ha logrado una percepción más clara del problema. En 1982, aproximadamente cien gobiernos de diferentes regiones estaban participando directa o indirectamente en el fomento de la planificación de la familia. Entre los países que se han comprometido a reducir el crecimiento de la población, 28 naciones en desarrollo, que representan el 75 por ciento de la población del tercer mundo han fijado metas cualitativas. Este nuevo compromiso mundial está comenzando a surtir efectos.
El pasado decenio ha sido una época de cambios positivos e incluso espectaculares en lo que respecta a las tendencias de la fecundidad en amplias regiones del mundo en desarrollo. En general el panorama mundial muestra un descenso en la tasa de natalidad. Las estimaciones de las Naciones Unidas señalan una tasa de natalidad global del 27 por mil durante 1980-1985, lo que indica un descenso del 17 por ciento con respecto al decenio posterior a Bucarest, de una tasa de natalidad del 33 por mil durante 1970-1975. Se estima que en el mismo decenio la tasa bruta de natalidad en desarrollo ha bajado del 39 a 31 por mil, o sea, un 19 por ciento. Esta baja se ha visto influida notablemente por el descenso de la tasa de natalidad de China (46 por ciento) país que tiene aproximadamente el 30 % de la población del mundo en desarrollo. Los descensos estimados varían ampliamente. Mientras que Cuba, la República Dominicana, México, Panamá, la República de Corea e Indonesia, además de China, han calculado un descenso de la tasa bruta de natalidad en un 20% o más, en muchos países la declinación ha sido mucho menor, y en la mayor parte de África y en algunas regiones de Asia y América Central se han mantenido tasa de natalidad elevadas y sostenidas.
Desde que la planificación de la familia fuera defendida en la Conferencia Internacional de Bucarest (1974) como un derecho humano fundamental, los responsables de formular la política de población han buscado las causas precisas y claras del descenso de la fecundidad, y la forma en que esta puede acelerarse. Todavía se plantean numerosos interrogantes. ¿Porque países tan disímiles como China, México e Indonesia han tenido un éxito espectacular en la reducción de los nacimientos incluso frente a enormes dificultades, en tanto que otros países han fracasado a pesar de intensos esfuerzos realizados durante un largo período?.
En resumen, ¿en qué medida es pertinente el Plan de Acción Mundial sobre Población diez años después, y qué se puede hacer para que sea más pertinente?.
En el Plan de Acción Mundial sobre Población se recomendó que todos los países interesados en controlar el aumento de su población implantaran programas de desarrollo que incluyeran objetivos tales como la reducción de la mortalidad infantil, la integración de la mujer en el proceso de desarrollo, el fomento de la justicia social y la creación de sistemas de seguridad social. Desde entonces el progreso ha sido lento, y a pesar de las tendencias alentadoras del desarrollo socioeconómico y el fomento de la planificación de la familia, han surgido nuevos interrogantes.
La necesidad de alcanzar una comprensión más clara de la relación entre el desarrollo y la fecundidad es ahora más crucial que nunca.

LOS FACTORES DE LA DEMANDA
Para estudiar las cuestiones relativas a la fecundidad es conveniente examinar las variables que influyen sobre la demanda de hijos.
Los datos obtenidos de diversos estudios ofrecen claros indicios de que el “valor de los niños como mano de obra” es mayor en las economías de subsistencia, y que a medida que estas sociedades se modernizan la importancia del trabajo de los niños disminuye. Se estima que en los países desarrollados hay tal vez un millón de niños trabajadores, mientras que en Asia meridional trabajan aproximadamente 29 millones, en África 10 millones, Asia oriental 9 millones y en América Latina aproximadamente 3 millones.
La urbanización, el aumento de los ingresos y la asistencia a la escuela (la educación aparta a los niños del horario de trabajo y generalmente modifica las aspiraciones, tanto de los padres como de los hijos) menoscaban espectacularmente el valor de los niños como mano de obra.
Las investigaciones indican que un incentivo aún mayor para tener más hijos es el papel que cumplen los niños como seguros contra la vejez y otros problemas de los padres. La disminución de la mortalidad y el aumento de la longevidad sin programas concomitantes de seguridad social puede aumentar en los adultos el sentido de vulnerabilidad y dependencia de los hijos. Lógicamente, los programas que proporcionan algún seguro contra las enfermedades y la ancianidad harán disminuir esa dependencia.
Los elevados costos de la crianza de los niños pueden frenar el deseo de tener hijos. Los costos de la educación, los alimentos, la ropa, la atención de la salud, etc., así como el costo indirecto de renunciar anticipadamente al ahorro, el consumo, y las oportunidades de trabajo, en caso de las mujeres, son factores que disuaden a los padres de tener muchos hijos. La modernización puede aumentar las aspiraciones con respecto a niveles de vida más altos y crear opciones tentadoras para la inversión del tiempo y el dinero. Estas nuevas opciones, que pueden incluir las oportunidades de educación de los hijos, las nuevas técnicas agrícolas o el acceso de las mujeres a otras actividades fuera del ámbito familiar, pueden elevar los costos para los padres.
Se considera que el nivel de mortalidad infantil es el principal factor no económico que afecta a la demanda de hijos.
Cuando la pérdida de niños es elevada, los padres suelen compensarla aumentando el número de nacimientos, a pesar de que las elevadas tasas de natalidad son uno de los factores que inciden en la tasa de mortalidad. Además, se ha comprobado que las parejas que han experimentado el trauma de la pérdida de un hijo están menos inclinadas a usar medios anticonceptivos. Al mismo tiempo, existe el efecto puramente fisiológico de la muerte del hijo que acelera prematuramente el retorno de la situación de riesgo de concepción. Asimismo, se acorta el período de abstinencia sexual, que en muchas sociedades tradicionales, coincide con el de amamantamiento.
En un contexto de mayor seguridad ante el futuro – incluido el aumento de las posibilidades de supervivencia de los hijos – los padres parecen orientarse más hacia la planificación, propiciándose el estado de ánimo que permite alentar el deseo de controlar el tamaño de la familia y hacer mayores inversiones en educación y en la atención de otras necesidades familiares. Cuando la modernización trae aparejados el aumento de los ingresos per capita y una distribución más equitativa de los bienes y servicios de primera necesidad, como los alimentos, la atención de salud, el saneamiento y la educación, puede preverse que la mortalidad infantil diminuirá espectacularmente.

LOS FACTORES DE LA OFERTA.
La experiencia contemporánea e histórica muestra una fuerte correlación entre el aumento significativo de la edad para contraer matrimonio y el marcado descenso de las tasas de natalidad.
Sin embargo, lo sucedido en varias sociedades menos desarrolladas, especialmente en China, Sri Lanka y el Estado de Kerala en la India, han demostrado que los cambios en la edad para contraer matrimonio no dependen de una transformación económica importante. Se ha demostrado que la educación de las mujeres y las niñas es el factor más crucial a este respecto.
Otros adelantos que ayudan a retrasar la edad del matrimonio son las mayores oportunidades de empleo de las mujeres, la urbanización y los cambios en las modalidades de parentesco. En algunos países, las políticas gubernamentales que promueven el mejoramiento de la situación de la mujer han ayudado a aumentar la edad de contraer matrimonio.
Si bien la medida en que el aplazamiento del matrimonio contribuye a la reducción de la tasa de fecundidad no se ha cuantificado exactamente, los datos de la Encuesta Mundial de Fecundidad han puesto de relieve que las repercusiones sobre la fecundidad son importantes únicamente cuando el matrimonio se aplaza hasta después de los 21 o 22 años de edad.
En el caso de otros factores, como la infecundidad debida al amamantamamiento, la malnutrición y las enfermedades, así como el período de abstinencia sexual después del parto y la viudez, el efecto inicial de la modernización, es el aumento de la oferta. Se sabe que el mejoramiento de la nutrición tiene una repercusión positiva, aunque débil, en la fecundidad potencial, en tanto que el control de las enfermedades puede contribuir a la reducción de la infecundidad. Entre los diversos factores de aumento de la oferta, se considera que el más importante para los programas de planificación de la familia es el cambio en las prácticas de amamantamiento.
La bibliografía científica ha corroborado que el amamantamiento aplaza la reanudación de la ovulación, contribuyendo así a prolongar los intervalos entre los nacimientos sin que se adopten otros métodos de anticoncepción. Se ha estimado que la protección contra la concepción que proporciona el amamantamiento en los países en desarrollo – en los que la gran mayoría de las mujeres todavía amamantan a sus hijos – era mayor que la que se había logrado mediante la anticoncepción en África y en la mayor parte de Asia.
Sin embargo, el amamantamiento es una de las prácticas tradicionales más afectadas por la modernización tanto en los países desarrollados como en desarrollo. Según estimaciones, la reducción del período de protección es hasta de diez meses, entre los países que se encuentran en la primera y la última etapa de la transición demográfica. Se calcula que de esta manera puede aumentarse en 4,3 nacimientos por mujer la tasa nacional de fecundidad de los matrimonios, si no se recurre a algún método de anticoncepción o al aborto. Pero aunque existe un creciente consenso mundial en el sentido de que el amamantamiento debe continuar por lo menos durante los primeros meses de vida del niño, se comprende ahora que las madres que amamantan a los niños pueden ser ayudadas también a adoptar medios modernos de anticoncepción, cuando comienzan a darles alimentación suplementaria, a fin de contrarrestar el aumento de la fecundidad natural que este hecho podría originar. Para poder mantenerse en condiciones sanitarias y nutricionales apropiadas en la época del destete, la madre que amamanta al niño debe recibir asistencia financiera y educacional de su comunidad.

COSTOS DE LA REGULACIÓN DE LA FECUNDIDAD
En la etapa en que la oferta de hijos supera a la demanda, cabe esperar que los padres tengan algún interés en la regulación de la fecundidad. Pero si el costo de esta regulación – físico, psicológico, monetario, real o supuesto – es mayor que los beneficios previstos, el resultado probable será el nacimiento de niños no deseados. Esto se ha observado en 17 de los 20 países abarcados en la Encuesta Mundial de Fecundidad, en los cuales se comprobó que hasta el 40 por ciento o más de las mujeres en edad de procrear que no deseaban tener más hijos no practicaban, sin embargo, la anticoncepción. Aunque el costo de los métodos anticonceptivos se ha reducido gracias a la tecnología moderna y a la organización de los programas nacionales de planificación de la familia, se considera que los efectos secundarios, reales o supuestos, de las técnicas anticonceptivas actuales son obstáculos importantes para difundir su uso, especialmente en los países en desarrollo.

¿PRIORIDAD PARA LA PLANIFICACIÓN DE LA FAMILIA O PARA LA MODERNIZACIÓN GENERAL?
La percepción de que ciertos aspectos de la modernización acentúan la fecundidad natural y la supervivencia de los niños y, por lo tanto, intensifican el crecimiento demográfico, es relativamente nueva. Se ha revelado que incluso las repercusiones de la educación sobre la fecundidad que en general se presumía que eran negativas, al principio son positivas, y es preciso llegar a un umbral crítico antes de lograr los efectos negativos deseados sobre la fecundidad.
Los países que se encuentran en el extremo inferior de la escala de desarrollo no deben esperar una recompensa inmediata por sus esfuerzos, y es posible que al aumentar los niveles de educación y de salud experimenten inicialmente cierto aumento en la fecundidad. En estos casos, la intensificación de los esfuerzos de la planificación de la familia puede ser crucial para acelerar la transición hacia los nuevos valores.
Es preciso reconocer que el carácter y el ritmo de desarrollo durante el último decenio no han permitido lamentablemente lograr la equidad socioeconómica que era el principio fundamental del Programa de Bucarest. Empero, en los recientes debates sobre la índole del desarrollo ha surgido una nueva esperanza.
Se percibe ahora que las metas maritales que han sido los ídolos de una modernización industrializada no han tenido en cuenta muchos elementos cruciales que configuran la calidad de vida. Para muchos, más no resulta necesariamente mejor.
Ahora se considera que los requisitos previos para lograr una transformación enriquecedora de la sociedad son estrategias que satisfagan eficientemente las necesidades básicas a la par que permiten conservar los valores culturales y estilos de vida tradicionales.
Un aspecto importante de este nuevo debate es que no reaviva las antiguas diferencias que dividieron alguna vez a los que propugnaban el control de la natalidad y a los que abogaban por el desarrollo.
Estas políticas más específicas pueden perseguir diferentes objetivos prioritarios en diferentes momentos o en diferentes lugares, según las necesidades locales y el grado de desarrollo, pero siempre dentro de un contexto global entrelazado de mejoramiento humano integral.

CONDICIÓN DE LA MUJER
El equilibrio que las mujeres puedan lograr entre la función de procreación y sus posibilidades productivas es especialmente importante en la sociedad moderna, en la cual existe una división nítida entre las actividades del hogar y las del lugar de trabajo. Existe una relación importante entre los años que una mujer dedica a la procreación y la proporción de vida activa de que dispone para otras actividades productivas.
En ese sentido es necesario tener en cuenta otras opciones, aparte de la maternidad, y traducir en medidas concretas los principio teóricamente aceptados, como la división equitativa entre el hombre y la mujer de las responsabilidades de la reproducción.
El aplazamiento del parto hasta una edad más avanzada es una estrategia importante no sólo para mejorar la situación de la mujer sino también por razones de índole demográfica. La prolongación del período de procreación de una mujer limita igualmente su acceso a la educación, el empleo, la movilidad física y la autonomía personal, porque prolonga el período dedicado a la procreación y la crianza de los hijos. La adopción de una política encaminada a persuadir a las mujeres a comprimir ese período sólo puede ser eficaz si se crean opciones atractivas y realistas en puntos cruciales del ciclo vital de la mujer. Esa política debe ayudarle a comprender que tiene la posibilidad de modificar el rumbo de su vida antes y después de la maternidad.
Los datos de la Encuesta Mundial de Fecundidad relativo a diez países que abarcan a las principales regiones del mundo en desarrollo ponen en relieve que un segmento considerable de los mejores años de la vida de la mujer está dedicado a la procreación en la mayor parte de esas regiones. Los intervalos entre el primer parto y el último comprenden un promedio de 14 a 18 años; la mayoría de las mujeres siguen procreando después de los 30 años de edad, y un gran número de ellas después de los 40 años. Por contraste, en el mundo industrializado el 75 por ciento de la procreación está concentrado en las mujeres de menos de 30 años de edad. Sin embargo, el perfil del mundo en desarrollo no es uniforme: las sociedades africanas, el subcontinente indio y algunas regiones del Asia occidental se caracterizan por un período de procreación de más de 20 años, desde la adolescencia hasta la menopausia; dos países asiáticos y algunos países de América del Sur y América Central tienen un período medio de 10 a 15 años, y resulta alentadores ejemplo de un número notablemente grande de países más pequeños que ya han reducido la procreación a un período de 10 años, limitado casi exclusivamente a las mujeres de 20 a 30 años de edad.

PROCREACIÓN Y PARTICIPACIÓN EN EL MERCADO DE TRABAJO.
Cuando el período de procreación se comprime, se observa una disminución correspondiente en la tasa de fecundidad. Y cuando la edad del niño más pequeño aumenta también aumenta la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, un fenómeno observado en todo el mundo. También se ha observado que la participación de la mujer en la fuerza de trabajo no agrícola está vinculada negativamente con la fecundidad en todas las regiones del mundo. Esto es así, independientemente del grado de desarrollo del país, cuando el lugar de trabajo está alejado del hogar o no está vinculado de otra manera con las responsabilidades de la atención de los hijos. Los datos obtenidos de más de 20 países en desarrollo indican que las mujeres empleadas fuera del ámbito familiar tienen las tasas de fecundidad más bajas y que aquellas que nunca han trabajado generalmente tienen la tasa de fecundidad más alta.
En cuanto a los países desarrollados, se ha considerado que la experiencia laboral de la mujer es la variable socioeconómica más importante que influye sobre la fecundidad. Aunque en el mundo en desarrollo la mayoría de las mujeres trabaja, sus empleos – generalmente en las granjas y en el sector artesanal – están mal remunerados, en el mejor de los casos, y se agregan a sus responsabilidades maternales. Por lo tanto, el trabajo para la mujer no constituye una opción, sino una obligación doble.
Para que los mismos se conviertan en opciones realistas, es necesario que abarquen la asistencia financiera, la supervisión técnica, el control de la calidad de los productos y la comercialización. El compromiso nacional con respecto a la generación de empleo por cuenta propia para las mujeres en las zonas rurales, en actividades forestales, ganaderas y agroindustriales, podría ser un paso importante hacia la integración de la mujer en la economía.
La creación de esas fuentes de trabajo podría convertirse en el agente catalizador de la disminución de la fecundidad. La preocupación respecto a la competencia con el hombre por empleos escasos no parece estar justificada. En primer lugar, muchas mujeres tienen la obligación de mantener a sus familias no menos que los hombres que son sostén del hogar. En segundo lugar, el desarrollo de proyectos que generen ingresos serviría para ampliar las oportunidades de trabajo en sí y, de hecho, permitiría reducir la competencia por los empleos tradicionales.

LA EDAD DE CONTRAER MATRIMONIO Y LA EDUCACIÓN.
La necesidad de lograr un cambio en la edad de la mujer para contraer matrimonio y la de tener el primer parto seguirá teniendo gran prioridad. En realidad en los últimos años se ha observado, en la mayoría de los países, la tendencia de las mujeres a contraer matrimonio a una edad más avanzada, pero, como se señaló antes, esto influye en la fecundidad solamente después del umbral de los 20 años. Sin embargo, la edad media al ocurrir el primer parto ha variado poco la mayoría de los países en desarrollo, aunque existen grandes diferencias de un país a otro.
La experiencia laboral antes de contraer matrimonio se considera un factor importante que influye sobre la edad del casamiento, así como sobre la probabilidad de que las mujeres trabajen después de casarse, con los consiguientes efectos sobre la fecundidad. Sin embargo, el tipo de trabajo es pertinente: Las ocupaciones agrícolas son las que más conducen a los matrimonios de las adolescentes. Los valores culturales y religiosos que dan lugar a que las mujeres se casen muy jóvenes se deben abordar intensificando los esfuerzos en materia de educación y comunicación a nivel de la comunidad.
La educación de la mujer influye también en medida muy importante en el aplazamiento del matrimonio y en la reducción de la tasa de fecundidad. Por regla general, cuanto más bajo el nivel de instrucción, más temprano comienza el ciclo de procreación de la mujer y viceversa. Sin embargo, a los niveles inferiores de desarrollo, en algunos países la fecundidad de los matrimonios disminuye sólo después de que se ha traspuesto cierto umbral educacional.

IGUALDAD ENTRE LOS SEXOS

Otra cuestión importante que se plantea es reconocer que la igualdad entre los sexos constituye el mejor instrumento para alcanzar las metas en materia de fecundidad.
En los países en desarrollo, donde la mujer se considera dependiente del hombre y su trabajo no impide la maternidad, la mujer tiene incentivos para mantener una alta tasa de fecundidad, a pesar de la ausencia de instalaciones que alivien sus tareas laborales. En contraste con esto, en los países desarrollados, la necesidad de conciliar la maternidad con el trabajo de la mujer constituye un incentivo para tener menos hijos, a pesar de que muchos países ofrecen incluso programas de apoyo social para promover la fecundidad. De hecho, algunos gobiernos tienden a diseñar sus políticas en materia de participación laboral de la mujer de acuerdo con las metas nacionales de promoción o desaliento de la maternidad. El fortalecimiento efectivo de la situación de la mujer se basa en reorientación de las actitudes masculinas. Lograr una distribución más equitativa entre los padres de las responsabilidades con respecto al hogar y a los hijos sería más eficaz para liberar a las mujeres de su destino de procrear en forma repetitiva que cualquier transformación de sus funciones a través de las políticas laborales.

RELACIONES FAMILIARES

Resulta cada vez más evidente que para aplicar políticas eficaces que fortalezcan los lazos familiares, reduciendo al mismo tiempo el tamaño de la familia, debemos comprender mejor las diferencias entre los tipos de familias en los distintos países.
Los cambios socioeconómicos que han apartado del ambiente familiar el lugar de trabajo y la atención de la salud de los miembros han alterado el equilibrio entre los derechos y las obligaciones de los miembros para satisfacer las necesidades de las familias. Como las instituciones externas han asumido cada vez más funciones que antes se cumplían dentro de la familia – trabajo, ayuda financiera, seguridad social, educación, atención de la salud – y ofrecen otras oportunidades a todos los miembros, las mayores interconexiones entre la familia y la sociedad comienzan a interferir y a producir cambios en las relaciones familiares y en los códigos de conducta, incluidas las que afecta al comportamiento con respecto a la procreación.
No ha sido posible determinar todavía claramente el tipo de organización familiar necesario para institucionalizar el modelo de familia reducida. Los datos muestran altas tasas de fertilidad en núcleos familiares que carecen del respaldo de la seguridad social, en tanto que en algunas redes de familias ampliadas la fecundidad ha disminuido. Por lo tanto, se plantea la cuestión de sí los factores más importantes son los económicos o los sociales.
Cualesquiera que sean las dificultades para señalar con exactitud el factor que más influye en lo que respecta a la reducción de las familias, existe un vínculo muy estrecho entre las relaciones dentro de la familia y las decisiones en materia de fecundidad. Ya se han señalado los efectos de los aumentos de costo de la crianza y la disminución del grado de dependencia de los hijos, factores que pueden influir sobre el papel de los padres, y contribuyen a un cambio de los valores relativos al tamaño de la familia. Del mismo modo, una mayor igualdad entre los sexos en la división del trabajo, inclina la balanza en favor de las mujeres, que ahora pueden controlar su fecundidad. Cuando el empleo fuera del ámbito familiar deshace los estrechos lazos económicos de los miembros, la autonomía personal aumenta, y esto lleva a una mayor responsabilidad individual con respecto a la procreación.

LA MUJER COMO JEFE DE FAMILIA
El aumento de las familias en que la mujer tiene la responsabilidad de mantener el hogar se atribuye sobre todo a la creciente independencia económica de las mujeres y a la inestabilidad de los matrimonios. En los países en desarrollo, los problemas de emigración de las zonas rurales y la rápida urbanización están modificando de la misma manera la composición de la familia. Los efectos sobre la fecundidad son de doble filo: en tanto que hacen disminuir las posibilidades de concepción de la mujer, hacen aumentar también el sentido de inseguridad de la misma, un estado en el cual el tamaño más grande de la familia parece ser una forma conveniente de seguros contra riesgos.
El porcentaje de nacimientos ocurridos fuera del matrimonio legal (tanto en los países desarrollados como en desarrollo) es otro aspecto que no se puede pasar por alto.
Los datos de la Encuesta Mundial de Fecundidad revelan que en algunos países hasta el 14 por ciento de los nacimientos tiene lugar antes del matrimonio o después que este se ha disuelto. Los datos de un estudio de varios países africanos revelan que hasta el 23 por ciento de las mujeres tiene por lo menos un parto antes del matrimonio. Estos hechos indican la existencia de categorías de mujeres que no se han tenido en cuenta en los programas de planificación de la familia, dirigidos a atender las necesidades en materia de fecundidad dentro del concepto estereotipado de la familia.
La creciente incidencia de las relaciones sexuales entre los adolescentes es otra esfera que requiere una atención especial debido a las enormes consecuencias sociales y en materia de salud para la sociedad en general y para las mujeres en particular. Los jóvenes de menos de 25 años actualmente constituyen cerca de la mitad de la población mundial, y se estima que en último cuarto de siglo la población joven de los países en desarrollo casi se duplicará. Evidentemente, las modalidades de la formación de la familia de estos jóvenes determinarán en medida crucial la situación del mundo en el próximo siglo.
La fecundidad entre las adolescentes es un problema tanto en los países desarrollados como en desarrollo. En los Estados Unidos, por ejemplo, cada año queda embarazada una de cada diez adolescentes. El matrimonio entre adolescentes es la norma antes que la excepción en muchos países asiáticos y musulmanes. Bangladesh es un caso extremo; en ese país el 89 por ciento de todas las adolescentes están casadas.
Las cifras correspondientes a África indican que el 40 por ciento de todas las mujeres entre los 15 y los 19 años de edad se encuentran en esa categoría. En todos esos países, el uso de la anticoncepción por las adolescentes para evitar el primer nacimiento es prácticamente desconocido.

CAMBIO DE RELACIONES
El aumento de las uniones extramaritales, la inestabilidad de los matrimonios, y la proporción del total de nacimientos ocurridos fuera del ámbito matrimonial en los países situados en el nivel más alto de la escala del “desarrollo”, indican que la relación entre la composición de la familia y la tasa de fecundidad no es necesariamente unívoca. Hay razones para creer que los cambios demográficos en sí pueden estar contribuyendo a alterar la estructura familiar.
Una serie de estudios realizada por los países industrializados revela que existe una correlación entre la creciente participación económica de las mujeres y los cambios en sus aspiraciones personales. El mejoramiento de la situación de la mujer repercute sobre la familia como institución, porque, a medida que más mujeres aceptan el desafío del mercado de trabajo masculino, aumentan las necesidades de una participación similar en las tareas del hogar, hasta ahora femeninas. La creciente ola de inestabilidad de los matrimonios y de progenitores solteros, que amenaza la solidez de la familia tal como la conocemos, indica que no se ha restablecido el equilibrio necesario.
De todos modos se reconoce claramente que la estabilidad de la familia no se puede mantener, como en el pasado, a expensas de as mujeres. Para mantener la integridad de la familia es preciso realizar esfuerzos concertados a fin de fortalecer el espíritu de participación de los cónyuges en todas las funciones y en todas las esferas de la vida. Por lo tanto, las nuevas estrategias habrán de comprender una modificación de los deberes y responsabilidades domésticas del hombre, como contrapartida de la creciente función económica de la mujer. Se considera que la mayor participación de la comunidad en este proceso puede ser un medio de amortiguar las repercusiones poco deseables y de obtener una reacción más positiva ante la modificación de las normas y costumbres existentes.

DECISIÓN EN MATERIA DE PROCREACIÓN
El primer paso en lo que respecta a la decisión en materia de procreación es crear una voluntad consciente de los cónyuges. Las investigaciones indican que, si bien en casi todas las sociedades existen preferencias definidas en materia de fecundidad, estas a menudo guardan poca o ninguna relación con el tamaño de la familia. Es evidente que muchas parejas constituyen una familia sin detenerse nunca a considerar las consecuencias. A menudo la pareja comprende que debe tomar alguna medida positiva con respecto al control de la natalidad sólo después que su familia ha crecido hasta un nivel difícil de controlar.
Se considera que los esfuerzos en materia de información y educación, basados en el conocimiento a fondo de las necesidades de las personas, ayudaría a salvar la diferencia importante que existe entre la necesidad y la acción. Hay muchos aspectos aún desconocidos con respecto a la percepción de las personas acerca de la fecundidad y los métodos anticonceptivos. La incidencia del aborto es en sí un índice importante de los actuales límites a la legítima participación de la mujer en la adopción de decisiones con respecto a la concepción.
La enorme “necesidad no atendida” revelada por los datos de la Encuesta Mundial de Fecundidad que pone de relieve el gran número de nacimientos no deseados, junto con un gran número de mujeres que conocen los métodos de anticoncepción pero no los usan, demuestra la incapacidad femenina generalizada de hacer valer su preferencia con respecto al tamaño de la familia. Para ampliar su función en la adopción de decisiones con respecto a la fecundidad es preciso mejorar la situación de la mujer. Esto podría contribuir también a una enunciación mucho más amplia de la planificación de la familia al ayudar a las mujeres a salir realmente del ambiente de “alto riesgo”, en el que se ven obligadas a definirse sólo como esposas y madres, cuya única función reside en tener hijos.
Por último, se plantea la cuestión de la decisión de los individuos frente a la necesidad colectiva y sus repercusiones sobre los derechos humanos fundamentales.
Es evidente que la suma de las opciones individuales no siempre da por resultado ni coincide con las metas nacionales deseadas.
Por supuesto, es absurdo pensar en cualquier compromiso que amenace a la integridad del derecho humano fundamental a procrear. Sin embargo, ¿no dan lugar, los defensores de la libertad, a que se invoque otro principio básico de la filosofía de los derechos humanos: el derecho de los demás a los recursos que son escasos?.
Todavía no se ha prestado suficiente atención a estos aspectos de los derechos humanos. Por lo tanto, una decisión informada, por la cual el individuo no abdique de sus responsabilidades ni infrinja los derechos de los demás, forma parte del derecho absoluto de una persona a obrar con autonomía.

FUNCIÓN PREPONDERANTE DE LA INFORMACIÓN, LA EDUCACIÓN Y LA COMUNICACIÓN.
El derecho a ser plenamente informado incluye el derecho de información sobre el control de la natalidad y el acceso a éste, cualquiera que sea la política nacional. Es necesario que el público sea informado adecuadamente no sólo sobre las metas y prioridades demográficas elegidas por un país, sino también sobre los fundamentos de las políticas en esa esfera.
La necesidad de abordar los problemas derivados de las relaciones sexuales entre los adolescentes exige la ejecución de programas educacionales tanto escolares como no escolares. Se plantea la necesidad apremiante de establecer una base de información equilibrada y racional sobre todos los métodos de planificación de la familia, que permita a los participantes escoger el método apropiado. El uso de sistemas originales de información, educación y comunicación, aunados a las actividades de la comunidad, permitiría extender los métodos anticonceptivos a los millones de analfabetos del mundo, un segmento especial de beneficiarios de la planificación de la familia. Independientemente de las políticas que adopte un país para fomentar sus objetivos en materia de población, la formulación de esas políticas debería ser incondicionalmente compatible con los principios de derechos humanos internacionalmente aceptados y los valores predominantes de la sociedad.

INCENTIVOS Y CONTRA INCENTIVOS.
De los 24 países que consideran que su tasa de fecundidad es demasiado baja, 17 han formulado políticas económicas que ofrecen incentivos para aumentarla. Los países en desarrollo que conceptúan sus tasas de natalidad excesivamente altas han adoptado sistemas de incentivos y contraincentivos para promover la aceptación de la planificación de la familia. Esto sucede así especialmente en Asia, donde a partir de 1974 ha habido un incremento notable de del alcance e intensidad de esos programas. La eficacia y fundamento moral de esos incentivos y contraincentivos sigue siendo objeto de controversias intensas y hasta ahora no resueltas.
Algunos países consideran opciones aceptables de las políticas sociales el aumento de las prestaciones y beneficios a medida que aumenta el tamaño de las familias. Sin embargo, la reducción de los beneficios sociales evidentemente constituye una interferencia aún mayor, y es la cuestión más espinosa. Aunque por lo general se admite que los gobiernos tienen el derecho a establecer incentivos encaminados a apoyar las metas sociales, esas medidas no deben hacer una diferenciación entre las clases sociales ni infringir los derechos individuales. Cualquier medida coercitiva destinada a modificar las preferencia individuales decididamente debe interpretarse como un elemento que socava los derechos humanos fundamentales. Los sistemas de recompensa de la comunidad aplicados con éxito en algunos países asiáticos constituyen opciones al método de incentivos y contraincentivos, pero la superioridad moral de esos sistemas con respecto a los incentivos individuales es cuestionable. En última instancia, cada país tendrá que determinar por sí mismo el equilibrio apropiado entre los derechos y las obligaciones, ateniéndose al mismo tiempo a las normas internacionales de derechos humanos.

METAS DEMOGRÁFICAS Y OPCIONES POLÍTICAS
En el curso del pasado decenio, el control de la natalidad se ha convertido en una política aceptada mundialmente.
Los programas de mejoramiento de la salud materna infantil son indispensables para complementar los esfuerzos en materia de desarrollo económico. Como resultado de ello, varios países se han fijado metas a plazos determinados para lograr la reducción de las tasas de natalidad. En cambio, tres de los 22 países que estiman que sus tasas de natalidad son bajas se han fijado metas en sentido ascendente.
Ahora bien, a pesar de los numerosos hechos positivos registrados en el ámbito de los países individuales, todavía no puede decirse que los cambios sean suficientemente vigorosos y amplios para hacer sostenible la tasa de fecundidad en el ámbito mundial. Hay 9 países en desarrollo y varios países desarrollados, entre ellos varios de Europa oriental, que limitan el acceso a los servicios de planificación de la familia o se niegan a autorizar la anticoncepción moderna mediante la prohibición de sus importaciones. Por lo tanto, se reconoce que, a fin de que “el derecho a procrear con total libertad y responsabilidad” sea en el mundo una realidad viva, es necesario que todos los gobiernos enuncien una política de población que se adapte a sus circunstancias nacionales. Más aún, se considera que la enunciación categórica de metas demográficas nacionales debe ir acompañada de un compromiso igualmente categórico a modificar las condiciones de desarrollo. Se estima que incluso la adopción de una política de no-intervención en las tendencias demográficas debe basarse en una decisión consciente.

FUNCIÓN DE LOS PROGRAMAS DE PLANIFICACIÓN DE LA FAMILIA.
En 1980, los programas de planificación de la familia en gran escala suponían alrededor de 1.500 millones de dólares anuales y beneficiaban a unos 25 millones de parejas en todo el mundo, sin contar China. Los datos de la Encuesta Mundial de Fecundidad correspondientes a los países en desarrollo indican que, como promedio, menos de la mitad de las mujeres en edad de procrear que no deseaban tener más hijos utilizaban métodos anticonceptivos.
China, Indonesia, la República de Corea, México, Colombia y Tailandia se incluyen entre los principales ejemplos de países en los que se ha comprobado un aumento muy rápido de la aceptación de los anticonceptivos después que se introdujeron programas nacionales de planificación de la familia.
En cada uno de ellos, la aceptación de la planificación de la familia ha aumentado a un ritmo mucho mayor que los cambios socioeconómicos. En cambio, persisten los bajos niveles de anticoncepción en varios otros como Kenya, Ghana, Marruecos, Bangladesh, Nepal y el Pakistán, a pesar del apoyo prestado por el gobierno durante varios años a la planificación de la familia. Más aún, si bien en casi todos los países de la región de Asia y el Pacífico se ha observado la declinación de la fecundidad, esa tendencia no parece estar firmemente arraigada.
En gran parte del mundo, la composición de la población por edades se ha vuelto más joven y, por lo tanto, menos conducente a la disminución de la fecundidad. Durante los años setenta, el número de mujeres pertenecientes al grupo en edad de procrear, con relación a la población total, aumentó un 9 por ciento en las regiones desarrolladas y un 32 por ciento en las regiones en desarrollo. El número de mujeres del grupo en edad de procrear, de más de 20 años de edad y menos de 30, también aumentó con relación al número total de mujeres comprendidas en el ciclo de procreación.
A pesar de las tres décadas de experiencia en la aplicación de programas de población quedan sin resolver numerosos problemas. Persisten las grandes diferencias en la calidad, amplitud, administración y logística de los programas en las distintas regiones del mundo.
Una característica notable del perfil de uso de los anticonceptivos en el mundo es que, si bien su nivel varía en proporción al grado de desarrollo, la difusión de los métodos modernos de anticoncepción – principalmente la esterilización, el dispositivo intrauterino (DIU) y la píldora – ha tenido lugar simultáneamente en las regiones en desarrollo y en las desarrolladas en los últimos dos o tres decenios.
Ciertamente subsisten importantes diferencias entre un país y otro, y dentro de cada país, pero es evidente que en la combinación de métodos ha influido, además del contexto cultural, el desarrollo de los programas de planificación de la familia a través del tiempo. En varios programas de planificación de la familia se observa ahora cierta limitación en las opciones con respecto a los métodos, y una filtración de la información respecto a los efectos secundarios y a los posibles riesgos para la salud. Ambas tendencias obstaculizan la difusión del modelo de familia reducida, pues una mayor libertad de decisión aseguraría una mejor selección del método que más se ajuste a las necesidades del usuario que más se ajuste a las necesidades del usuario, mientras que los temores infundados a los efectos secundarios hacen que muchas personas se resistan a practicar el control de natalidad o que lo hayan interrumpido.

METODOS ANTICONCEPTIVOS
En general se está de acuerdo en que hay un margen considerable para ampliar las opciones y utilizar los métodos existentes.
La demanda de métodos más eficaces y seguros de anticoncepción va aumentando a medida que cree su uso, y sólo puede atenderse intensificando las investigaciones sobre la tecnología anticonceptiva y los esfuerzos de desarrollo.
Irónicamente, las inversiones en esta esfera han venido disminuyendo en términos reales, a pesar de que las necesidades van en aumento. La función que incumbe a la comunidad internacional en cuanto a fomentar el mejoramiento de la tecnología anticonceptiva, así como a abordar sus consecuencias éticas, sociales y jurídicas, se proyecta como una importante esfera del esfuerzo internacional en el futuro.
Por bien diseñado que esté el programa, la prueba de fuego de su éxito reside en la posibilidad auténtica de beneficiar un gran número de personas. En los últimos años, los esfuerzos de planificación de la familia han sido integrados con cierto éxito en las redes generales de servicios de salud y sociales, si bien el alcance sumamente limitado de la infraestructura de esos servicios, especialmente en las zonas rurales, ha sido un obstáculo importante para la difusión ulterior de la planificación.
La importante lección que se desprende de las experiencias en materia de participación comunitaria en la planificación de la familia es que ésta debe integrarse a otras necesidades de la comunidad inmediatamente sentidas. Esas necesidades han de incluir diversos planes de desarrollo, grupos de producción, sociedades de ayuda mutua, cooperativas y sindicatos laborales, así como actividades de atención de la salud más amplias.
En el contexto de planificación del desarrollo, la política de planificación de la familia tiene importantes consecuencias. Para que puedan alcanzarse las metas previstas en la legislación social representada por las leyes de los trabajos de los niños, la asistencia obligatoria a la escuela, la seguridad social, la educación de la mujer y las oportunidades de empleo de las mujeres y demás cuestiones conexas se requieren inversiones más cuantiosas. A la larga, esa legislación producirá el clima en el cual la planificación de la familia sea una reacción automática.
Mientras tanto, es preciso continuar en forma aún más enérgica promoviendo la planificación de la familia como un derecho humano fundamental.

UNA RECOMENDACIÓN FINAL

ABANDONAR LA LÓGICA CONTABLE Y RETOMAR LA LÓGICA DE LA VIDA
Recuerdo a Don Juan, era un hombre bajo y robusto, caminaba algo agachado, era vasco y usaba una boina blanca y una faja negra. Todos los días llegaba con su carro amarillo con muchos dibujos, arrastrado por un caballo que parecía tan cansado como él, paraba frente a mi casa de la calle Presidente y entraba hasta la cocina llevando un tacho cónico de dónde sacaba un par de litros de leche y las volcaba en el “hervidor”.
Yo era un pibe, pero aún recuerdo la espesa textura de esa leche, la cual, una vez hervida quedaba con una capa gruesa de crema por encima. El sabor y la textura de esa leche eran muy diferentes de cualquier otra que hoy pueda comprar en el supermercado, e infinitamente más sabrosa.
Recuerdo que una vez le pregunté porque llevaba un tacho colgando por debajo del carro de altas ruedas, y Don Juan me explicó que allí se hacía la manteca, que luego cargaba en una caja de madera y hojalata llena de hielo, y la vendía en pedazos por su peso.
Después llegaba el quintero con sus verduras y frutas recién cortadas de su quinta y pletóricas de sabor. Más o menos al mismo tiempo tocaba el timbre el repartidor de la carnicería, que traía, en una gran canasta colgada al frente de su bicicleta, el pedido hecho por teléfono, y a veces, el pollero nos traía los huevos, un pollo o una pavita de vez en cuando, con sabores que no existen en los pollos de criadero.
Al lado de mi casa había un almacén, donde Don Pietro y su señora vendían casi todos los productos a granel: azúcar, harina, fideos, yerba, envueltos en un papel color madera o gris, enrollado a mano. A veces yo llevaba una botella y desde un gran recipiente prolijo, bombeaba aceite para llenarla y luego anotaba todo en una libreta negra que mi padre pagaba a fin de mes.
Algunas veces venían amigos del campo que nos traían perdices y otras exquisiteces en escabeche, y recuerdo que durante las largas noches de invierno hacíamos dulce sobre la estufa de kerosene y en verano usábamos una máquina de madera con sal y hielo para hacer helado y también fabricábamos licor de huevo y una interminable cantidad de dulces de frutas.
¡Cuánto comíamos entonces!, y en mi casa no había nadie obeso. Todos los días había fiambres, luego la sopa (obligatoria), después las pastas, seguía la carne o el puchero, luego el postre (tortas, panqueques o algo así), y finalmente una fruta y el café de la sobremesa antes de dormir una breve siesta. Y eso pasaba al medio día y a la noche también. Yo no recuerdo que el precio de la comida haya sido un tema de conversación en la mesa, y siempre había salames y otros fiambres y alguna horma de queso, para algún tentempié.
Si comíamos tanto y no engordábamos, algo había diferente en esa comida comparada con la de ahora, llena de productos “light”, de “bajas calorías”, “colaboradores fisiológicos”, etc. La diferencia estaba en que todos sabíamos que lo único que comíamos era “comida”, sin aditivos, mejoradores, conservantes, sin procesos frigoríficos, pasteurizaciones, sistemas de envasado, etc. etc.
Creo que es necesario evaluar que hemos ganado con el “progreso”, con la tecnología productiva actual: Comemos peor y gastamos mucho más en una comida que cada vez tiene menor calidad alimentaria.
Y toda esa parafernalia empresarial hay que pagarla, debemos pagar los envases, debemos pagar el costo de la publicidad destinada a fomentar el consumo y a imponer las marcas, debemos pagar el exorbitante costo de la financiación de cualquier sistema productivo, debemos costear a todo el personal administrativo, los gastos de la distribución, impuestos enormes, etc.
Pero todo eso no nos trae mayor confort, porque antes los proveedores ponían la comida en nuestra puerta, y aún en nuestra cocina, ahora tenemos que ir al supermercado, cargar nuestra comida, llevarla a casa y tener heladeras enormes (y cada vez más complejas y caras) para guardarlos. Y todo eso para comer cosas con menos sabor, menos nutrientes, y menos frescura.
¿Cómo es que llegamos a esta situación?
Esto tiene un solo responsable, que es el modelo mercantilista, donde es mucho más importante que la calidad de la vida de la gente, el beneficio que puedan obtener las corporaciones.
Estas no sólo destruyeron a los pequeños productores, eliminaron los almacenes familiares de la cadena de distribución, obligaron a envasar toda la producción usando máquinas que sólo las grandes empresas pueden comprar. Sustituyeron el crédito personal que los almaceneros daban a sus clientes, por tarjetas de crédito que cobran muchísimo sin dar nada a cambio.
Sustituyeron la confianza que se tenía a las personas que producían por el Poder de las Marcas, que solamente pueden promocionar las corporaciones.
Resumiendo: Toda la parafernalia instalada por el mercantilismo capitalista para obtener ganancias a cambio de nada, sólo ha logrado disminuir significativamente la calidad de la vida: se come peor, se paga más caro y se recibe menos atención.
La supuesta variedad ofrecida no es tal, pues la variedad real se expresa en una variedad de envases y de marcas, todas conteniendo productos casi idénticos, diseñados por los departamentos de marketing e impuestos mediante la televisión.
En fin, un completo despropósito, organizado con una solemnidad propia de mercachifles que han perdido todo contacto con la vida real, enceguecidos por su adicción al dinero.
Debemos regresar a la vida sana de las pequeñas poblaciones, sin ruido, sin contaminantes, con la comida que llega desde cerca de nuestro pueblo, comprada en pequeñas proveedurías atendidas por sus dueños, de la relación de confianza que surge al conocer a los que producen y garantizan personalmente sus productos.
Necesitamos recuperar las viejas costumbres del crédito sin interés de la Libreta de Almacén, y disfrutar de la generosidad de la “yapa” que sólo puede brindarse cuando las cosas se venden a granel.
En otras palabras, debemos construir una sociedad post capitalista, una sociedad donde la Lógica de la Vida sustituya a la perversa Lógica Contable que nos fuera impuesta por el Poder del Dinero.
Albuquerque, el 22 de abril de 2009
INDICE DETALLADO
2.030: La Segunda Revolución Libertaria de Estados Unidos
PREFACIO: Para pensar en paz y vivir sin miedo
CAPITULO 1: JOHN APPLETON Y LOS ACONTECIMIENTOS QUE CAMBIARON LA HISTORIA
(La Gran Transformación de Estados Unidos)
• Estados Unidos ha Cambiado (número especial de LÓbservatore Romano)
• Primer discurso de Appleton como Presidente de Estados Unidos
CAPITULO 2: LA HISTORIA DE JOHN APPLETON
• Su tio, William Appleton William
• El Amauta Jose Flores
• El encuentro con Ava Morlans
• La búsqueda de la “TIERRA SIN MAL”
• EL encuentro con Mauricio Prelooker
• Una serie de cartas para su amigo de la infancia, Henry Chi
• Appleton ingresa En West Point
• Appleton graduado en West Point
• El reencuentro de Ava y John en el Terremoto de California
• El germen de las Microciudades Autosuficientes

CAPITULO 3: LA CARRERA POLÍTICA DE JOHN APPLETON
• El Teniente Coronel John Appleton se hace cargo de ASUNTOS DE LOS VETERANOS DE GUERRA
• Appleton y los Veteranos de Guerra
• El sistema productivo de las Comunidades de Veteranos
• El liderazgo político de John Appleton

CAPITULO 4: JOHN APPLETON GOBERNADOR DE CALIFORNIA
• California intervenida por los militares
• Appleton y Prelooker, una larga sociedad
• John Appleton Gobernador De California

CAPITULO 5: EL RENACER DE LA POLÍTICA EN USA
• Crece la influencia de Appleton en la Unión
• La Tercera Alternativa
• Corporaciones versus Democracia
• La EcoDemocracia crece
• Cristo Líder, nueva propuesta política de origen católico
• EEUU está invadido y controlado por Siete Ejércitos Extranjeros
• El Plan de Transformación de los Estados Unidos De Norteamérica
• El Jubileo Universal Eje de Transformación de USA
• Cuatro Guerras de las que debemos defendernos,
• Fuerza de Gaia y Ava Morlans

CAPITULO 6: LOS 100 DÍAS DE APPLETON
• Semblanza de John Appleton en acción
• El enfrentamiento con el Complejo Militar Industrial
• La Batalla de la Guerra Psicológica
• El enfrentamiento con los dueños de los medios
• El gran golpe al Enemigo Principal, el Poder Financiero
• ¿Qué es el Jubileo Universal?
• ¿Qué pasó con China en esa época?
• Appleton clausura el Congreso Nacional
• El Pentágono dejó de ser un Centro Militar
• El Programa de “Modernización” Política de Appleton: Eliminar al Poder Judicial
• La Oposición sale a la calle
CAPITULO 7: EL PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DE EEUU
• La Desmercantilización de la Cultura
• La demolición de Las Vegas
• Las sobremesas con el Presidente
• La Democratización de la Política
• La Transformación de Appleton: De las Pirámides a las Redes
• Appleton elimina las Sociedades Anónimas
• La Batalla contra el Rentismo
• La reconstrucción de la Infraestructura
• La Transformación Energética
• Medidas Sociales
• Trabajo y Ganancias son algo muy diferente
• La Recuperación de los Valores Originarios de América del Norte
• La Recuperación de la Verdad
• Esquema comparativo entre el Poder de la Verdad y su enemigo: El Poder del Dinero
• El Imperialismo Cultural
• El Culturicidio de la Ideología Liberal
• Pautas para una Política Cultural Humanista
• La Nueva Política Exterior de Estados Unidos
• Ha llegado el Dia de la Interdependencia
• La clausura de la Universidad de Harvard
• Política y Economía son lo mismo
CAPITULO 8: EL MILAGRO ECONÓMICO NORTEAMERICANO
• La demolición de Wall Street
• Todo lo que cura vale
• Producción de Riqueza y Succión Monetaria
• Los manejos de la Usurocracia
• De la Economía Abstracta a la Economía Física
• El Dinero en el ciclo de Crecimiento de Económico
• La Transformación Bancaria
• El Multimonetarismo preserva la riqueza local
• La creación de la Unidad Vital como base para una Divisa Universal
• La Estructura Productiva Integral y el Sistema de Cuatro Poderes
CAPITULO 9: LAS BASES DOCTRINARIAS DEL MOVIMIENTO DE JOHN APPLETON
• la influencia de McLuhan y el salto evolutivo generado por las redes de comunicaciones
• La sustitución de la Sociedad de Pirámides por la Sociedad de Redes
• El fin de la escasez
• Comunidad y Nueva Democracia
• Democracia y Medio Ambiente.
• Raíces americanas de la Nueva Democracia
• La América profunda
• La política holística de la Declaración de Santa Fe
• Historia del cambio político en los Estados Unidos del Siglo 21
• Declaración de Principios del Movimiento Cristo Líder
• A la Semana Santa le falta celebrar los dos días más importantes

CAPITULO 10: LA ARMONIZACIÓN TERRITORIAL
• Porqué jamás se ha discutido este modelo de crecimiento urbano
• Descripción espacial y constructiva de las Microciudades Autosuficientes
• Cómo será la economía y el trabajo en estas Microciudades.
• Tecnología Consciente y Tecnología Vegetativa
• La Expresión Colectiva debe quedar expresada en el Centro Cívico
• Criterios para seleccionar y diseñar el casco urbano
• La Convocatoria a los futuros habitantes
• La Transformación Educativa generadas por el ámbito urbano
CAPITULO 11: LA EXPLOSIÓN DE LA PAZ
• La Organización de Continentes Unidos, que suplantó totalmente a la ONU.
• El Año 2050 se proclamó como el Año de la Paz Mundial, y a partir de entonces, parecía que la Humanidad hubiera renacido.

APENDICES:

A) Los Informes del Coronel Appleton
Informes sobre la guerra en Irak
1. El trasfondo financiero de la Guerra con Irak
2. El costo de la cosecha de muerte en Irak
Informes sobre algunos aspecto actuales de Occidente
3. Ciudades y regiones al borde de la quiebra en USA y Europa
4. El ajuste llega a los países enriquecidos
Informes sobre aspectos monetarios y financieros globales
5. Sobre el origen de la Revolución Americana y el uso de divisas como forma de dominación
6. Vivir bajo el poder invisible de los usureros
Informes sobre el devenir de la política internacional
7. El renacimiento ruso
8. La estructura de la Organización de Shanghái para la Cooperación
9. Informe sobre la situación política en Europa Occidental
10. La OTAN ingresa en una crisis terminal
11. La “Democracia Líquida” del Imperio Usurario
12. La Globalización se ha convertido en un camino sin salida
13. Se derrumba el Muro de Dinero
14. El Capitalismo Crepuscular

B: El genocidio mundial programado por la ONU
El Informe del grupo de expertos para reducir la población mundial
Una recomendación final
Abandonar la lógica contable y retomar la lógica de la vida

FIN
2.030
Revolución en USA

CONTRATAPA
WALTER A. MOORE
Es diseñador industrial, dedicado a diseñar el futuro trabajando en la “línea de montaje de palabras”. No le gusta de describir el presente, sino explicarlo, y sólo le interesa el pasado como raíces del futuro.
Cree, como dice la tradición bíblica, que “Al principio fue el Verbo”, o sea que las ideas tienen la potencialidad de cambiar el mundo.
Su padre era un médico rural, afiliado al partido Comunista en 1930, y se murió siendo comunista y fumador empedernido. Su madre, agnóstica, extremadamente culta, pintora y e intérprete musical, murió en paz a los 87 años.
Walter inició en la política a los 17 años, hizo “líos” entonces (como pide ahora Francesco), y estuvo detenido. Tuvo que cambiar de universidad para aprobar una materia por los líos que había hecho como delegado estudiantil en la Facultad de Medicina. Finalmente abandonó esa carrera porque le gustó más Arquitectura, y siguiéndola, terminó como Director de Diseño en una de las grandes empresas argentinas de entonces: Siam Di Tella. Para ella (y para otras empresas argentinas, que fueron quebrando asfixiadas financieramente por las multinacionales), diseñó 250 productos que se fabricaron en los años ´60 y ´70, especializándose también en el diseño de programas de imagen institucional.
En esos años toma contacto con la obra del argentino más importante del siglo 20: Juan Domingo Perón, y desde entonces milita en su Movimiento, a través del cual comprende la grandeza de la herencia generada por el encuentro de las culturas originarias americanas con los aportes de la inmigración europea, (pues la influencia africana no se sintió en su país), herencia que conformó una nueva amalgama cultural: el Mundo Criollo.
Durante la Guerra de Malvinas no se resignó a la impotencia de la derrota, y después de cinco años de maduración escribe su obra principal “EcoDemocracia – El modelo post-capitalista”, le siguen más de 20 obras, tales como “La Cuarta Guerra Mundial – El Imperio Global contra el Tercer Mundo” escrita en 1999, “Patear el Tablero para instalar una Economía Post-capitalista”, un “Manual de la Militancia para transformar la Patria” y “Microciudades Autosuficientes – El dispositivo de poder para una Sociedad Liberada” (aún inédito), junto con otros libros y numerosos artículos, además de un par de novelas y varios guiones cinematográficos.
Desde hace más de 50 años vive en Buenos Aires, desde 1960 en adelante viajó muchas veces a Estados Unidos, siente gran simpatía por su Pueblo, y realmente ama el cosmopolitismo de New York, si bien recorrió muchos lugares de ese país-continente.
Esta novela desarrolla la idea de un líder como Perón, que emerge en esa nación. Y así como Perón que cambió la historia de la Argentina, (pues gracia a lo que él construyó, su Pueblo nunca permitió que la convirtieran en una vulgar colonia) y le pareció verosímil que emergiera en Estados Unidos un hombre como John Appleton, podría transformar a su país, y al mundo.
Si Perón fue posible en la Argentina de los años ´40, un Appleton es posible en Estados Unidos del siglo 21.
Es una idea, una botella en el mar, pero arrojada en la corriente en la que avanza la

Historia contemporánea.

WM/

Buenos Aires, noviembre de 2015

 

N&P: El Correo-e del autor es Walter Moore <ecodemocracia@gmail.com>