CUANDO EL PUEBLO COMIENZA A AFIRMARSE, EMPIEZAN LAS MUERTES.

Alfredo Carlino

carlinoalfredo-2-1.jpg
Carlino:- Es claro que lo ocurrido es una provocación para desestabilizar al gobierno, porque siempre ha pasado así en la historia de nuestro país.

Interrogantes sobre el crimen de Mariano Ferreyra

CUANDO EL PUEBLO COMIENZA A AFIRMARSE, EMPIEZAN LAS MUERTES.

 

Por Alfredo Carlino

Télam

21 de octubre 2010

 

Buenos Aires, (Télam).- Cuando el pueblo comienza a afirmarse empiezan las muertes.

El asesinato del estudiante de la FUBA y militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, tuvo el evidente objetivo de desestabilizar al gobierno.

 He sido parte de la Resistencia Peronista y testigo del bombardeo a Plaza de Mayo del 16 de junio de 1955; puedo relacionar el asesinato de Ferreyra, ocurrido ayer durante los enfrentamientos en la línea Roca, a otros episodios de violencia política de la historia del país.

 

Los incidentes que dejaron el saldo de un muerto y tres heridos de bala, tienes que ver con las permanentes provocaciones que han existido en la historia del país contra el movimiento obrero que responden a intereses muy fuertes de grupos nacionales e internacionales.

 

Es claro que lo ocurrido es una provocación para desestabilizar al gobierno, porque siempre ha pasado en la historia del país y del continente que cuando el pueblo comienza a afirmarse, empiezan las muertes.

 

Pasó lo mismo y con las mismas características el 17 de octubre del 1945, en la movilización popular que había logrado la liberación del ex presidente Juan Domingo Perón (preso en la Isla Martín García) cuando en una emboscada asesinaron al estudiante y militante Darwin Pasaponti, disparándole desde el edificio donde funcionaba el diario Crítica, sobre Avenida de Mayo al 1300.

 

Esto fue permanente en nuestro país.

 

Se trata de intentos de debilitar a los gobiernos populares y sus instituciones sirviéndose de la policía o de los servicios de inteligencia nacionales o internacionales. 

 

El asesinato de Mariano Ferreyra fue para perjudicar al gobierno y así poder deslegitimarlo cuando las encuestas indican que se están quedando sin candidatos en la oposición y que sube la imagen positiva del oficialismo.

 

Justo a esta gestión que tanto cuidó, desde su origen, no reprimir la manifestación popular. Necesitaban un muerto y lo fabricaron.

 

Llama la atención que esto ocurra cuando la CGT está planteando la aprobación del proyecto de participación de los trabajadores en las ganancias de las grandes empresas.

 

Esto molesta a los empresarios y sobre todo a las trasnacionales

 

En las vísperas del golpe perpetrado por la llamada Revolución Libertadora, Perón había anunciado la aplicación del Accionario Obrero, una medida similar al proyecto del diputado Héctor Recalde.

 

Lo que temen los empresarios no es tanto repartir las ganancias entre los trabajadores, sino que si se aprueba esta ley, se van a inspeccionar sus ingresos y se les descubrirán sus estafas.

 

Tenemos que tener mucho cuidado y saber quién está detrás de todo esto, porque acá hay muchos intereses en juego.

 

En Sudamérica hay siente u ocho gobiernos que están tratando de romper la hegemonía del imperialismo y los yanquis la CIA el Pentágono tienen la característica de la desestabilización a través de la muerte.

 

El ex presidente Eduardo Duhalde está con mucho odio; puede hacer cualquier barbaridad porque quiere vengarse de los Kirchner.

 

Ahora está con los videlistas, como ayer respondió a la dictadura militar cuando ocupó la intendencia de Lomas de Zamora.

 

Estoy confiado en que el gobierno y la justicia encontrarán a los culpables de de los hechos de Barracas.

 

AC/

 

*  Poeta. Ciudadano ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.