Los sectores de derecha que hoy aspiran a gobernar la Argentina VOTARON EN CONTRA de las y los trabajadores sociales.

EL PARTIDO DE DERECHA “UNIÓN PRO”, DE MAURICIO MACRI, VOTÓ EN CONTRA DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO SOCIAL.

Profesor Norberto Alayón

La ley, enmarcada centralmente en la perspectiva de la plena defensa de los derechos sociales, fue producto de largas luchas de los trabajadores sociales en pos de desplegar un proceso de fortalecimiento de la identidad profesional, de la importancia de la acción colectiva a partir de sus organizaciones de base y del compromiso y militancia de las y los trabajadores sociales.

Noviembre 3 de 2015.

El 10 de diciembre de 2014 se sancionó la Ley Federal del Trabajo Social en Argentina (ley Nº 27.072).

La misma fija el régimen para el ejercicio profesional, teniendo por objeto establecer el marco general para el Trabajo Social en todo el territorio nacional.

Se plantea como objetivos promover la jerarquización de la profesión, definir un marco normativo global, precisar las competencias profesionales, proteger el interés de los ciudadanos, ampliar la obligatoriedad de la matriculación y regular los derechos y obligaciones de las y los trabajadores sociales.

Dicha ley, enmarcada centralmente en la perspectiva de la plena defensa de los derechos sociales, fue producto de largas luchas de los trabajadores sociales en pos de desplegar un proceso de fortalecimiento de la identidad profesional, de la importancia de la acción colectiva a partir de sus organizaciones de base y del compromiso y militancia de las y los trabajadores sociales como agentes dedicados a la búsqueda de un mayor bienestar social para el conjunto de la comunidad.

Pero los diputados del PRO, hoy en la Alianza CAMBIEMOS, coherentes con su pensamiento conservador, votaron en contra.

En la Cámara de Diputados de la Nación, previo a su paso a la Cámara de Senadores, la ley fue aprobada con 177 votos afirmativos, registrándose 3 votos negativos y 12 abstenciones.

Los 18 diputados del PRO votaron de la siguiente manera: 3 en contra, 10 se abstuvieron y 5 estuvieron ausentes.

En contra (3) votaron Federico Sturzenegger, Alberto Triaca y Gisela Scaglia.

Se abstuvieron (10) Patricia Bullrich, Federico Pinedo, Pablo Tonelli, Miguel Del Sel, Héctor Baldassi, Carlos Mac Allister, Eduardo Cáceres, Cornelia Schmidt-Liermann, Christian Gribaudo y Gladys González.

Estuvieron ausentes (5) Laura Alonso, el rabino Sergio Bergman, Silvia Majdalani, Soledad Martínez y Ricardo Spinozzi.

La denunciante serial Elisa (Lilita) Carrió también estuvo ausente y no votó la ley de los trabajadores sociales.

Como se puede observar nítidamente, los sectores de derecha que hoy aspiran a gobernar la Argentina VOTARON EN CONTRA de las y los trabajadores sociales.