1847 Los norteamericanos toman la ciudad de México.

Pese a la heroica resistencia de los cadetes mexicanos en el castillo Chapultepec, en la que son virtualmente aniquilados, Como ha escrito Eduardo Galeano: El pueblo, encogido, gruñe. Desde las azoteas, llueven piedras”.

A %d blogueros les gusta esto: