¿Soy yo solo el que piensa que ya esperamos demasiado, o hay otros?

UN TRISTE ESPECTACULO

Por Leonardo Maggi‎

Ahora, queda gente sin trabajo todos los días, suben descontroladamente todos los servicios, suben los peajes, se paralizan las paritarias, el Congreso sigue cerrado, gran parte del pueblo no sale ni a la esquina, sin vacaciones después de un año de trabajo.

NAC&POP
25/01/2016

¿Qué pasó compañeros para que tengamos que ver éste triste espectáculo?

Hace apenas dos o tres meses vivíamos en un país, que no era el paraíso en la tierra, pero al menos, había mucho mas gente con trabajo.

El estado regulaba los precios que pagábamos a las empresas de servicios, no había piquetes en todas las rutas simplemente porque no había presos políticos, el peaje no era tan caro y si no se hacían las obras necesarias se estatizaba la ruta en cuestión.

Las jubilaciones y pensiones se aumentaban dos veces al año por ley, prácticamente no teníamos deuda externa y no se le pedía nada a nadie y menos al FMI y los grandes bancos.

Nadie de afuera nos controlaba las cuentas, la gente viajaba todos los fines de semana largos y algunos cortos también y todos los fines de año vacaciones para todos.

Se agrandaba el Estado y se desarrollaba la tecnología del país sin pedirle plata a nadie, la construcción explotaba en todo el país con la obra publica y privada gracias al “cepo” al dólar el que tenia plata de sobra invertía en ladrillos, moviendo así todos los engranajes de la economía interna.

Se respetaban las leyes y las ordenes judiciales, prácticamente no existía la “necesidad y urgencia”.

Ahora, queda gente sin trabajo todos los días, suben descontroladamente todos los servicios, suben los peajes, se paralizan las paritarias, el Congreso sigue cerrado, gran parte del pueblo no sale ni a la esquina, sin vacaciones después de un año de trabajo.

Se paran todas las obras dejando a mas gente en la calle, la construcción baja un 80%, y se cierran canales de TV de todos nosotros dejando nuevamente gente sin laburo.

En ciertas provincias bajan las jubilaciones, se le pide plata a cuanto garca internacional anda suelto, se vuelve de rodillas al control del FMI, la gente no gasta ni un centavo de mas porque sabe que no le alcanza el sueldo y no hay vistas de que se lo suban.

Nos dan la “libertad” de elegir un buen sueldo o mantener nuestro trabajo, se desalojan a los golpes centros culturales y locales políticos, y meten presa a una trabajadora social de los pueblos originarios por miedo a que se convierta en otro Evo Morales.

Se achican todos los Estados echando a la calle a los trabajadores, el propio ministro de trabajo pide una baja en los salarios, se reprimen manifestaciones de familias sin trabajo, vuelven los hidrantes.

Tenemos un perro en el sillón de Rivadavia y nos gobierna una persona a la que el mismo padre lo echó de sus empresas por inútil, no se conocen los datos del INDEC, y un larguísimo etcétera.

Soy yo solo el que piensa que ya esperamos demasiado, ¿O hay otros?

Hay que organizarse antes de que esto explote descontroladamente como en el 2001, solo si nos organizamos evitaremos ese destino trágico.

Recuerden que sabemos como termina éste modelo liberal, mas temprano que tarde, termina en crisis con el país y su pueblo destruidos y generalmente con sangre en las calles.

Nuestro modelo, nacional y popular, el modelo de Perón, de Keynes NUNCA se terminó de plasmar, siempre fué truncado por dictaduras liberales, militares o cívicas, porque saben que el fin de nuestras políticas es para el bien de todo el pueblo y no hay lugar en ellas para el egoísmo y la avaricia de los poderes concentrados.

Es mi humilde opinión que todas las organizaciones comprometidas el bienestar de la nación argentina deben juntarse para organizar una resistencia común para así recuperar las conquistas.

Si hay entre los lectores referentes y militantes de organizaciones, les pido que se comuniquen ya que en Avellaneda ya nos empezamos a organizar y es preciso juntarnos y construir para tener éxito.

Para terminar les dejo, a modo de recordatorio y despertador, las 20 Verdades Peronistas:

1º) La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo.
2º) El peronismo es esencialmente popular. Todo circulo político es antipopular y, por lo tanto, no peronista.
3º) El peronista trabaja para el MOVIMIENTO. El que en su nombre sirve a un circulo, o a un caudillo; lo es sólo de nombre.
4º) No existe para el peronismo más que una sola clase de hombres: los que trabajan.
5º) En la NUEVA ARGENTINA el trabajo es un derecho, y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume.
6º) Para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista.
7º) Ningún peronista debe sentirse más de lo que es ni menos de lo que debe ser. Cuando un peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.
8º) En la acción política la escala de valores de todo peronista es la siguiente: Primero la Patria, después el Movimiento y luego los hombres.
9º) La política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional.
10º) Los dos brazos del peronismo son la justicia social y la ayuda social. Con ellos damos al pueblo un abrazo de justicia y amor.
11º) El peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha. Desea héroes pero no mártires.
12º) En la NUEVA ARGENTINA los únicos privilegiados son los niños.
13º) Un gobierno sin doctrina es un cuerpo sin alma. Por eso el peronismo tiene una doctrina política, económica y social: el Justicialismo.
14º) El Justicialismo es una nueva filosofía de la vida, simple práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista.
15º) Como doctrina política, el Justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con el de la comunidad.
16º) Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ‚ésta al servicio del bienestar social.
17º) Como doctrina social el Justicialismo realiza la justicia social, que da a cada persona su derecho en función social.
18º) Queremos una Argentina socialmente Justa, económicamente Libre y políticamente Soberana.
19º) Constituimos un gobierno centralizado, un estado organizado y un pueblo libre.
20º) En esta tierra lo mejor que tenemos es el pueblo.

“NO HAY NUEVOS ROTULOS QUE CALIFIQUEN A NUESTRA DOCTRINA NI A NUESTRA IDEOLOGÍA,

SOMOS LO QUE LAS VEINTE VERDADES PERONISTAS DICEN”