Se enfrentan dos políticas que expresan las dos fuerzas históricas que se han enfrentado a lo largo de 200 años de historia.

EN EL BALOTAJE A VOTAR MASIVAMENTE POR SCIOLI-ZANNINI

Corriente Causa Popular

El candidato Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, expresa, de manera clara y contundente, una política de soberanía nacional, de desarrollo industrial, de inclusión social, de unidad fraterna con nuestros pueblos del continente.

Ante la histórica confrontación electoral del domingo 22 de noviembre, la Corriente Causa Popular sostiene:

1) Ese día el pueblo argentino decidirá el futuro de los próximos veinte años de nuestro país y de Latinoamérica.

Se enfrentan dos políticas que expresan las dos fuerzas históricas que se han enfrentado a lo largo de 200 años de historia.

2) Por un lado, el candidato Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, expresa, de manera clara y contundente, una política de soberanía nacional, de desarrollo industrial, de inclusión social, de unidad fraterna con nuestros pueblos del continente.

Por el otro, el candidato Mauricio Macri expresa, bajo un discurso dulzón, mentiroso y vacío, una política de ajuste de la economía y devaluación del peso, de entrega al capital financiero y los fondos buitres, de apertura indiscriminada de nuestro mercado interno, de cierre de fábricas y aumento de la desocupación, de crecimiento de la pobreza y la marginalidad y de mayor enriquecimiento de los sectores concentrados de la economía: las grandes empresas extranjeras, el capital financiero y la producción para el mercado externo.

2) Desde hace 12 años, los argentinos, con todas las dificultades, errores y falencias propios de toda empresa humana, hemos venido reconstruyendo el tejido social, político y económico que destruyó la larga noche neoliberal que comenzó en 24 de marzo de 1976, con el criminal golpe cívico militar.

Con gran esfuerzo y sacrificio hemos logrado desendeudar el país; hemos restablecido la ocupación a niveles históricos; hemos aumentado la participación de los asalariados en el producto bruto interno; hemos incluido a 3 millones de mayores adultos en el sistema jubilatorio, en su mayoría mujeres; hemos disminuido significativamente la pobreza y la exclusión social; hemos tenido una política internacional de gran dignidad y soberanía, en unidad con los países de la región y hemos dado una ejemplar lucha en el seno de las Naciones Unidas contra la dolorosa arbitrariedad que los fondos buitres han impuesto en el orden financiero mundial.

Ahora bien, como con precisión y contundencia ha declarado el actor argentino Leonardo Sbaraglia: “Votar a Macri es tirar todo a la mierda”.

Es destruir de la noche a la mañana el trabajo y el sacrificio argentinos acumulados durante estos doce años.

3) El sistema financiero global, las corporaciones mundiales que han puesto al dinero por encima de los hombres y los pueblos, como con tanta claridad ha sostenido el Papa Francisco, están preparando una brutal revancha sobre la Argentina, en caso de ganar Macri.

Una megadevaluación que arrasará con los salarios argentinos llevándolos a la mitad de su poder adquisitivo; un replanteo total del papel del Estado y su entrega a las grandes empresas para que con sus ejecutivos dispongan del mismo a su antojo y para su propio interés; la apertura de la importación de todo tipo de producción extranjera, que, ante la crisis global, está en la búsqueda de nuevos mercados y a muy bajos precios; el cierre masivo de pequeñas y medianas empresas; el congelamiento, sino la liquidación, de todos los beneficios sociales con que el estado argentino ha mejorado, en estos años, la situación de los más necesitados.
No habrá piedad para los doce años de rebeldía. Los argentinos deberemos aprender la lección con el viejo método de que “la letra con sangre entra”.

4) Daniel Scioli es un gran candidato presidencial. Su historia personal, el tesón y la firmeza con que ha sabido enfrentar y superar su terrible accidente deportivo, la lealtad a sus principios y la incansable campaña electoral que lleva adelante, lo han convertido en el hombre más apto para que nada de lo hecho se pierda y derrotemos una vez más los intentos de los sectores del privilegio, nacional e internacional, por destruir nuestro país y someter a los argentinos y argentinas.

Con el general José de San Martín proclamamos: “Los argentinos no son empanadas que se comen sin más trabajo que el de abrir la boca”.

Por ello, el 22 de noviembre votaremos y llamamos a votar, con decisión y sin dudas, a la fórmula Scioli-Zannini.

CORRIENTE CAUSA POPULAR
Mesa Nacional:

Luis Gargiulo (Necochea), Eduardo González (Córdoba), Julio Fernández Baraibar (Cap. Fed.), Laura Rubio (Cap. Fed.), Cacho Lezcano (GBA), Aldo Bufa (Bahía Blanca), Andrea Montenegro (Tucumán), Alberto Silvestri (Esquina), Magdalena García Hernando (Cap. Fed.), Tuti Pereira (Santiago del Estero), Ricardo Franchini (Alta Gracia), Oscar Alvarado (Azul), Ariel Mayo (Cap. Fed.), Alfredo Cafferata (Mendoza), Omar Staltari (Bahía Blanca), Gabriel Claverí (Cnel. Dorrego), Oscar Vallejos (Zárate) y Horacio Cesarini (GBA).

Adhieren:
Ateneo Arturo Jauretche de Jujuy – Mujeres del Dorrego (Cap. Fed).