Néstor Piccone, Coalición por una Comunicación Democrática: "No queremos que por un lado avance la tecnología y se haga más grande la brecha con la gente.”

“SE DEBE RECONOCER A LA COMUNICACIÓN COMO UN DERECHO HUMANO”

Piccone en la presentación de su libro, junto a Daniel San Cristóba “La inconclusa Ley de Medios” el periodista y militante hizo alusión a una batalla madre en el campo de las telecomunicaciones. Llamó a la unidad de los distintos sectores y a la toma de conciencia de la política sobre la función de la comunicación. “Los logros son para apoyarnos e ir por más”, afirmó.

Chaco Día por Día

03/02/2016

En el marco de la presentación de su último libro La inconclusa Ley de Medios, el periodista y militante hizo alusión a una batalla madre en el campo de las telecomunicaciones.

Llamó a la unidad de los distintos sectores y a la toma de conciencia de la política sobre la función de la comunicación.

“Los logros son para apoyarnos e ir por más”, afirmó.

Piccone en la presentación de su libro, junto a Daniel San Cristóbal.

El periodista e integrante de la Coalición por una Comunicación Democrática, Néstor Piccone, visitó la provincia para presentar en el Museo de Medios su libro La inconclusa Ley de Medios.

La historia menos contada. A la actividad del lunes, le sucedió otra en Corrientes, en la Asamblea Ciudadana.

En medio de su agenda, el escritor visitó la redacción de elDIARIO de la Región y compartió detalles de la edición que recorre un periodo histórico de luchas de sectores comunitarios y populares que confluyeron luego en esta herramienta fundamental para el periodismo radial y audiovisual, la Ley Nº 26522.

Pero además proyectó la meta que empieza a tomar forma en un contexto que le es adverso para su supervivencia y que invita y convoca a defender la normativa:

“Los logros son para apoyarnos ahí e ir por más”, acentuó.

“Una de las preguntas de cierre de la charla es cómo sigue la comunicación después de una derrota electoral importante y con alguien como la derecha neoliberal conservadora que tiene como su herramienta fundamental a los medios y a la Ley de Medios como su contrapeso”, afirmó.

La batalla que viene

“Lo primero que hacían las dictaduras militares era poner milicos en la puerta de las radios, los canales, los diarios. Menem lo primero que hizo fue privatizar a los medios de comunicación y Macri llegó para voltear parte de la Ley de Medios”, dijo Piccone y expresó, en tono esperanzador:

“Quiero dar noticia de que la Ley de Medios está viva, no fueron derogados entre otras cosas el 33 % del espectro radioeléctrico para las organizaciones sin fines de lucro”.

Retomó luego parte de esa historia y comentó que previo a la Ley de Medios, “las cooperativas no podían tener medio de comunicación audiovisual”, lo que habilitaba a “que la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) fuera y te levantara equipos, te clausurara, te cerrara”. “No digo que esto no vaya a pasar, digo que esta es la situación en la que estamos hoy y que es un punto de apoyo para lograr otras cuestiones”, afirmó el periodista.

No obstante, con la seguridad de estar frente “a un Estado neoliberal conservador al que no le interesa lo comunitario, lo cooperativo” porque “busca la concentración de medios”; apeló a dar batalla en ese sentido.

Al analizar las últimas acciones del Gobierno de Macri, como la creación del Ministerio de Telecomunicaciones, la fusión de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) con la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) y la adquisición de Nextel por parte del Grupo Clarín, aseguró que el objetivo no es otro que el de “centralizar el debate que hay en el mundo sacándose de encima a los sectores populares, cooperativos, asociativos y discutir lo que hay de fondo: telefónica versus las versus las productoras de contenidos, canales de televisión y radio, como en el caso de Argentina, las del Grupo Clarín”.

En pocas palabras, sintetizó que la “pelea feroz” que planteó el Grupo Clarín al kirchnerismo tuvo su inicio en la negativa de Néstor Kirchner en otorgarle Telecom, “porque lo que quieren es competir con las telefónicas”.

La “intención de los decretos de necesidad y urgencia apunta a darle a Clarín a posibilidad de participar del negocio telefónico que en el mundo gana diez veces más”.

“Pero olvida, y es lo que no pude hacer la democracia, que la comunicación es un derecho humano.

No es ni para nosotros (comunicadores), que también lo es, sino para el pueblo que necesita libertad de expresión y acceso a la información”.

Ahora bien, lo que se perfila, según sostuvo Piccone, es que “a la información la van a manejar tres empresas: se le dio Nextel a Clarín, que sólo ocupa el 2 % del paquete de las telefónicas, el resto se lo reparten Telecom, Telefónica y Claro”.

“Estas tres tienen 32 % cada una y el 2 % tiene Nextel.

Pero esto le permite a Clarín entrar en el juego de las telefónicas y va por Telecom.

¿Quiénes manejarían la comunicación en Argentina?

Claro, Clarín y Telefónica en porcentajes similares”.

Sostener la Ley de Medios

Menuda tarea es la que queda en el terreno de las comunicaciones. Una de las críticas más fuertes que logra Piccone es que si bien la Ley de Medios brindó la posibilidad de discutir las fuerzas de poder que se ejercen en el plano de la comunicación, “no consolidó el poder de este sector por sobre los otros, ni nos puso en la mesa”.

“Llegamos a una situación de derrota electoral sin que muchas de nuestras radios que pelearon por la Ley de Medios hoy estén legalizadas.

Se concentró la pelea en Clarín y se judicializó; y la corporación judicial lo defendió”, exclamó el periodista aunque también valoró que ante un gobierno por decretos de necesidad y urgencia también reaccionó una minoría judicial que apeló a frenarlos y un apoyo internacional que hoy llega hasta la Organización de los Estados Americanos (OEA), “observando la inconstitucionalidad, la metodología antidemocrática” y exhortando a “que los Estados deben garantizarle a la gente el acceso a la información”.

A futuro, Piccone llama a “la unidad y al hacerle tomar conciencia a la política para volver a apoyar estos conceptos”.

Sobre esta base, desde la Coalición por una Comunicación democrática se está organizando el I Congreso Nacional, que se hará el 3 de marzo en Buenos Aires, para “trabajar en los nuevos 21 puntos, pero sobre la convergencia entre internet, telefonía, 3G, 4G, etcétera”.

“No queremos que por un lado avance la tecnología y se haga más grande la brecha con la gente.”

“Sea cual sea el formato, el soporte, tiene que haber reconocimiento de que la comunicación es un derecho humano”, finalizó Piccone.