ELSA OESTERHELD ASEGURÓ QUE “SE FUE UN COMPAÑERO DE TODA LA VIDA”

Telam

"La interpretación precisa de Solano López aportó gran impacto. El se desesperó por hacer una Buenos Aires creíble", destacó

ELSA OESTERHELD ASEGURÓ QUE "SE FUE UN COMPAÑERO DE TODA LA VIDA"

 

 

Con la muerte del dibujante Francisco Solano López esta madrugada, a los 83 años de edad, "se fue un compañero de toda la vida", dijo hoy Elsa Oesterheld, viuda del guionista con quien Solano López dio vida a la emblemática historieta "El Eternauta".

 

Hace tiempo que Solano López "no estaba bien, dibujaba pero le costaba más, ahora veía menos y estaba decaído respecto a toda su potencialidad anterior", lamentó la mujer en diálogo con Télam.

 

"Nos pasaron tantas cosas juntos, cosas tremendas, pero la relación siguió y siguió", remarcó en referencia al exilio del dibujante y a la desaparición de su marido, Héctor Oesterheld, durante la última dictadura militar argentina.

 

Ellos "trabajaban muy independientes uno del otro, pero su obra era fundamental y estaban siempre en contacto -añadió-. `El Eternauta´ quedará como una de las cosas más importantes de esa época y como parte de la historia nacional".

 

Elsa destacó "la premonición total de la historia del país" que ambos plasmaron en la historieta publicada inicialmente en Hora Cero Semanal, de 1957 a 1959.

 

"La interpretación precisa de Solano López aportó gran impacto. El se desesperó por hacer una Buenos Aires creíble", destacó sobre la historia que empieza una fría noche de invierno en la localidad de Vicente López cuando Juan Salvo, hombre de familia que maneja una empresita de transformadores, es sorprendido por lo que parece una nevada tóxica que mata a quien le toca la piel.

 

En tanto añadió que otra de las cosas que "hicieron funcionar" el cómic "es que estuvo profundamente influenciado por el proyecto que tenía Héctor de hacer una novela histórica a futuro", truncado con su desaparición en 1977, a los 48 años.

 

Además de que "se escribió con la idea de darle a los chicos jovencitos un libro que les enseñara algo, porque no todos leían novelas largas y muchos se agarraban de la historieta".

 

Por eso "decidieron hacer un libro didáctico para el que no tenían un nombre todavía pero sí una ideología completamente clara", explicó Elsa.

 

"Vamos a ver qué pasa, en un futuro que parece tendrá muchos cambios y podrá recuperar el entusiasmo por hacer algo bueno. Entre esa ilusión va a estar `El Eternauta´, porque se continúa hoy con la misma emoción de siempre", concluyó.

………….

 Fuente: Télam