SARA COBACHO, SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS BONAERENSE AL COMANDO CELESTIAL.

AgePeBA.

sara-cibacho
Cobacho formó parte del movimiento justicialista desde los 40, y fue torturada y perseguida por la última dictadura militar, al igual que varios de sus familiares.

La Dictadura le arrebató a sus hijos los patriotas Oscar Manuel y Enrique Ramón.

 

SARA COBACHO, SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS BONAERENSE AL COMANDO CELESTIAL

 

La destacada luchadora por causas de desaparición de personas, falleció esa madrugada del 20 de octubre de 2012 a los 81 años.


Sus restos fueron velados en la localidad de Merlo.

 

Cobacho formó parte del movimiento justicialista desde los 40, y fue torturada y perseguida por la última dictadura militar, al igual que varios de sus familiares.

 

Peronismo, Derechos Humanos, lucha y militancia hasta las últimas consecuencias fueron parte indivisible de la vida de Sara Derotier de Cobacho, quien formó parte del movimiento justicialista desde la década de 1940 –muy cerca de los comienzos– y a quien la dictadura genocida persiguió con detención y tortura y le arrebató a sus hijos Oscar Manuel y Enrique Ramón, su nuera María Elena Gómez, y sus yernos Eduardo Oscar Danielis y José Agustín Rojas.

 

Con una larga e intensa labor política legislativa y de gestión por los Derechos Humanos en la Provincia de Buenos Aires, desde 2007 se desempeñó al frente de la Secretaría del área, en el gobierno encabezado por Daniel Scioli.

 

“Yo milité desde muy joven, en los inicios del peronismo. Mi madre era una mujer que conformó las primeras filas peronistas en Laguna Paiva (Santa Fe), mi pueblo, todos obreros ferroviarios. Me casé muy joven con un sindicalista, así es que mi vida como militante se iniciaba a la par de mi vida de casada. A partir de ese momento se añadían las reivindicaciones de los obreros. Yo viví todas las reivindicaciones que antes no había, será por eso que para mí es un orgullo decir que me siento tan peronista, por haber vivido cada una de las conquistas obreras…”, afirmó en una entrevista.

 

Llegó a la Secretaría de Derechos Humanos haciendo el camino que muy pocos hacen: militante rasa, la Resistencia, el peronismo de Evita, el peronismo de Perón, haciendo lo que se hacia en esa época.

 

“Mis hijos también abrazaron la causa. Yo fui la primera detenida. Matan a mi yerno y caigo presa por ir al velorio de mi yerno. Estuve seis meses en diferentes centros clandestinos. Primero en uno y después en otro y en otro y recién voy a la Guardia de Infantería Reforzada, que fue lo más duro…”, narró Cobacho.

 

 

Fuente: Agepeba