EVITA Y JUAN MANGUCIO, EL SUEÑO DEL PIBE.

Guada Aballe

evitayelnio-2-1.jpg
En 1952 Juan Mangucio tenía 12 años y era de Gualeguaychú, pcia de Entre Ríos. Su ilusión era conocer a Perón y a Evita.

EVITA Y JUAN MANGUCIO, EL SUEÑO DEL PIBE.

 

Por Guada Aballe

 

En 1952 Juan Mangucio tenía doce años y era un chico de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos. Su ilusión más grande era conocer personalmente a Perón y a Evita.

 

Un día le escribió una carta a Evita diciéndole que quería conocerla, ella le contestó diciendo que le comunicara cuando deseaba venir a Buenos Aires para enviarle los pasajes.

 

Y Juancito viajó a Buenos Aires el 19 de abril. Le habían despachado a Buenos Aires un giro telegráfico para que pudiera pagarse los gastos del viaje y los de la persona que lo acompañaría.

 

El chico vino con su mamá, y como invitados de Evita que eran, se hospedaron en un lindo hotel hasta que un automóvil pasó a buscarlos para hacerles conocer Buenos Aires.

 

A las siete de la mañana del día 20 Juancito y su mamá llegaron a la residencia presidencial.

 

Se encontró frente a Evita mientras su mamá lloraba de emoción, su sueño se había convertido en realidad.

 

Evita y Juan Maguncio conversaron sentados en un sofá. Cuando ella le preguntó si deseaba algo Juan expresó sus deseos de poder conocer al General Perón.

 

Evita le dijo que lo llevarían a la casa de Gobierno para que lo conociera pero por si no lo pudiese ver, iban a retratarse juntos debajo del busto del presidente.

 

Cuando se fue Juancito tuvo que ir a buscar la bicicleta que Eva le había obsequiado.

 

Al otro día se realizó un importante acto en la Casa de Gobierno donde el general Goes Monteiro condecoró a Eva Perón en nombre del gobierno del Brasil. Juan Mangucio estuvo en primera fila entre el público y desde allí pudo ver al presidente.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: