Version taquigrafica

CRISTINA AUTENTICA EN LOS PATIOS MILITANTES

Sala de Prensa

saludoamilitantes200815
CFK-Yo les hablo despojada de cualquier interes, yo no soy candidata a nada, por mas que se la pasaron escribiendo rios de tinta, horas y horas…

PALABRAS DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER A LOS MILITANTES EN EL PATIO MALVINAS ARGENTINAS Y EL DE LAS PALMERAS

 

Cuánta gente que vino hoy, por Dios, cuántos compañeros en este glorioso patio de Malvinas Argentinas de la Casa Rosada.

 

La verdad que cuando tomo contacto con ustedes…, chicos ya llevo hablando no sé cuánto, me voy a quedar disfónica, hagan el esfuerzo, ayúdenme un poquito por favor. Yo también los amo. Pero quería decirles que aquí en este lugar tan emblemático, en este lugar de nuestras islas Malvinas, a las que Su Santidad tomó y mostró al mundo un reclamo, no de él sino un simple cartel hablando de paz y de diálogo que apareció y pareció molestarle a algunos o algunas…

 

¿Y quién te dijo que nos fuimos? 

 

Quiero decirles a todos que en la misión no hay que decirle chau a nadie, hay que decirle hola, bienvenido, y si te equivocaste otra vez estás. No, no, no, yo lo aprendí, compañeros, siendo como ustedes muy joven. Es cierto, esto no significa un signo de que cuando uno es joven es de una manera y cuando es grande es de otra, no. La experiencia es que nosotros necesitamos la unidad del campo popular, y los que están en el campo popular no son perfectos, no son todos militantes de una manera como nos gustaría o como somos algunos de nosotros y tenemos que aprender que puede haber gente que se equivoca, que por ahí hace primar sus intereses antes que los del conjunto, no nos pongamos en fiscales ni en jueces de nadie, tengamos la inteligencia de saber que tenemos que unir la mayor cantidad de voluntades para que este proyecto político siga adelante.

 

Yo les hablo despojada de cualquier interés, yo no soy candidata a nada, por más que se la pasaron escribiendo ríos de tinta, horas y horas. Pero les hablo despojada absolutamente de intereses personales, la necesidad que tenemos de construir unidad, la necesidad que tenemos de construir entre todos nosotros lazos diferentes. Quiero decirles a todos: seamos generosos, porque la generosidad nos hace más grandes, el no ser rencorosos nos hace mejores, el perdonar, o tal vez el dejar de lado las equivocaciones que otro pudiera cometer nos hace hacer mejores cuadros políticos. ¿Porque saben qué? No tenemos que estar enojados con el que se equivocó y volvió, tenemos que estar contentos con nosotros mismos que nos quedamos en el mismo lugar de siempre y entonces esto significa tener la grandeza, tener la humildad.

 

Los verdaderos dirigentes no son los que andan pasando facturas y cuentas todo el tiempo a los demás, los verdaderos dirigentes son los que pueden interpretar lo que la sociedad necesita y hoy la sociedad necesita una dirigencia madura. Por favor miren los cachivaches que hay enfrente, miren por favor, piensen un poco por qué les pido la unidad, por qué les pido que junten voluntades. Imagínense por un instante, compañeros y compatriotas, estar conducidos por alguien que un día se levanta y dice una cosa, al otro el encuestador de turno le dice que hay que hacer otra cosa, al otro día el politólogo le aconseja otra, y así vamos a los tumbos. Esto no puede pasar más en la República Argentina. Entonces los que tienen obligación de ser mejores, los que tienen obligación de trabajar por la unidad, los que tienen la obligación de convocar a todos los argentinos, somos los que siempre hemos estado en el mismo lado y no guardar rencores. El rencor –reitero- hace daño y envenena el alma. Nosotros somos militantes del amor y de la felicidad. Nosotros somos militantes de la patria. Nosotros tenemos la obligación, entonces, de ser los mejores.

 

¿Qué te pasa con Cristina? Qué hincha che con eso de Cristina. Yo también los amo y los extraño mucho. Pero quiero decirles para finalizar, porque me queda otro patio más y quiero estar con todos en todas partes todo el tiempo, quiero pedirles por favor que seamos generosos, pero por sobre todas las cosas, muchachos, seamos inteligentes, porque es lo que está faltando y veo del otro lado escaso caudal de neuronas, por favor pongamos todas las neuronas a trabajar, todas nuestras mejores inteligencias, todas nuestras mejores voluntades para unificar, para no agredir, para juntar, para unir y para seguir tirando para adelante.

 

No miremos atrás las cosas que pasaron, que no significa no tener memoria, memoria tenemos todos, pero rencores no, esto es importante señalarlo. Por eso, compañeros y compañeras, les pido que trabajemos mucho.

 

¿Cómo?  Claro que sí, absolutamente, y sabés qué, una de las cosas que más disfruto, una de las cosas de la que estoy más orgullosa…, les voy a contar un secreto, pero no se agranden: cuando me toca hablar con otros mandatarios amigos de acá de la región, del Mercosur, todos me hablan con admiración de la organización de la juventud que tenemos nosotros. No saben, yo lo llevo acá sobre mi corazón.

 

Les decía que con un poquito hasta de envidia me hablan de ustedes, y yo lo siento como uno de los orgullos más grandes, porque además le decía el otro día a la compañera Dilma, y no es una infidencia porque la verdad que me ha distinguido con su amistad la querida compañera Dilma, cuando ella me hablaba de ustedes, de la juventud, le decía “son distintos a nosotros, son totalmente distintos, nosotros andábamos enojados”. Teníamos razones también para estar enojados, no había elecciones, había dictadura, desaparecían gente, torturaban, en fin. A Dilma, qué no le han hecho a Dilma Rousseff. Pero siempre –y se rió mucho porque le dije una palabra que no la voy a decir acá porque no se puede- andábamos con cara de… como enojados, crispados, un poquito más que serios. No, estás loco, mañana me saca el título Clarín. No, mañana va a decir cualquier cosa, que comparé…, bueno, todas las cosas que dicen siempre, pero no importa. La verdad que ustedes son distintos y yo le contaba que cada vez son más jóvenes y que además vienen los jóvenes con sus hijos a las movilizaciones, con los chiquitos en los hombros. Y la verdad que son un fenómeno maravilloso.

 

Por eso quiero agradecerles todo este acompañamiento, quiero agradecerles cómo brotaron, como si fueran hongos después de la lluvia, después de aquel 27 de octubre. La verdad que cuando él decía “que florezcan mil flores”, yo lo miraba y le señalaba “Che, pero eso es de Mao”. “Bueno no importa a mí me gusta”, me decía. Pero la verdad que no florecieron mil, florecieron millones, somos millones de argentinos los que sabemos definitivamente que la patria es el otro.

 

Gracias a todos por las jornadas de solidaridad con los inundados, quiero agradecerles a todos los jóvenes que han participado masivamente llevando adelante nuestra gran consigna de la patria es el otro. Gracias.  

 

…….

EN EL PATIO DE LAS PALMERAS

 

 

Primero lo primero, veo una bandera de los compañeros de la Tupac, quiero decirles que lamento mucho lo que les ha pasado; la verdad que me ha causado mucho dolor. Yo he estado en Jujuy, he estado en las fábricas de ustedes, en las fabricas de ladrillos, he estado en los centros médicos, en las escuelas, y la verdad que se puede tener diferencias, siempre puede haber diferencias políticas, pero nunca pensé que alguien podía hacerles algo como lo que les pasó hoy, donde los acusaban a ustedes de la muerte de un propio compañero. La verdad que quiero decirlo de corazón, me hizo mucho mal, porque me hace pensar en la condición humana y en qué sentimientos pueden abrigar personas que hacen esas cosas.

 

Pero no quiero entristecernos porque las cosas, argentinos, compatriotas, nos están yendo mejor. Cuando recién entraba me avisaban de la renuncia nuevamente del gobierno griego, me avisaban que producto de los procesos de privatización Alemania se quedaba…, se iba el presidente y se quedaban con patrimonio de los griegos. Y pensaba en esta cifra del 6,6% de desocupación de este segundo trimestre que la convierte en record de los últimos 20 o veintipico de años. Y pensaba en cómo la propia Unión Industrial ha reconocido que ha vuelto a crecer, cómo ha surgido la actividad económica. Pensaba en cómo tuvimos razón cuando nos decían que teníamos que acceder a lo que querían los buitres y no lo hicimos, si no estaríamos con demandas multimillonarias.

 

Estaba pensando también que hoy inauguramos la tercera escuela en Altos de Podestá, en 3 de Febrero, donde hace décadas había una tosquera. Estaba pensando que hoy firmamos una vez más con los gobernadores de las provincias argentinas el plan de desendeudamiento más importante que se tenga memoria y más generoso. Estaba pensando en la nueva línea de producción de manufacturas en materia de autopartes para la industria automotriz. Estaba pensando en el nuevo Instituto para Investigaciones Económicas, Políticas y Sociales del CONICET en Bahía Blanca. Estaba pensando también en cómo seguimos creciendo, en ese 11% de argentinos que pudieron salir afuera, en cómo creció el turismo en este fin de semana largo en un 10% más respecto del año pasado. Estoy pensando cómo hemos podido sortear todas las zancadillas y palos que nos han querido poner en la rueda cuando pensábamos o pensaban ellos que llegábamos a esta instancia electoral con una economía devastada, con todas las variables desbocadas, y aquí estamos, firmes, porque no cejamos en las convicciones, porque seguimos adelante.

 

Y pensaba también que hemos sido capaces de soportar no solamente zancadillas, maniobras desestabilizantes, sino también el agravio y la mentira permanente. A punto tal, miren, les voy a contar una anécdota pequeñita que sirve para poder verificar, analizar el grado creo que de descomposición que algunos sectores han alcanzado con la mentira y el agravio. El otro día en un programa, en canal que ya sabemos cuál, agraviaron y fundamentalmente difamaron a empresarios de El Calafate, como que eran amigos del poder y qué se yo cuántas cosas más. Eso lo hacía una diputada de la oposición. ¿Saben quién salió a defender no al gobierno sino a decir la verdad? El propio presidente del comité de la Unión Cívica Radical de El Calafate. Fíjense hasta qué punto la mentira se da, la infamia, y miente, miente que algo quedará.

 

Por eso les pido a todos que estemos muy atentos, que sigamos trabajando con mucha fuerza. Eso sí, ante el agravio y la mentira no vamos a contestar con otra mentira y con otro agravio sino con la verdad, siempre con la verdad por favor. Porque la verdad tarde o temprano siempre llega.

 

Fíjense que producto de una mentira en un diario pedí un informe a un sector del gobierno y resulta que me entero que los grandes contratistas de obra pública de la República Argentina del gobierno nacional son precisamente los que más nos critican, son precisamente los que están apoyando a la oposición. Son los más grandes contratistas de la República Argentina. Sin embargo estoy segura que si le preguntábamos a cualquier argentino o inclusive a cualquier compañero, porque obviamente no todos tienen la información, por ahí decían cualquier otra cosa. Por eso es importante ante cada mentira en lugar de enojarse ir, averiguar y decir la verdad, porque les puedo asegurar que esta Presidenta solamente tiene compromiso con su pueblo y con la historia.

 

Finalmente, compañeros, juntar fuerzas, unir los corazones, hacer más fuertes cada vez las convicciones.

 

A esos ni les canten, déjenlos no más, cántenles a los buenos, olvídense de los malos, llénense de amor, de felicidad y de buenas ondas, porque es la manera más productiva, es la mejor manera de llegar al otro, desde el amor, desde la felicidad. Gracias, los quiero mucho, muchas gracias por acompañarnos.