El incansable "Negrito" Miguel Ángel González, con la mano escribía, con los ojos leía una poesía y con la boca hablaba sin confundirse, en FM CIUDADES.

12 DE ENERO DE 2010: SUBE AL COMANDO CELESTIAL, EL LOCUTOR Y PERIODISTA MIGUEL ÁNGEL EL NEGRO GONZÁLEZ.

Por Daniel Chiarenza
MiguelAngelNegroGonzalez-240-A

Testimonia su primera pareja, Marta Ferrari, que una compañera del ISER le cuenta que un compañero de ella, un tal Gabriel Mariotto, va a abrir una radio comunitaria en Temperley. Juan Gabriel Mariotto (el de la derecha de la foto). Hacía pocos meses que había salido al aire en 103.5 FM Ciudades, en julio de 1987 aparece “Gonzalito” para conducir el informativo de la mañana: “Caminando Ciudades” –entre las 9 y las 13 hs-, que tendría un éxito regional resonante. Mariotto confiesa que a partir de ese momento el Negro fue “el alma de Ciudades”.

NAC&POP

13/01/2012

El incansable “Negrito” Miguel Ángel González, con la mano escribía, con los ojos leía una poesía y con la boca hablaba sin confundirse, aquí en FM CIUDADES.

He visto una foto de bebe del “Negrito” donde decía 12 de marzo de 1954, por lo cual conjeturo que nació en aquel año.

Homenaje y bautizo con una placa con el nombre de “El Negro” al Estudio del Laboratorio de Medios de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

El “Negro” González tendría seis o siete años cuando le contó a su madre, Reyna Cristaldo, que había conocido a un señor que trabajaba en Radio Porteña (hoy Continental) que lo había invitado a un programa. El con el apasionamiento que siempre mostró por el éter se quedó toda aquella tarde. Al verlo tan entusiasmado le propusieron ser actor infantil en el radioteatro. Así obtuvo el carnet de la Asociación Argentina de Actores con el nombre de Miguel Duval en enero de 1961.

del “Negrito” donde decía 12 de marzo de 1954, por lo cual conjeturo que nació en aquel año.

He visto una foto de bebe del “Negrito” donde decía 12 de marzo de 1954, por lo cual conjeturo que nació en aquel año.

Homenaje y bautizo con una placa con el nombre de “El Negro” al Estudio del Laboratorio de Medios de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

El “Negro” González tendría seis o siete años cuando le contó a su madre, Reyna Cristaldo, que había conocido a un señor que trabajaba en Radio Porteña (hoy Continental) que lo había invitado a un programa. El con el apasionamiento que siempre mostró por el éter se quedó toda aquella tarde. Al verlo tan entusiasmado le propusieron ser actor infantil en el radioteatro. Así obtuvo el carnet de la Asociación Argentina de Actores con el nombre de Miguel Duval en enero de 1961.

Placa en homenaje al “Negro” en la entrada del Estudio.
 Continuarían sus actuaciones en la radio y en el teatro: Compañía de Héctor Miranda en Radio Porteña, el Cine Ocean en la obra “Carrero del 900 en tu milonga estoy yo” donde, lógicamente, él era El pibe ya con el nombre Miguel A. González; en el Cine Teatro Español, el 12 de febrero de 1969, con la Compañía de Aldo Luzzi: “El ángel de villa miseria”. Hizo TV con Juan Carlos Chiappe y se relaciona con Karadagián en el Canal 11. En la troupe de Catch hacía de lustrabotas. Mientras tanto se recibe de perito mercantil. Ingresa al servicio militar obligatorio y cuando le dan la baja se va a vivir a Bariloche. Trabaja en Radio Nacional de esa localidad y le pide a su madre desde allá que lo anote en el ISER. Volvió para incursionar en el Canal de Lomas de Zamora, LZ6 Canal 6.
Compañía de Teatro de Héctor Miranda que, por entonces, llenaba de radioteatros las tardes de Radio Porteña.

Testimonia su primera pareja, Marta Ferrari, que una compañera del ISER le cuenta que un compañero de ella, un tal Gabriel Mariotto, va a abrir una radio comunitaria en Temperley. Juan Gabriel Mariotto (el de la derecha de la foto). Hacía pocos meses que había salido al aire en 103.5 FM Ciudades, en julio de 1987 aparece “Gonzalito” para conducir el informativo de la mañana: “Caminando Ciudades” –entre las 9 y las 13 hs-, que tendría un éxito regional resonante. Mariotto confiesa que a partir de ese momento el Negro fue “el alma de Ciudades”. Una amiga dice que el Negro llegó a leer “Megafón o la Guerra” por la radio. Es que en Ciudades era todo Nac&Pop, los separadores eran Jauretche, Scalabrini, Hernández Arregui, Carlino, Ardizzone.  Estaba anticipada en muchos años en lo que luego ocurriría después de 2003. Las bohemias de Gonzalito eran literato-orgiásticas, se podía quedar charlando con un amigo en un café toda la noche.  No cansaba de reírse cuando algún otro “loco” como él, los que abundaban en la radio, le contaban que habían pasado un recital de mimos por la radio sin que nadie relatara nada y oyéndose sólo la música de fondo.  

Gonzalito hacía una dupla excepcional con Tato Contissa en AM 740.Cuando comenzaron a conducir Caminando Ciudades, el Negro con Mariotto, había un entendimiento terrible entre ellos.

 Se tiraban centros permanentemente y siempre definían bien, parecían Silva y Acosta en Lanús (los albañiles del fútbol, los constructores de paredes).  Luego el Negro haría dupla con Tato Contissa en AM 740 y los diálogos tendrían la misma fluidez que con Gabriel, éste dice “es que el fenómeno era él”.  Compartió tanto con Javier Ruiz, Pablo Guido, Gustavo Gordillo, Javier Martínez, Rosendo Pedernera y otros.

L. Javier Ruiz, actual secretario de Participación Ciudadana de la provincia de Buenos Aires.En los días de miseria armaba sus cigarrillos, costumbre que le transmitió a Marta, cuando él ya podía comprarse algún paquetito.
Pablo Guido, el mejor operador que tuvo FM CIUDADES. En los momentos preelectorales combinaban los trabajos de la radio con la TV y todos parecían concursarse su vocación militante.  Ya había pasado la época en que debían presurosamente levantar los equipos de FM Ciudades porque venia la persecución de la SeCom (Secretaría de Comunicaciones). González realizó un documental para History Channel recordando a Fontanarrosa, cuya eficaz guía fue Muriel Bernardo. Otro amigo, Santiago Aragón dice que todo lo que el Negro hacía referido a Fontanarrosa era como un acto de culto. Nunca prestó un libro del popular escritor rosarino.
Gustavo Gordillo, otro amigo-colega del Negro González.  Contissa refiere que lo que más tenían en común con Miguel era a la poesía española.  Pero el Negro no leía poesía por radio y dice que un día en un restaurante lo hizo leer de sobremesa a León Felipe y Miguel terminó llorando y diciéndole “¿ves por qué no leo poesía? Pelotudo…”. Gonzalito dirigió “Esquina Lorca” y “Los 100 años del cine argentino”.Diego Olave dice que sabía utilizar bien las palabras, pero aún mejor los silencios. Cuenta Mariotto que conocen a Carlino cuando van a hacer “Tilingos y Guarangos”, y Beto Asurey, todos aparecían en Radio Municipal, Sarmiento y Paraná, entre las 22 y las 00 hs, porque era para disfrutarlo, el Negro y Carlino formaban un dúo increíble. 
Otro de sus compañeros de pasión por la radio: Rosendo Pedernera. También es de su autoría “Discépolo, el sentimiento del poeta”, es que toda idea que tiraba Gabriel el Negro la ejecutaba.
Discépolo, el sentimiento del poeta” Mariotto-González.Los miércoles estuviere donde estuviera, volvía para verlas.EL ADIÓS AL NEGRO GONZÁLEZ, ESE BARRILETE DE SUEÑOS.Lo que más tristeza da es pensar cómo lo extrañarán sus hijas, por las cuales sentía devoción. Por Alfredo Carlino Lo fui conociendo de a poco, en los vericuetos del alma en esa pasiónque nos lleva repentinamente al abrazo, que ignorábamos horas antes. Uno anda vagando las estrellas por una ciudad entrañable, llena de asombros y misterio como es Buenos Aires. A veces nos encontramos con otros seres que después lo comentarán eternamente… Tienen gestos, contornos, afinidades, ideales, ganas de confrontar al enemigo, porque los hay en cantidades inimaginables, como también los amigos que transitan en la esperanza de encontrarnos.

.

Alfredo Carlino.
Le hubiera caído bárbaro esta foto a Gabriel, unos años antes, en Tilingos y Guarangos.
Amábamos la Patria, el box, a Boca Juniors, a los ídolos populares, al Movimiento nacional; al Movimiento de los trabajadores, a Perón; a Ubaldini, en aquellos momentos aciagos del país. Después vino la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, seminarios que hice, en los cuales lo tuve de ayudante hasta que Mariotto, ya Decano, resolvió que hiciéramos el proyecto cultural de carácter nacional.
Carlino en Lomas de Zamora.Había que tener amor, testículos bien puestos, para enarbolar, por muchos países europeos, a estos nombres excluidos de nuestra Cultura Oficial.
 Ninguno de ellos se estudian en nuestras universidades y menos en la secundaria. Con el Negro González no solo compartíamos los ideales, la universidad, la radio Ciudades de Lomas de Zamora, sino también radio Nacional y Cooperativa AM 740, en los que expresábamos la voluntad de rescatar un pensar nuestro, creado por pensadores y artistas, mas allá del signo político que fuera. En su voz de locutor profesional pasaron cientos y cientos de cuentos que el moldeaba a su manera y que lo hacía de interés. Lo vi en Lomas de Zamora en… en Buenos Aires… en Granada, en Madrid, en Lisboa, en Barcelona, en Francia siempre como una nube besando las praderas del ser humano. Un extraño pájaro que cantaba trinando por el mundo, volanteando rocío para humedecer la soledad delsemejante.
Muriel Bernardo, la guía de producción del Negro en el Laboratorio de Medios. Su voz ya no se oirá en los cafetines, en las universidades donde llegábamos cantando y pensando fuertemente, en radios o en mitines de las militancias barriales, porque aún seguía soñando a pesar de las corrupciones, que la militancia existe y es un acto sagrado de la vida. La militancia es un pensamiento que sueña y seguirá, mientras haya tipos que nos hermanan como el Tato Contissa, Santiago Aragón, Gabriel Mariotto, el Beto Asurey, Martín García, Pancho Muñoz y tantos militantes que hacen de la vida un largo poema, una sinfonía que irradia la música que la miserabilidad no quiere escuchar, pero de existencia legítima, como fue la del negro González, tan igualito a sí mismo, como una canción que siempre nos conmoverá diciendo La Patria y el Pueblo existen más allá de los pigmeos arribistas y entregadores. Te estoy abrazando, Negro, como siempre
 Beto Asurey en el Centro Cultural Padre Mugica.

Que sabía Sabina cuando escribía. /Ese asunto de un ángel menos dos alas. /Yo he visto caminando Pavón arriba /Un dandy con un ojo a la funerala. /Mezcla de Camarón y Julián Centeya /El molde se rompió con ese tipo /Si tiene algún secreto el culo de la botella /Por prudente y por digno se lo llevó consigo./Tenía en la garganta una dulce caverna/ Y un panal con cien mieles entre los labios/ Como locutor pagaba las expensas /Y era de poco hablar como los sabios./Siempre estuvo en un lugar sin ocuparse /De los lugares que no le interesaban /Le cabían Sevilla o Banfield siempre que hubiera bares / Que cuando hiciera falta no cerraran. //El Negro González siempre fue un blanco dado/ Para una parca demasiado fría / Dicen que preguntó si había actuado / Y la muerte de caliente se moría.// De traje oscuro y corbata al tono /Lo encontré en un cajón que no le hacía juego / Hoy cuando tomo solo ya tan solo no tomo / Y se salió con la suya el puto negro.//Él quería juntarnos y juntarse / Él quería una boca que nunca preguntara / Él quería un corazón que siempre contestase / Él quería y del querer ni Dios te salva.  Beto Asurey.