Julio Alak denunció "Una burda operación político-mediática para interferir en el proceso electoral" orquestada por el Grupo Clarín.

OPERACIÓN POLITICA DEL GRUPO CLARIN Y LA CIA EN LA CIDH

Nac&Pop

El canciller Héctor Timerman afirmó que “todos los solicitantes” de la audiencia pedida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) actúan “como voceros de operadores políticos con intereses concretos”
Nac&Pop
23/10/2015

El gobierno, a través de los ministros Julio Alak (Justicia) y Héctor Timerman (Relaciones Exteriores), denunció hoy “una burda operación político-mediática para interferir en el proceso electoral” argentino orquestada por sectores vinculados a la oposición y al Grupo Clarín, al referirse a una nota publicada hoy en el portal web del matutino sobre la citada audiencia pública.

“Veamos los grupos que solicitaron la audiencia realizada hoy y sus vínculos políticos: Poder Ciudadano, Asociación por los Derechos Civiles, Unidos por la Justicia, CIPPEC”, enumeró el jefe de la diplomacia argentina.

Sobre el tema, expresó que “la diputada nacional por el PRO, Laura Alonso, fue directora Ejecutiva de Poder Ciudadano inmediatamente antes de postularse como candidata” y que “Unidos por la Justicia tiene como director académico a Germán Garavano, ex Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires y referente del mismo partido político”.

Además, detalló que Álvaro Herrero es “asesor del candidato opositor Sergio Massa y miembro de Poder Ciudadano” y “Alejandro Carrió, abogado del grupo mediático opositor Clarín, es el vicepresidente de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC)”, en tanto “Nicolás Ducoté, Subsecretario de Asuntos Públicos del Ministerio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la actual gestión del candidato presidencial Mauricio Macri (PRO), es referente y miembro del Consejo de Fundadores de CIPPEC”.

Por eso, Timerman reflexionó que “a través de este accionar, los solicitantes han pretendido, infructuosamente y con argucias utilizar una herramienta que brinda el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos para introducir un debate político durante la veda electoral que rige de acuerdo con la normativa del Estado argentino”.

Concluyó que “de este modo, dicha Comisión de la OEA habría interferido en un debate político interno, ostensiblemente alejada del mandato que los Estados de las Américas le han conferido de conformidad con los artículos 106 de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, 41 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y 1.1 de su Estatuto y Reglamento”.

En la conferencia de prensa realizada esta tarde desde Casa de Gobierno, Timerman no ahorró críticas a la CIDH, en tanto que Alak anunció que el gobierno se presentará a la justicia federal para que determine si el pedido de audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que solicitaron organizaciones civiles argentinas, violó la veda electoral en vigencia.

“El gobierno considera que es una forma encubierta de violar el código electoral, en tiempos de veda, y que el pedido fue pensado como una manera de impactar negativamente al gobierno en la opinión pública”, explicó el ministro.

Fuente: Telam