Appleton decretó la disolución de la NSA, el organismo coordinador del espionaje interior, y con el mismo impulso disolvió a la DEA, a quien trató públicamente como el mayor Cartel de Narcóticos del mundo.

¿QUE PASARIA SI EN EEUU APARECIERA UN PERÓN? ¡LA NOVELA DE POLÍTICA FICCIÓN MAS LEIDA! “2.030 REVOLUCIÓN EN USA” DE WALTER MOORE (CAPITULO CINCO)

Por Walter Moore

En una larga entrevista realizada durante el mes de Julio de 2.044, en la residencia de Robert Appleton Williams, primo de John Appleton y Secretario de Relaciones Exteriores de su primer gobierno, trascripta por la revista Times, este rememora el frenesí de los primeros tres meses de gobierno después de la designación de John Appleton como Presidente Plenipotenciario de los Estados Unidos.

CAPITULO 5
LOS 100 DÍAS DE APPLETON

walter_moore-2-1

Por Walter Moore

SEMBLANZA DE JOHN APPLETON EN ACCIÓN

El periodista le pide que hable de John Appleton como persona:

“John siempre fue flaco, fuerte y alto, un tipo tranquilo, hablaba pausadamente, y miraba siempre a los ojos a sus interlocutores, uno tenía la sensación que había comprendido todo lo que éramos cuando nos miraba así.

Él era muy paciente y comprensivo con sus subordinados.

Me acuerdo de una anécdota, con uno de sus capitanes, por quien tenía particular estima, pero que no paraba de hacer mal las cosas.

Un día se armó una crisis y este capitán estaba asustadísimo contándole el problema y John lo tranquilizó:
– Este problema yo lo arreglo… pero lo que no sé, es como lo puedo arreglar a usted.”

“Ese capitán siguió siendo uno de sus asistentes por muchos años más.

Él no se desprendía de su gente, excepto si lo traicionaban.

Eso es lo único que lo hacía enojar.

– ¿Qué pasó cuando lo nombraron Presidente?.

Robert tomó un sorbo de su ron añejo y dejó volar sus pensamientos hacia esos días:

“Yo creo que John había estado pensando en que haría si estuviera en el poder, desde que estaba en West Point.

Nada de lo que hizo desde entonces fue dejado al azar.

Acumuló poder y desplegó grandes organizaciones pensando en que un día tendría que usarlas para cambiar a esta Nación.

Es un patriota enorme, tiene una familia de gran respaldo histórico, pero por sobre todas las cosas es una persona íntegra y bien intencionada.

Además tiene un temperamento imbatible y una energía prodigiosa.

Su carrera fue meteórica:

“Tenía 45 años cuando consiguió que le dieran el importante cargo de Secretario de Estado de los Veteranos, y desde allí comenzó a programar lo que haría si fuera presidente.

Después, todo su gobierno como Gobernador de California, en realidad fue un ensayo para definir su acción como Presidente.

“Él sabía muy bien que el sistema colapsaría.

No era un vidente, pero observaba la realidad, no lo que los medios querían que viéramos.

Él estaba seguro que el sistema colapsaría, porque una estafa, por gigantesca que sea, no se puede mantener en forma indefinida. Una pequeña rendija puede hacer que todo el dique estalle.

Y en todo los Estados se Unidos formaban, cada día, rendijas más grandes.

“John, en todos los años en que fue gobernador desarrollaba una actividad frenética que pocos comprendíamos, porque en pocos meses había puesto totalmente bajo control al Gobierno de California, pero su actividad no se dirigía hacia este Estado, sino a la preparación para hacerse cargo del gobierno de Estados Unidos. Estaba preparándose para presentarse a elecciones nacionales, pero la crisis le dio otra oportunidad y estaba preparado para aprovecharla a fondo.

“Les voy a contar los pasos que diera en esos primeros días en el poder.

EL ENFRENTAMIENTO CON EL COMPLEJO MILITAR INDUSTRIAL

“Él sabía que contaba con un gran apoyo en el Ejército, pero algunos de los altos mandos estaban confabulados con las grandes empresas armamentistas, lo cual significaba que podría abrirse allí una brecha, así que, al día siguiente de instalarse en la base de San Diego, ya como Presidente, citó a los principales accionistas y ejecutivos de las diez principales empresas armamentistas, que en ese momento eran Lockeed Martin, Boeing, General Dynamics, Raytheon, Northrop Grumman, Huntington Ingalls, United Technologies, L-3 Communications y BAE Systems, que en su conjunto tenían contratos por 150 mil millones de dólares con el Estado, y les dijo:

“Caballeros: Cada año, los ciudadanos de este país les darán a sus empresas ciento cincuenta mil millones de dólares por sus productos para la defensa.

Eso es demasiado, así que decidimos que ese dinero debe quedar dentro de nuestro Estado, es decir bajo el control de los ciudadanos de Estados Unidos, y no de vuestros directorios.

Podemos hacer dos cosas, cancelar estos contratos y mandarlos a la quiebra a todos, pues con el armamento que tenemos nos sobra para defendernos, o bien tomar el control de vuestras empresas, si ustedes nos ceden el 90 por ciento de las acciones decisorias, y les permitiremos a ustedes mantener el control operativo, con nuestra supervisión directa.

“Son tantos los problemas que tenemos que resolver que no podemos dedicar más tiempo a esto. Tienen una hora para decidir, la secretaria les distribuirá los documentos que deben firmar si no quieren que rescindamos sus contratos.

“Como todos saben, todos firmaron, y entonces John pidió la baja de todos los altos mandos que trataban con estas empresas, sugiriéndoles que sería muy saludable que disfrutaran de sus fondos de retiro en Hawái. Luego designó interventores de su propia oficialidad en todas las empresas estatizadas. Así se aseguró todo el control del Frente Militar, y comenzó a librar la batalla de la Guerra Psicológica.

Y eso lo hizo ese mismo día.

LA BATALLA DE LA GUERRA PSICOLÓGICA

“Decretó la disolución de la NSA, el organismo coordinador del espionaje interior, y con el mismo impulso disolvió a la DEA, a quien trató públicamente como el mayor Cartel de Narcóticos del mundo, y a la CIA, una organización totalmente corrupta, sustituyéndola por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, que únicamente podía operar fuera de los Estados Unidos.

Los que fueran dirigentes intocables de las acciones encubiertas pronto se vieron instalados en las bases antárticas y de Alaska.

“Había pedido a su Servicio de Inteligencia Nacional, que ya funcionaba secretamente en California, que reuniera a los principales responsables de las 16 Agencias de inteligencia de Estados Unidos, incluyendo a la NSA, y a las 51 organizaciones federales con mandos militares, que se reúnan con él también en la Base de San Diego, eran unos 200 ejecutivos, pero la reunión se hizo en un portaaviones, y John los reunió en uno de los hangares y les dijo:
“Señores, estamos estudiando cuales fueron sus roles durante los últimos gobiernos de nuestra Nación.

Y en principio, creemos que todos han sido cómplices más o menos activos de la mayor cantidad de desastres que casi culminan en una Guerra Civil, así que todos están sospechados de ser traidores a la Patria.

“Como dilucidar esto va a llevar un tiempo, hemos designado interventores en todas las agencias y organizaciones, pero sabemos que ustedes personalmente tienen información relevante que necesitamos, así que permanecerán en este barco mientras aclaramos esto.

Serán confinados en cuartos separados mientras se realizan todos estos procesos.
“Oficial de Guardia: Proceda”

“El portaaviones zarpó, Appleton regresó a la base en un helicóptero y la mayor parte de esos detenidos aún están en Alaska.

“El regresar a la base, le informaron que la mayor parte de los accionistas principales y máximos ejecutivos de las cinco grandes agencias de noticias de Estados Unidos, todas de alcance mundial, se encontraban en el sector aeronaval de la base.

“Yo me ocupé de eso, y siguiendo las recomendaciones de FAIR. (The National Media Watch Group), había invitado a los principales accionistas y directivos de los 5 Grandes Monopolios: TIME WARNER (CNN), News Corp (Fox), Viacom, Disney (ESPN) y General Electric a reunirse con el Presidente Appleton, con una invitación que decía, si tienen algo más importante que hacer que reunirse con el nuevo Presidente de los Estados Unidos, no vengan, si no, tienen cuatro horas para llegar.

Muchos vinieron con una corte de abogados y asesores, que fueron separados del grupo principal, que estaba formado por unas 30 personas, pertenecientes al grupo de gente más rica y poderosa de Estados Unidos, ahora reunidas en un pequeño anfiteatro, desde cuyo estrado John se dirigió a ellos de la siguiente manera, he conservado una copia de lo que les dijo en esa ocasión, y suelo releerlo de vez en cuanto, por el goce que me produce ese discurso.

EL ENFRENTAMIENTO CON LOS DUEÑOS DE LOS MEDIOS

“Bueno, grandes mentirosos, por fin nos vemos cara a cara, el poder real y el poder mediático, y les anticipo lo que vamos a hacer aquí, en esta hermética base militar:

Vamos a desmantelar completamente, insisto, completamente, a todas las corporaciones mediáticas que ustedes controlaron hasta ahora.

“Esta tiranía de mentiras se termina hoy, aquí, y definitivamente, pues en este momento las mismas tropas especiales que los han traído aquí están deteniendo a sus familias y llevándolas a otros cuarteles militares, donde no hay teléfonos que respondan a los llamados de sus poderosos socios.

“Yo puedo hacer dos cosas con ustedes: Puedo mandarlos a un juicio militar sumario, acusados de traición a la Patria, y en menos de 48 horas serían todos fusilados, bueno, casi todos, o hacer con ustedes, un programa de desmantelamiento de todas estas corporaciones, que si bien tardaron años en construir, tenemos cuarenta y ocho horas para demoler.

“Prácticamente el poder de decisión de casi todas las noticias que veía el mundo está en esta sala, y también todos saben cuáles son los poderes institucionales que sus socios me han otorgado, y también deben saber que no tengo miedo de usarlo.

Así que ahora voy a dividirlos en distintos grupos, uno por cada corporación, y me dirán como pueden ceder sus medios a periodistas decentes y comprometidos con la verdad, los mismos a quienes ustedes han impulsado al suicidio por el mero hecho de decirla.

“Ustedes deciden “La plata o la vida”.

Y la plata, aquí no les sirve de nada, así que trabajen para salvar su vida, y enfrentar la paradójica situación de que, los únicos que pueden salvarle la vida, son aquellos que ustedes aplastaron como cucarachas por decir la verdad.

“Esos serán sus sucesores, esto ya lo sabemos nosotros, lo único que nos importa ahora es saber cómo podemos hacerlo rápido, pues ya hay personas preparadas para volar los edificios donde están sus majestuosas oficinas principales.

Y eso empezaremos a hacerlo mañana mismo.

“Todo el mundo sabe que ustedes están conmigo, pues nosotros lo dijimos, lo que nadie sabe es dónde están, y toda la cohorte de abogados y alcahuetes que trajeron con ustedes ya están camino a la Isla de Guam.

“Bueno, a trabajar, y por primera vez en su vida, no mientan, sobre todo si les interesa seguir vivos.

“Coronel Manson, proceda.

“Appleton la llamó al período siguiente “La Era de la Libertad de Expresión” y dispuso la creación de una Agencia Oficial de Prensa y Difusión destinada a difundir la gestión de su gobierno y las reacciones favorables a su actividad en el resto del mundo.

“Una semana después teníamos un Plan: Cada uno de los conglomerados se dividió en muchas pequeñas empresas con total libertad para definir las noticias que les parecieran más importantes.

Todas tuvieron acceso a los grandes recursos, antes en manos los Cinco Monopolios, para aprovechar el poder técnico capaz de una difusión mundial.

“El gobierno otorgó a cada ciudad, por pequeña que fuera, la financiación para crear y sostener un medio de difusión con la condición de que los periodistas fueran elegidos anualmente por el voto popular.

“La condición para sostener económicamente a un medio era “Revelar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”, dejando en claro que el oportunismo y la aprobación indiscriminada de los actos de gobierno era tan perniciosa para el país como la oposición insensata o mal intencionada.

“Se formó así un Club Federal de Información y Difusión, y entregó a los periodistas de cada empresa el control de los medios expropiados, con el compromiso de que no aceptaran avisos publicitarios y/o contribuciones de cualquier tipo, de las corporaciones privadas.

“Como ingreso legal para estos medios subvencionados se permitió el pago de usuarios o espectadores de los medios, y financiando el resto con impuestos al consumo que distribuía un comité integrado por miembros del Club Federal y representantes elegidos por los medios.

Una parte del presupuesto nacional dedicado a la cultura se distribuiría por sorteo cada año entre distintos medios.

“La mayor parte de la propiedad de los medios se transfirió a las comunidades locales y a distintas organizaciones sociales multitudinarias.

Esta política provocó un cambio de 180 grados en la información difundida, hasta entonces sesgada por la necesidad de los medios a no confrontar con las empresas que los sostenían con sus anuncios publicitarios.

“En las semanas siguientes a esa reunión, los grandes edificios corporativos, fueron demolidos con explosivos, después de sacar y trasladar su principal equipamiento técnico.

Appleton ordenó filmar y difundir por el mundo cada demolición para lo cual se había dejando encendidos sus carteles con los logotipos corporativo.

El impacto mundial de esas imágenes desató una gestión de cambios en muchos países.
“Sus marcas fueron eliminadas del registro nacional, y todos sus directivos sometidos a una dura investigación por sus ingresos billonarios, y actividades monopólicas, entrando en revisión todos los juicios que sus demandantes declararon que los habían perdido gracias a la influencia en el Poder Judicial de los grandes medios.
“La Sociedad Interamericana de Prensa, esa asociación de dueños de medios, fue eliminada y todas las redes de distribución de contenidos, ahora distribuidos en una miríada de medios locales, tuvieron que abrir su programación a un concurso público y votación popular sobre sus programas para poder seguir emitiéndolos en horarios diurnos o de gran audiencia.
“Con tal de conservar sus puestos, los editores confesaron públicamente cómo funcionaba el sistema de inventar, u omitir noticias, y como contribuían a impulsar y justificar la existencia en las calles de multitudes, que llegaban azuzadas por agitadores profesionales.
“Se realizaron numerosos documentales sobre los métodos usados para derribar a gobiernos opuestos a los intereses corporativos, tal como lo hicieran en América Latina, Medio Oriente, Europa Oriental y África, y también como persiguieron a las organizaciones populares de Estados Unidos, exponiendo como las Corporaciones se apoderaron de las empresas locales en los países atacados, o las sustituyeron en los mercados después de las caídas de los gobiernos populares.

EL GRAN GOLPE AL ENEMIGO PRINCIPAL, EL PODER FINANCIERO

Robert hizo una pausa, y luego, mirando hacia dentro, lanzó nuevos recuerdos.

“Hecho esto, Appleton estaba listo para el dar el gran golpe al Enemigo Principal, El Poder Financiero. Lo hizo al día siguiente, cuando todos estaban conmovidos, pero sin saber bien -que era lo que estaba ocurriendo.

“Primero convocó a la Base a los máximos dirigentes y accionistas de las corporaciones financieras y de los grandes bancos. Les expuso la situación con claridad:

“-Señores: Ustedes tienen muy en claro como hemos procedido con los que resistieron nuestro poder en los países que invadimos. Ahora hemos tomado posesión de nuestra Patria, que estaba ocupada por poderes extranjeros que quisieron llevarnos a otra Guerra civil, para salvar sus negocios, y ustedes fueron un sector clave para el desarrollo de este complot.

“Sabemos que necesitaban quedarse en el poder a toda costa, pues hasta ahora procedieron como si estuvieran en un país ocupado. Se quedaron con nuestro dinero, se apoderaron de nuestras empresas, controlaron todas las noticias, condujeron nuestra enseñanza superior, contaron mentiras gigantescas sobre nuestra realidad económica e incentivaron las contradicciones buscando que una guerra civil salve sus recursos mal habidos, lo cual es, literalmente, Traición a la Patria.

-“Esto ha terminado, hemos retomado el control de nuestros bienes y recursos económicos y monetarios, y ustedes no tienen ningún lugar de poder en este Nuevo Estados Unidos.”

“A continuación les pidió que cedieran al Estado Nacional todas sus tenencias accionarias y el patrimonio de las empresas, en concepto de resarcimiento por el daño causado a la Nación en las crisis recurrentes generadas exclusivamente para obtener mayores beneficios, y también les exigió que detallaran las personas y medios por los cuales mantenían controles institucionales en otras empresas.

“Los banqueros se encontraron en un acto solemne, frente a las cámaras de televisión, y ante un documento ya redactado.

Algunos firmaron la cesión, otros se negaron y a estos, Appleton los hizo encarcelar de inmediato en un barco prisión, navegando hacia la Antártida, completamente aislados del mundo exterior, mientras el ejército se hacía cargo del control de esas empresas.

“Luego disolvió la Reserva Federal y transfirió al personal técnico de todas las empresas del Sistema Financiero que la controlaban, al recién creado Nuevo Banco de Desarrollo Federal de los Estados Unidos, cuya propiedad era en un cien por ciento del Estado nacional, y estaba bajo el control de su ministro de Economía y Producción, su amigo Mark Prelooker, que procedió a una limpieza tan áspera como la que hiciera Appleton. transfirió todas las sucursales de los bancos JP Morgan Chase & Co, Bank of America, Citigroup, Wells Fargo & Company, U.S. Bank, Bank of New York Mellon, HSBC North America Holdings, KeyCorp, PNC Financial Services Group Inc, EE.UU. Bancorp (NYSE: USB), al Banco Nacional de Desarrollo y lo dotó también con los activos de Goldman Sachs Group y Morgan Stanley.

“Además, inmediatamente, transfirió todas las propiedades de grandes fundaciones y empresas que controlaban los banqueros que manejaron la Fed durante más de un siglo, a distintos organismos de una Agencia Nacional de Servicios Monetarios, que era una ampliación de la que ya funcionaba en California.

Eliminó los privilegios que tenían algunos Estados para funcionar como Banca off shore y envió delegaciones militares a todas las islas y pequeñas naciones que operaban como “guaridas fiscales”, recibiendo todo el dinero de operaciones ilegales, y conminó a sus autoridades a cerrar esas entidades o desembarcarían marines que las volarían en pedazos.

“Eliminó el permiso para funcionar de una multitud de empresas y entidades que trabajaban en el campo especulativo, tales como las que evaluaban riesgos económicos, vendían seguros y cualquier otra actividad vinculada al sistema financiero y a las empresas que gestionaban el sistema accionario en las diferentes bolsas del país.

Cerró a cal y canto sus oficinas y pidió la captura internacional de sus principales ejecutivos, por su negativa de presentarse a declarar ante la Justicia Provisional, formada por Tribunales Militares que evaluaban si su accionar podía considerarse “Traición a la Patria”.

“Este Tribunal es el que ordenó que fusilaran a Henry Paulson, Bob Steel, y a los cuatro directivos más responsables de la “crisis de las hipotecas subprime”, que habían generado la crisis del año 2008, sujetos que fueran sorpresivamente capturados por el Ejército, y fusilados en un fuerte militar.

Colocaron en televisión e Internet carteles con las fotos de los responsables de los llamados “Fondos Buitres”, con grandes recompensas por su captura, vivos o muertos.

Después de eso fue difícil encontrar a alguno de los fastuosos ejecutivos de Wall Street en todo Estados Unidos, aunque el Tribunal recibía informes de todo tipo de guaridas fiscales desde donde se habían instalado, y se rumoreaba que el Estado Mayor de Appleton tenía preparadas fuerzas de desembarco para ocupar esas islas y pequeños países que daban refugio a esos magnates devenidos en delincuentes, que recurrían masivamente a la cirugía estética como los gangsters de la década de los ´40, para perderse en lejanas islas del Pacífico, viviendo sin ninguna ostentación.

Robert busco entre un cajón, y dijo: “Ahora vamos a almorzar, y les dejo una copia de un discurso que John Appleton, pronunciara un mes después de haber asumido el poder, diciéndoles: -Aquí está resumido este tema del Jubileo:
Les entregó una “pastilla” de información, y los periodistas pudieron ver en sus pantallas de grafeno, a Appleton conversando coloquialmente, evidentemente en un programa de televisión con un título que decía:

¿Qué es el Jubileo Universal?

“Compatriotas:
“Tengo la enorme alegría de comunicarles nuestra principal e histórica medida de nuestro gobierno.
“Acabo de firmar la ley declarando un Jubileo Universal para nuestro país.

“¿Y qué es un Jubileo?: en lenguaje sencillo: “Borrón y cuenta nueva”.

Nadie debe nada. Todas las deudas han sido abolidas.

Todas las hipotecas han sido canceladas, todas las deudas de las tarjetas de crédito han sido saldadas, todos los préstamos se consideran pagados, todas las rentas se han cancelado, hasta el final del contrato convenido, ningún inquilino debe nada.

Lo mismo sucede con los impuestos y los servicios públicos, y las deudas bancarias dejaron de existir.

Los prestamistas no pueden considerar más como activos a sus deudores, porque todos sus deudores desaparecieron, pues a partir de hoy las deudas no tienen valor legal.

“Los que debían no deben nada.

Los que prestaron no tienen derecho a cobrar nada.

No existen más las deudas.

Si compraron un auto o un electrodoméstico, y les falta pagar cuotas, no necesitan hacerlo, la ley protege a los que no pagan.

“Esta ley que he firmado tiene carácter constitucional, y seguirá vigente hasta que una Convención Constituyente la apruebe o la derogue, pero en ningún caso puede volverse a la situación anterior.

“Aquellos que tenían deudas que cobrar, olvídense, nadie necesita pagarlas, pero tampoco nadie puede conseguir dinero prometiendo pagarlo en el futuro, porque en los próximos 12 meses esta ley seguirá vigente, y nos proponemos realizar un Nuevo Jubileo cada diez años, para destruir completamente la “Cultura de la Deuda”.

“También hemos anulado todas las deudas de los Estados, tanto del Estado Federal como de los Estados y los Condados, como así también anulamos las deudas de todos los organismos oficiales.

No nos deben nada y los Estados Unidos tampoco debe nada. Desistimos de cobrar a nuestros deudores y no les pagaremos a nuestros acreedores.

“Como la mayor parte de los bancos que operan en nuestra nación tienen graves problemas de liquidez, pues han prestado fondos que nunca tuvieron, los hemos clausurado e impediremos que sigan funcionando, por ese motivo, aquellos que tuvieran dinero depositado en estos bancos en problemas, con sólo presentar los certificados de depósito en cajas de ahorro o cuentas corrientes, en cualquier sucursal del Banco Nacional de Desarrollo, se le devolverán esas mismas cantidades en Blues.

Los bancos que no devuelvan el dinero depositado por terceros en custodia, irán presos por el delito de desfalco.

“Pero los ciudadanos no tienen porque preocuparse, porque hemos dispuesto, a través del Banco Nacional de Desarrollo otorgar subsidios a aquellos que se encuentren en dificultades.

Los que tenían ingresos por algún tipo de renta, sean cupones de acciones, alquileres o cuotas por el pago de algo, les depositaremos una cantidad de dinero en forma quincenal para que puedan sostener su estilo de vida.

“Aquellos países que nos vendieron productos de buena fe, pueden quedar compensados por nuestra falta de pago, haciendo su propio Jubileo, licuando todas las deudas financieras que tuvieran con organismos multilaterales de crédito, bancos de cualquier origen o empresas multinacionales que fueran pactadas en dólares.

Nosotros apoyaremos estas políticas en forma activa, procediendo de acuerdo con sus gobiernos elegidos democráticamente.

“Pero esto no es todo. Hemos abolido al dólar como moneda oficial de los Estados Unidos, y lo hemos sustituido por otra moneda del mismo valor llamada BLUE, que tendrá el mismo valor del dólar y que cambiaremos durante los próximos 90 días, a todos aquellos que presenten billetes de dólares, por Blues en billetes, al mismo valor, y nadie deberá justificar su origen cuando se trate de cantidades inferiores a los 200.000 dólares.

“En todos los Bancos Nacionales de Desarrollo (BND) de nuestro país y del extranjero, cambiarán dólares por blues, y pueden hacerlo en casi todas las sucursales bancarias existentes, que ahora son sucursales del Banco Nacional de Desarrollo, donde pueden concurrir si necesitan dinero que no tienen.

Cualquier prestamista privado cualquiera sea la forma en que opere, comete un grave delito, y será juzgado por tribunales militares como traidor a la Patria, lo mismo que cualquier persona que opere en el tráfico de drogas o productos ilegales dañinos para la salud, tales como cigarrillos o tabaco para ser fumado, o alucinógenos de cualquier tipo.

“Todos los Estados de la Unión podrán emitir sus propias monedas, de acuerdo a la reglamentación desarrollada por el Banco de California cuando emitió el Cali, una moneda que permitió combatir exitosamente a la última gran crisis, en cuya raíz estaba el comportamiento de la Reserva Federal, organismo que hemos clausurado, y también hemos cerrado a todos los bancos que eran sus propietarios, porque Estados Unidos no puede sostener en su seno a aquellos que trabajan para destruirnos.

“Una nueva era ha comenzado, somos los artífices de nuestro destino, asumamos este desafío.”

Después del almuerzo Robert, siguió con su relato:

“Este shock se complementó con la declaración de caducidad del valor del dólar y la nulidad de los Títulos del Tesoro de Estados Unidos, con lo cual el país se liberó de todos los acreedores externos, al mismo tiempo que Estados Unidos perdonaba todas las deudas contraídas en cualquier lugar del mundo con empresas norteamericanas, y consideraba saldados todos los préstamos otorgados en dólares,

“Esto generó crisis severas en los organismos de crédito de las Naciones Unidas y provocó el colapso del FMI y del Banco Mundial, que terminaron de desaparecer cuando Appleton renunció a la ONU, lo cual fue inmediatamente seguido por las cuatro quintas partes de los países afiliados a la Naciones Unidas.

“Por un largo momento, todo el sistema de créditos quedó en Cero. La Operación “Borrón y Cuenta Nueva” abarcó a todos los aspectos de la economía, y ese shock conmovió al mundo entero.

“El Jubileo congeló el valor de todas las acciones comerciales se y las empresas tuvieron que anotarse en las áreas pertinentes del Banco de Desarrollo Productivo para conseguir dinero nuevo para seguir operando.

“Cualquier préstamo que se pretendiera cobrar mediante amenazas legales o físicas se caratuló como un Delito pasible de Destierro, y a los directivos responsables de estas actividades se los trasladó a las zonas deshabitadas de Alaska.

“Todas las instituciones que tenían la obligación de presentar balances, sólo debían computar como activos los bienes físicos, evaluados en Blues, las deudas y créditos quedaban anulados, el cobro de intereses se convirtió en un delito tributario.
“Todas las peticiones de auxilio económico fueron satisfechas, pero en ningún caso, a cambio de estos aportes de los Estados, se creaban deudas, sólo convenios para distribuir futuras ganancias.
“Se estableció un parámetro no especulativo para el valor de venta de las propiedades inmuebles, cuyo revalúo se hizo comparando su superficie edificada con el costo de construcción actual, y la pérdida a un ritmo de un dos por ciento anual (2%) a partir de su inauguración, así que en 50 años cualquier bien inmueble pasaría a convertirse en propiedad pública, dando su tenencia a sus actuales ocupantes, a menos que sus habitantes fueran sus constructores, lo cual les daba el derecho a usufructuarlas por tres generaciones.
“El Estado Federal, a través del Banco Nacional de Desarrollo y los Bancos Estatales podrían entregar dinero para inversiones productivas a cambio de participación en los beneficios futuros del emprendimiento al que se aplicaría el dinero entregado, pero no cobrarían ningún tipo de interés, ni explícito, ni disimulado como gastos administrativos o similares.
“Luego, el Gobierno se dedicó a desguazar a todas las grandes corporaciones, empezando por las que sólo mantenían actividades comerciales, sin producir objetos o servicios físicos. Les otorgó el control a los empleados de cada sección, sucursal o empresa que las integraban, limitando por ley sus márgenes de ganancia en forma decreciente, a un quince o veinte por ciento de su facturación, restando de esta sus costos operativos.
“La Comisión Nacional de Reciclado Industrial, trazó un programa de 10 años para reestructurar todo el sistema productivo industrial de Estado Unidos, centrado en la innovación y la permanencia, considerando los efectos sociales y ambientales de cada producción y evaluando el incremento creciente de la calidad, penalizando la incorporación de nuevos productos que no presentaran un beneficio real, para impedir cualquier intento de obsolescencia artificial destinado a limitar su vida útil y se instalaron premios a la productividad en la medida que esta permitiera disminuir el esfuerzo laboral de su personal.
“Esto desató en Estados Unidos, una nueva ola de prosperidad y buen vivir, pues la gigantesca sanguijuela del sistema usurario había, prácticamente, desaparecido.
“Mark Prelooker, el ministro de economía y finanzas de Appleton, siguiendo las teorías del economista austríaco-argentino, Silvio Gesell, estableció un sistema de Ahorro Productivo, gracias al cual las personas o instituciones que ganaran más dinero del que podían gastar, podían guardarlo conservando su valor al comprar acciones nominales de emprendimientos productivos, tanto privados como estatales, que generaban ingresos de acuerdo a la rentabilidad del sistema elegido, y en los cuales el Estado garantizaría que el valor entregado sería devuelto en forma integral, o sea, no devaluado en el tiempo, además de la participación en las eventuales ganancias que el emprendimiento hubiera producido.
“Así Appleton dio universalidad al concepto de que “La riqueza se genera cuando el dinero se intercambia, y se pierde cuando el dinero permanece inmóvil”, dado que se prohibió penalmente, con penas no redimibles con multas o fianzas, a toda forma de usura (préstamo de dinero cobrando intereses) y/o rentismo (inmobiliario, financiero o corporativo).
“John buscaba que ningún dueño de capital operara como acreedor de otras personas, poniendo en el mundo real los principios que Jesús legara en el rezo del Padrenuestro: “Perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.
“En otras palabras, John, en sus tres primeros meses de gobierno, demolió el Sistema Político de la Deuda que había sojuzgado a Estados Unidos y su efecto se expandió al mundo entero.
Ante la pregunta de:
¿Qué pasó con China en esa época?
Robert aclaró:
“La República Popular China, que había acumulado enormes cantidades de dólares y bonos del Tesoro pidió una compensación inmediata por los enormes montos que mantenían en sus bóvedas, ahora carentes de valor.
“Appleton les contestó:

“Sus verdaderos enemigos están en su país, no en Estados Unidos, así como nos usaron a nosotros, los van a usar a ustedes. La mayor retribución que podemos ofrecerles es nuestra experiencia para que liberen a su nación del Peor de los Mundos Posibles, el que instala el Poder del Dinero, cuya enorme estafa concluyó aquí, y ahora todos tenemos que asumir las pérdidas que nuestra ingenuidad nos provocó, queremos reconstruir nuestra relación sobre bases más sólidas que los cantos de sirena del Poder Financiero, pues gran parte del dinero que ustedes hoy nos reclaman lo obtuvieron por la venta de artículos que ustedes exportaron hacia aquí, pero hechos en fábricas que antes teníamos en nuestro país”.

“Ahora nos toca a nosotros agradecer a la Gran Nación China haber absorbido a gran parte de nuestra industria, porque eso nos permite una renovación total de la política industrial de Estados Unidos, que dedicaremos fundamentalmente a abastecer a nuestro mercado interno.

Queremos establecer con China, y con el resto de los países del mundo una relación cordial, de cooperación mutua, especialmente en el aspecto cultural, y si fuera necesario, también en aspectos alimentarios, centrado en nuestra colaboración para que logren ustedes también logren esta autosuficiencia, proporcionándoles la tecnología que necesiten para lograrlo.

“Nuestra política exterior ya no se organizará en base al intercambio comercial ni monetario, sino fundamentalmente en las actividades humanísticas, propias de los períodos de paz.”

“ – Y como ustedes saben, no pasó nada, excepto que finalmente encontramos la manera de hacer algunas cosas en cooperación entre Asia y nosotros, que finalmente demolieron al resto del Sistema Financiero Internacional.

“-Miren este artículo del Washington Post de esa época:

APPLETON CLAUSURA EL CONGRESO NACIONAL

“Al día siguiente de su entrevista con los ejecutivos de los medios globales, el General Appleton clausuró el Congreso, con el sencillo método de enviar personal del Ejército a desalojar a todas sus oficinas para desinfectarlas.

“Luego devolvió a los congresistas sus elementos personales y reacondicionó el edificio como Museo Histórico Nacional habilitando talleres y estudios para que trabajen allí los artistas de toda la Nación, cuya mudanza masiva a Washington fue propuesta por el Gobierno Federal, dando facilidades para su traslado a una ciudad con enorme cantidad de viviendas desocupados, con alquileres que disminuyeron significativamente, pues salieron de Washington los miles de asesores de los congresistas y empleados del Congreso, que ya no tenían empleos o esos ingresos.

“Cuando Appleton trasladó la parte del gobierno federal que necesitaba, el volumen del personal quedó reducido a su centésima parte, y estos funcionarios técnicos pudieron ubicarse en las instalaciones de la Universidad de Berkeley, una pequeña ciudad universitaria vecina a San Francisco, mientras se construía la nueva urbanización para las oficinas del gobierno Federal en los acantilados frente al Océano Pacífico, lindero a la ciudad de San Francisco.

Robert Appleton Williams mostró en una pantalla la portada del nuevo diario Tribune de San Francisco con una noticia que daba las pautas del cambio en marcha.

Un titula anunciaba:

EL PENTÁGONO DEJÓ DE SER UN CENTRO MILITAR

“Para desocupar en dos semanas a todo el Pentágono. John Appleton dispersó sus oficinas administrativas y técnicas en bases y cuarteles distribuidos en todo el país. Y para impedir el regreso del antiguo régimen, destinó las gigantescas oficinas del edificio Pentagonal para alojar a los “sin techo” que vivían en Costa Este de Estados Unidos, poniéndolos bajo el control de oficiales de los cuerpos técnicos y sanitarios, con el mandato de que les enseñen oficios, los organicen para la convivencia, y los curen, a algunos de horribles enfermedades que la medicina privada no había aceptado tratar sin enormes pagos anticipados.

“Appleton envió a los oficiales de su confianza, rodeados de un grupo de asesores técnicos, a asumir el control de las principales bases en el extranjero, que entonces sumaban 737. Recibió los informes sobre su estado y de las relaciones políticas locales que sus ocupantes habían establecido,

La misión encomendada era desocuparlas de inmediato, como fuera, en un plazo máximo de dos meses.

El equipamiento se debía repatriar, o venderlos y/o regalarlos a los gobiernos locales, y destruir todos los equipos que quedaran allí, para impedir su uso por terroristas,

“Designó a su primo, Robert Appleton William como Secretario de Defensa, y ellos trazaron un plan para transformar la enorme industria bélica de su país, que era la única que generaba puestos de trabajo, en actividades que multiplicaran la generación de riqueza sin tener que matar a nadie o destruir ciudades enteras transfiriendo sus recursos a la industria civil, dentro del Programa de Re-Industrialización de Estados Unidos, que ya había desarrollado cuando era Gobernador de California.

Corbella, después de transcribir esta entrevista en su libro, encontró un ejemplar del diario New York Times, que en un editorial del 12 de Marzo de 2.031, destinado a evaluar lo actuado por Appleton en sus primeros meses de gobierno, comenta los cambios institucionales que este hiciera, y tituló, con ironía:

El Programa de “Modernización” Política de Appleton:

Eliminar al Poder Judicial

Algunas de las medidas que tomó Appleton apenas asumió como presidente eran previsibles, dada su actuación como Gobernador de California, pero la drástica medida con la cual comenzó su Programa de Cambio Político: La Disolución de la Corte Suprema Federal y las de Cortes Federales de todos los Estados, y la disolución de los Fueros Civil y Comercial en todos sus aspectos, dejando sólo en pie al sistema del Derecho Penal, del cual desmanteló también a los organismos judiciales de segunda instancia.

Los cambios fácticos anunciados por el gobierno son inapelables, pues no hay ante quien recurrir. Es cierto que las interminables batallas judiciales por el dinero dejaron de saturar los tribunales, para volver al encuentro de las tradiciones de la palabra empeñada, pues no había ante quién hacer valer los contratos escritos.

La prensa se volvió el lugar donde se ventilan todos los grandes conflictos de intereses, y lo que estaba en juego ahora no era la razón jurídica, sino el prestigio moral de los contendientes, y como los órganos de prensa ahora están considerados como un Servicio Público más, responden al mismo Código de Ética Pública que los organismos estatales, por lo cual no pueden tomar partido sin transgredir esta normativa.

En otro artículo del mismo medio, un año después, se habla del funcionamiento legal en ese período. El titular decía:

SE PREVÉ LA REALIZACIÓN DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

En todo este período revolucionario, quedó funcionando solamente una estructura legal residual, pequeña y expeditiva, para resolver casos de vida o muerte, y la sorpresa fue que estos casos eran menos del uno por ciento de toda la conflictividad existente, lo que ocasionó una avalancha de cierres de prisiones, un patético negocio que esclavizaba a muchos inocentes para enriquecer a las corporaciones que administraban las prisiones.

Mientras se organiza, lentamente, la forma de constituir una futura Asamblea Constituyente, en la cual se resolvería la nueva estructura judicial, y para eso consideran necesario asimilar los resultados de las transformaciones que se realizaran en los ocho años previstos para el asentamiento de los cambios.

Los que quisieran postularse como nuevos Constituyentes, deberían publicar cuales fueron las contribuciones destacables, en el proceso de creación de las Nuevas Realidades generadas en el Proceso de Transformación.

El instrumento central para llevar adelante el Plan, se llamó “Iniciativa de Construcción de la Verdad”, que se puso en marcha en cada ámbito de actividad social.

Uno de sus objetivos era establecer los parámetros para “la Formación de una “Meritocracia”, en “todas las formas del saber, y de la acción constructiva de la Nueva Sociedad”, cuyos parámetros no han sido definidos todavía, pero John Appleton ha demostrado una gran pericia para moverse en situaciones ambiguas.

Esto ha obligando a una enorme masa de abogados a buscar algún trabajo productivo, en lugar de fogonear conflictos para obtener beneficios.

En un ejemplar del diario Washington Post, fechado unos nueve meses después que Appleton asumiera la Presidencia, monitoreaba estos acontecimientos, Dany Marcos, periodista en jefe, describía la situación, con un sutil énfasis en lo negativo, en un artículo titulado:

LA OPOSICIÓN SALE A LA CALLE

Washington, 21 de marzo de 2.031

La decisión del Movimiento EcoDemocrático (en el poder absoluto), de no reprimir la protesta social, se ha encontrado con un problema por la reacción violenta de los que se han visto expropiados de sus bienes por el gobierno.
Appleton jamás se imaginó que los ricos saldrían a las calles a manifestar su desacuerdo con un Gobierno que les sirvió para enriquecerse durante generaciones.

Pero ha sucedido y San Francisco esta convulsionada por los grupos que recorren sus calles haciendo desmanes, ya acampando, fuertemente armados, en sus plazas, y con la mayor concentración en la plaza frente al Centro Cívico de la ciudad, donde alimentan hogueras con cubiertas y otros elementos combustibles y hacen constantes disparos al aire.

Inesperadamente no fueron a su encuentro grupos policiales sino contingentes de Marines, con todo su equipo de combate, transportados en helicópteros desde la base de San Diego.

En una maniobra militar, los cercaron, con blindados livianos cerrando las cinco bocacalles que daban a la Plaza del Centro Cívico, ocuparon con tropas bien pertrechadas las cuatro calles perimetrales y avisaron por los altoparlantes que los que quisieran retirarse podría hacerlo por la calle Fulton, donde estaban los puestos de control de identificación, encontrándose en libertad de hacerlo durante la próxima media hora, después se atacaría a la multitud y enviaron un chorro de agua coloreada hacia el aire, probando que podía llegar a cualquier lugar de la Plaza, lo que provocó una corrida, principalmente de las mujeres con niños y de la gente mayor, que se retiró.

Trascurrida la media hora, otro anuncio propuso que se entregaran todas las armas en la esquinas de Larkin y Grove y de McAllister y Polk, anticipando que aquellos que se encuentre armados en ese recinto recibirían penas de prisión en Alaska, y los que sabían que la gente de Appleton no amenazaba en vano, se retiraron presurosamente.

Después de desarmarlos, los dejaron ir a todos y dieron otro plazo de media hora. Al final de ese plazo, pusieron baterías de parlantes direccionales de alta potencia y dispararon una ráfaga de sonidos hirientes de 2 minutos, entonces los manifestantes se dieron cuenta que todos los soldados tenían colocados grandes audífonos.

Por los altoparlantes informaron que si este sonido se mantenía durante 5 minutos, en oídos sanos, provocaba la pérdida de la audición por una semana, pero en 15 minutos, la sordera sería permanente, y daba otro plazo de media hora para retirarse, que fue acatada por la gran mayoría, quedando unas 200 personas aún reunidas, con tapones de pañuelos de papel en los oídos.

Entonces se dio la orden de avanzar a los soldados y estos dividieron a los manifestantes en pequeños grupos que fueron subidos en camiones y detenidos.

El cómputo de protestones dio que menos de la mitad eran estadounidenses, había muchos europeos, otros de origen árabe o centroeuropeo, y los que encontraron armados habían militado ya en los grupos de combate en el Medio Oriente, atacando a Libia, Siria, e Irak, y fueron enviados a que comprueben como les caía el clima de Alaska.

En el resto de Estados Unidos también hubo manifestaciones violentas.

Algunas fueron enfrentadas por militantes favorables a Appleton, y en otros fue la policía la que los dispersó e identificó, encarcelando a los extranjeros y a los miembros de las numerosas agrupaciones de ultraderecha de Estados Unidos.

Eran individuos financiados y conducidos por el persistente Tea Party, y un renovado Ku Klux Klan, además de miembros de las bandas parapoliciales que habían dejado de ser financiadas por el gobierno, que antes las usaba para destruir a sus opositores, y ahora buscaban, sin éxito, que la gente de Appleton los financiara con el mismo propósito, pero dirigido contra otras personas.

Es paradójico observar el contraste de la actitud del gobierno entre estos grupos, y los que llenan calles y autopistas pidiendo reivindicaciones largamente postergadas. Estos son escuchados y designan a los dirigentes como responsables de la ejecución de los cambios que se convienen, lo cual disminuye rápidamente la conflictividad.

Pero las otras manifestaciones, violentas y destructivas, generalmente impulsadas por los poderes desplazados, son disueltas con los métodos usados en San Francisco.

¿Esta es la “versión Appleton” del Doble Discurso?

FIN CAPITULO 5