La Corriente Política Sindical Federal nació en marzo de 2015 con la unión de sindicatos con una visión común del país sostenida en el desarrollo nacional.

HÉCTOR AMICHETTI (FEDERACION GRAFICA): “SE DEBE DAR UN DEBATE MUY PROFUNDO ACERCA DE LA UNIDAD DE LAS ORGANIZACIONES SINDICALES”

Por Lautaro Fernández Elem y Leonardo Martín

“No puede ser una unidad en términos superficiales en donde se negocian cuestiones secundarias y no vemos que si el Estado se achica, con los despidos, son el preanuncio que va a dejar de cumplir el rol de regular la economía, y avanzar con programas sociales y culturales. Las medidas de apertura de importaciones comienzan a debilitar sensiblemente a las fuentes de trabajo.

Por Lautaro Fernández Elem y Leonardo Martín
Texto: Leonardo Martín
La Señal Medios
10/02/2016

Días atrás, la Corriente Político Sindical Federal, integrada por cincuenta sindicatos a lo largo del país, emitió un comunicado de prensa en relación a la crítica situación que vive el movimiento obrero.

La proliferación de despidos en el sector público y, en menor medida en el privado, la apertura de las importaciones con el perjuicio que ello implica para la producción local, y una paritaria en la cual el gobierno intenta negociar una pauta muy por debajo de la inflación, generan un cóctel que afecta considerablemente al empleo y a los salarios.

La Corriente Política Sindical Federal nació en marzo de 2015 con la unión de sindicatos con una visión común del país sostenida en un desarrollo nacional, con una profundización de la industrialización con inclusión y justicia social.

Hector Amichetti, Secretario Adjunto de la Federación Gráfica Bonaerense y uno de los referentes de la Corriente, fue entrevistado en La Señal donde analizó la actual coyuntura política y el panorama sombrío para los trabajadores.

También remarcó en varias oportunidades la necesidad de la unión del movimiento obrero para enfrentar el avance sobre el empleo y el poder adquisitivo.

Al comenzar el diálogo Amichetti fue consultado sobre el rotundo cambio de escenario político respecto al momento en que fue lanzada la Corriente: “Un año atrás la esperanza era afianzar un triunfo electoral que permitiera darle continuidad al proyecto en marcha.

En ese momento nuestro planteo era que había que tomar ejes muy concretos para fortalecer la unidad del movimiento obrero.

Uno era el desendeudamiento, otro fortalecer el rol del Estado en el comercio exterior, en la defensa de la industria nacional y una reforma financiera.

Todos ejes que consideramos básicos para consolidar un proyecto nacional.

Este escenario ha cambiado rotundamente porque lejos de aquel objetivo de darle continuidad tenemos en el gobierno a las corporaciones, a sectores económicos que en sus primeras medidas ya empiezan a revertir estos pilares de lo que es un proyecto nacional”.

Uno de los temas más recurrentes que Amichetti expresó a lo largo de la entrevista tiene que ver con la necesidad de unidad del movimiento obrero para enfrentar políticas que claramente van en desmedro de los trabajadores.

“Tenemos que resistir a las medidas que van revirtiendo los ejes del proyecto anterior y que la unidad del movimiento obrero se debe dar en torno a eso” afirmó el Secretario Adjunto de la Federación Gráfica Bonaerense.

“No puede ser una unidad en términos superficiales en donde se negocian algunas cuestiones secundarias y vamos perdiendo de vista que si el Estado se achica, como se está haciendo con los despidos, son el preanuncio de un Estado que va a dejar de cumplir el rol fundamental de regular la economía, de avanzar con programas sociales y culturales.

Las medidas de apertura de importaciones comienzan a debilitar sensiblemente a las fuentes de trabajo.

Hoy estamos en una etapa que debe ser de resistencia de lo que hemos conquistado estos últimos años y en torno de eso se debe dar un debate muy profundo de la unidad de las organizaciones sindicales.

Si no logramos ese objetivo este proyecto oligárquico va a tener más tiempo y va a ocasionar mayores perjuicios a la Nación y al pueblo”.

En la consideración de Amichetti la unidad es crucial para enfrentar a las políticas que está llevando adelante Cambiemos: “Hoy en el sindicalismo se está debatiendo fuertemente la postura que debemos tener.

El Gobierno sabe que la unidad del movimiento obrero es un obstáculo para su avance, para una cantidad de medidas y metas que necesita imponer, entre ellas la apertura económica, de limitar el poder adquisitivo de los salarios porque necesita un mercado interno que tenga menor consumo.

Su teoría es que la inflación la contienen de esa manera.

Hoy el gobierno plantea un tipo de acuerdo social en base a un canje de beneficios como podrían mejoras en el Impuesto a las Ganancias y recursos de obras sociales, en función de contener la demanda de salarios.

Lo que no se puede perder de vista es el proyecto en su conjunto que está llevando adelante este gobierno. Sabemos que coincidimos con amplios sectores del movimiento sindical, hay que ver con posición adoptan en las próximas semanas los dirigentes de algunas de las grandes organizaciones de la CGT”.

En referencia concreta al comunicado que dio a conocer la Corriente Político Sindical Federal afirmó: “hemos fijado puntos muy concretos.

La firme postura de rechazo a los despidos, tanto del sector público como privados, la defensa de un Estado fuerte, un rechazo a la desprotección de los sectores industriales”.

Por último, consultado sobre las inminentes negociaciones paritarias que se largan en forma extendida a partir de abril dijo: “Creo que en las paritarias se dirime una primera cuestión de fondo.

Las organizaciones sociales tenemos la obligación de defender el poder adquisitivo del salario.

Acá hay una pulseada muy importante porque todos sabemos lo que ha sido la pérdida de poder adquisitivo en los últimos tres meses y todos sabemos que esa pauta que plantea el gobierno del 25 % es totalmente fantasiosa”.