Encuadrada por la politica sanitaria nacional y la recuperacion de la soberania en salud

LA POLITICA SANITARIA NECESITA DE LA AGENCIA NACIONAL DE LABORATORIOS PUBLICOS

JORGERACHIDPP2015
El desafio es producir investigacion aplicada, direccionada por las necesidades sanitarias y la sustitucion de importaciones, propuesta que debera sortear largos años de cultura neoliberal

LA POLITICA SANITARIA NECESITA DE LA AGENCIA NACIONAL DE LABORATORIOS PUBLICOS

El desafío es producir investigación aplicada, direccionada por las necesidades sanitarias y la sustitución de importaciones, propuesta que deberá sortear largos años de cultura neoliberal.

Por Jorge Rachid*

Tiempo Argentino 

01/09/2015

La puesta en marcha de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) de producción de medicamentos requiere repasar los fundamentos que originaron su creación, los objetivos a que se debe avocar y el diseño estratégico de su participación.

Esa revisión debe estar encuadrada por la política sanitaria nacional y la recuperación de la soberanía en salud.

Cinco son las funciones básicas del ANLAP, además de las acciones sobre el conjunto de las prestaciones médico asistenciales y en relación con el financiamiento de los sistemas solidarios de salud.

1- Producir medicamentos para el sector público hospitalario en primera instancia, para la atención primaria de la salud y dirigida en especial hacia las enfermedades crónicas no trasmisibles de alto impacto en los segundos niveles de internación y de grave consecuencias sociales, en cuanto a las discapacidades permanentes que producen sus complicaciones, en diabetes, hipertensión, renales y cardiópatas.

Debemos reflexionar que estas complicaciones son ACV, ceguera, amputaciones, diálisis permanentes, infartos de miocardio, entre otras, que pueden controlarse con la simple verificación de la adhesión al tratamiento al momento de la entrega del medicamento, creando la base de datos nacional necesaria.

La función estratégica en este rubro sería colaborar con las políticas de la Unasur en la producción a mediano plazo de medicamentos esenciales o sea materias primas que producíamos hasta el año 1970.

2- Transformarse en empresa testigo de precios en futuras licitaciones ya que al ser parte de la industria el ANLAP accede tanto a las estructuras de costos como a los precios de referencia de los países de origen.

En ese aspecto, el desafío estratégico es que todas las licitaciones de medicamentos e insumos deban ser chequeadas y autorizadas por ANLAP.

3- Generar entre los Laboratorios de Producción Pública del país el necesario intercambio del know-how y capacitación del capital humano que promueva condiciones ANMAT en los 39 laboratorios ya que sólo 10 poseen actualmente esa condición, además de realizar compras comunes que abaraten los costos de materias primas hasta que se logre volver a producirlas.

En este rubro el desafío es ampliar la base productiva para que alcance a la Seguridad Social en su conjunto, pudiendo brindar accesibilidad plena y gratuita en medicamentos a los enfermos crónicos, además de planificar en conjunto las producciones de acuerdo con las necesidades sanitarias.

4- Ser parte de la decisión política sobre los medicamentos de alto costo, ya que los Estados no pueden comprar en laboratorios del exterior pero si lo pueden hacer en forma centralizada los laboratorios de producción pública a través del diseño de políticas del ANLAP.

Para hacer posible esa facultad, el desafío es la compra por parte del Estado nacional de la totalidad de esos medicamentos que producen fuerte impacto y desfinanciamiento de los sistemas solidarios, que son los que distribuyen el 90% de los mismos.

De ese modo se evitará que la balanza comercial en medicamentos en nuestro país siga siendo deficitaria en 1900 millones de dólares.

5- No se puede desarrollar la producción pública, sin I+D, asociada al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, ya que el campo del conocimiento será en el siglo XXl, la herramienta más importante de emancipación en las políticas soberanas.

El desafío es producir investigación aplicada, direccionada por las necesidades sanitarias y la sustitución de importaciones.

El posicionamiento político institucional de la propuesta deberá sortear dificultades tanto de producción como cultural, instaladas por largos años de cultura neoliberal dominante.

*Médico, especialista en Seguridad Social

        

 .