Los Beatles fueron una banda del barrio de Liverpool en Londres,

DE LENNON A JESUS

Por Martín García

El imperio británico como punta de lanza del poder financiero internacional siempre desarrollo estrategias de infiltración cultural para la dominación colonial. The Beatles fue una banda musicalmente notable, sus integrantes se dejaron “lookear” por los modistos de Liverpool y Mary Quant que, desde allí se hizo famosa en todo el mundo. Sus peinados fueron de una inclinación bisexual para esa época y toda su indumentaria dio lugar a una nueva éra en la moda juvenil en gran parte del mundo occidental.

DE LENNON A JESUS

Por Martín García

NAC&POP

08/12/2014

 Los Beatles fueron una “banda de barrio” de Londres, tomada por los productores discográficos y los servicios de inteligencia del Foreign Office para generar un éxito internacional que permitiera instalar un “chip” anglosajón en la memoria de pueblos a quienes se buscaba colonizar, someter o controlar logrando una memoria anglosajona en la cultura posterior de esos pueblos, una genealogía anglosajona en su ADN.  

 Para que luego les resultara lo normal, formar parte del Commonwealth o alguna de sus derivaciones como ser “La perla de la corona” frase atribuida a Winston Churchill acerca de la Argentina, o la Copa de las Tres Naciones ahora Rugby Championship en el Rugby del Sur internacional.

jesusamaalosbeatles-500-max

 El imperio británico como punta de lanza del poder financiero internacional siempre desarrollo estrategias de infiltración cultural para la dominación colonial. Apoyados por el aparato de propaganda ligado al espectáculo y partiendo de los shows mas populares de la TV estadounidense, se genero un éxito extraordinario en una franja etaria de la adolescencia que siempre busca una señal con la que identificarse e independizarse de aquello que es la ultima moda de sus hermanos mayores de 18.

Hablamos de los chicos de 13 a 16 años.

Esta operatoria es común en las producciones actorales y musicales.

 The Beatles fue una banda musicalmente notable, sus integrantes se dejaron “lookear” por los modistos de Liverpool y Mary Quant que, desde allí se hizo famosa en todo el mundo.

Sus peinados fueron de una inclinación bisexual para esa época y toda su indumentaria dio lugar a una nueva éra en la moda juvenil en gran parte del mundo occidental.

Aún así, como músicos y compositores, Los Beatles, no fueron mejor banda que Almendra de Spinetta Del Güercio de Argentina, o que Los “Teen Tops” con Quique Guzmán en Méjico.

 Los Beatles funcionaron bien, como banda de los jóvenes, con el fanatismo que suelen generar los ídolos en esa edad, y apoyados por creativos de todo tipo, como los que elaboraron y filmaron “El Submarino Amarillo.”

 Hasta que John Lennon conoce a Yoko Ono y comienza a ser conciente de la operatoria de los grupos económicos sobre las sociedades e incluso de como las guerras formaban parte de esa dominación sobre la riqueza de los países y sus pueblos.

 También del tema de género del cual Yoko era una militante conocida.

“No podemos tener una revolución que no involucre y libere a las mujeres” dice Lennon por entonces.

Entonces, en uso de su fama y consciente de su influencia en las jóvenes generaciones, John Lennon, con su mujer al lado, pregona el “Hagamos el Amor y no la Guerra” y se opone fervientemente a la Guerra de Vietnam.

 El EEUU de Richard Nixon no podía tolerar esto, entonces le niegan la ciudadanía, cuando Lennon y su mujer se mudan a Nueva York y luego intentan deportarlo.

 Pero no era una situación fácil para el gobierno de los EEUU. Lennon era Gardel…”Más famoso que Jesucristo” bromeaba él.

 Ahí aparece este “liso” de Mark Chapman, un taradito influenciable que va y lo mata de una, después de ensayarlo antes y se queda ahí para ser detenido, pudiendo haber huido, cómodamente. 

Es una modalidad de la CIA, no es raro que distintos “paquetes” aparecen como asesinos de los Kennedy, de Luther King, etc.

 En esa época se dice que existen programas de la CIA que intentan influenciar por medio de la hipnosis induciendo a algunas personalidades débiles a cometer asesinatos.

 Una película de Richard Donner, “Conspiración” protagonizada por Mel Gibson y Julia Roberts espresa esta práctica con sumo realismo.

 El mismo fenómeno de las películas de Borne, de Robert Ludlum con el actor  Matt Damon, que muestra los programas de la “inteligencia” norteamericana para manipular mentes induciéndolas al asesinato de aquellos que se torna “conveniente” para la seguridad de los EEUU.

 Algunos filmes acostumbran a la sociedad a tolerar esas prácticas, como sucede luego de la “sorprendente” jugada de las Torres gemelas, momento en el cual acostumbraron a  la opinión pública a la idea de que esta bien torturar y asesinar árabes para salvar la vida de ciudadanos norteamericanos con sus confesiones “arrancadas” por la fuerza.

 John Lennon desafió al establishment del imperio financiero internacional enfrentándose públicamente con la guerra de Vietnam, como Diego Maradona lo hizo con el del fútbol,  queriendo organizar un sindicato mundial de futbolistas sin darse cuenta que se estaba metiendo con el mayor “lavador” de dinero de la droga mundial, el negocio del fútbol internacional. 

A Maradona le costo un Mundial, a Lennon la vida.

Como Diego, Juan Lennon era un compañero comprometido con la realidad.

 Por eso lo mataron, como mataron a John Fitzgerald Kennedy, a Roberto Kennedy, a Martin Luther King, a Malcom X, y seguramente también lo hicieron con Hugo Chávez Frías, como quisieron matar a Lula y a Dilma, a Lugo, con sus respectivos cánceres, y como lo hicieron, con distintos procedimientos con Ernesto Che Guevara, con Yasser Arafat, con Ghadaffi y porque no, con Jesús.

 También Jesucristo se opuso al imperio, en esa época, el imperio romano.

 Lo detuvieron, lo torturaron, lo asesinaron y lo desaparecieron.

Como mataron a nuestros 30 mil compañeros. 

Por eso John Lennon fue nuestro compañero.

Como el Compañero Jesus,

MG/

PD: El Correo-e del autor es Martín García <garciacmartin@gmail.com>


A %d blogueros les gusta esto: