Cuando este señor dice que la semana que viene "se va a encargar de Sabbatella" suena casi como una amenaza personal.

VIENEN POR VOS

Explicame un gobierno que nombra de Ministro de comunicación a alguien cuyos mayores logros han sido reprimir en cada gestión en que le tocó estar.

VIENEN POR VOS

Explicame un gobierno que nombra de Ministro de comunicación a alguien cuyos mayores logros han sido reprimir en cada gestión en que le tocó estar.

Alguien que no sabe de medios, y poco y nada de democracia. Oscar Aguad, el mismo que hoy dice la ley no puede limitar al presidente, es el amigo de Luciano Benjamín Menéndez y de Carlos “el tucán” Yanicelli, los feroces represores de Córdoba.

Es el mismo de la persecución a la Fiat y a los estudiantes durante el gobierno de Mestre en Cordoba.

Es el mismo que intervino Corrientes tras la represión en el puente Belgrano en que murieron tres militantes.

Es el mismo que se llevó 60 millones de dólares, y no terminó preso porque haciendo abuso de sus fueros de diputado logró que la causa prescribiera.

Cuando este señor dice que la semana que viene “se va a encargar de Sabbatella” suena casi como una amenaza personal.

Cuando dice que se va a terminar la ley de medios, es una amenaza a todos.

Necesitan cobertura mediática porque quieren mostrarte a Mirtha, Susana y Juliana mientras pasan los elefantes.

Porque están haciendo todo esto para mientras tanto gobernar por DNU, nombrar a Liendo, Blaquier y Massót, negociar un préstamo de 8000 millones de dólares con la banca americana, acordar con los fondos buitres, entregar Aerolíneas Argentinas a LAN y el Banco Central a la banca extranjera.

Nombrar a gerentes de Empresas Multinacionales en los lugares claves del Estado y preparar la mega devaluación que va a llevarnos a otro Rodrigazo.

Paradojas de la historia: el autor del primer Rodrigazo fue Ricardo Zinn, el maestro en la vida y los negocios de Mauricio Macri.

Saliste a la calle a bancar la campaña.

Saliste a la calle a defender lo logrado.

No llegamos a ganar.

Pero no te vuelvas a tu casa.

No vienen por CFK.

No vienen por Sabbatella.
Vienen por vos…