Molina Campos, agudo dibujante de temas de la pampa argentina  y sus hombres que se sintieron identificados en sus obras.

FLORENCIO MOLINA CAMPOS

Molina Campos es muy recordado por sus clásicos almanaques de la fábrica Alpargatas SAIC, donde bajo la supervisión del Ingeniero de Planta su gran amigo Luis Pastorino llegaron a lograr las mas atractivas imágenes de la época.

FLORENCIO MOLINA CAMPOS

NAC&POP

16/08/2007 

Florencio Molina Campos nació en la Ciudad de Buenos Aires el 21 de agosto de 1891 y falleció el 16 de noviembre de 1959.

Fué un dibujante y pintor conocido por sus típicos dibujos costumbristas de la pampa argentina.

Sus dibujos y pinturas rememoran con un toque humorístico típicas viñetas gauchescas.

 Es muy recordado por sus clásicos almanaques de la fábrica Alpargatas SAIC, donde bajo la supervisión del Ingeniero de Planta su gran amigo Luis Pastorino llegaron a lograr las mas atractivas imágenes de la época.

 De aire entrañablemente caricaturesco y, a menudo, naif (aunque con exageraciones y cromaturas que le conectan también con un nada ingenuo expresionismo), su dibujo, inspirado principalmente en el mundo gauchesco, refleja a un observador agudo de la realidad nacional.

 Autodidacto, expuso por primera vez en 1926, en una muestra de la Sociedad Rural Argentina.

El presidente Marcelo Torcuato de Alvear, tras visitar la exposición, lo nombró profesor de dibujo en el Colegio Nacional Nicolás Avellaneda.

En 1956 expuso en la Galería Witcomb de Buenos Aires.

Su última muestra tuvo carácter de homenaje póstumo, en 1959.

Su nombre completo era Florencio de los Ángeles Molina Campos, hijo de Florencio Molina Salas y de Josefina del Corazón de Jesús Campos y Campos.

 Perteneció a una familia tradicional de Buenos Aires, relacionada con el ámbito castrense, tenía ilustres generales entre sus ancestros.

 Su familia poseía varios campos, y Florencio alternaba su vida en viajes entre el campo y la ciudad, muy alejado de lo castrense.

 El 31 de julio de 1920 contrajo matrimonio con María Hortensia Palacios Avellaneda, al año siguiente nace su primera y única hija el 11 de junio de 1921 llamada Hortensia la cual tenía por sobrenombre Pelusa.

 El matrimonio fracasó y tiempo después se separó de Hortensia Palacios Avellaneda, ella se quedó con la custodia de la hija de ambos.

 Durante una exposición en la ciudad de Mar del Plata conoció a María Elvira Ponce Aguirre, ella será compañera del pintor hasta la muerte de éste, ocurrida en 1959. 

Convivieron muchos años por que en Argentina no se permitía el casamiento de personas separadas, finalmente logran casarse por civil en Buenos Aires el 9 de marzo de 1956, favorecidos por la Ley Perón. 

En esos años prestó asesoría a los estudios de Walt Disney (Se nota su estilo en algunas escenas de Los tres amigos).

 En 2009 participa con un original de la tira Los Trogloditas, realizado para el diario La Razón en 1930; en la muestra Bicentenario: 200 años de Humor Gráfico que el Museo del Dibujo y la Ilustración realiza en el Museo Eduardo Sívori de Buenos Aires, homenajeando a los más importantes creadores del Humor Gráfico en Argentina a través de su historia.

 Actualmente su única hija y su nieto dirigen F. Molina Campos Ediciones, única firma autorizada para editar productos con sus imágenes, con oficinas en Buenos Aires.

 Juntamente con la Fundación Florencio Molina Campos son quienes fomentan la difusión de la obra de este artista, emblema de argentinidad a nivel mundial. 

El mate del estribo

Tiene tres valores que lo destacaron para siempre, uno, sus monitos de dibujo, su interpretación de la fisonomía de los hombres y mujeres del campo, su impresionante talento; dos, su relación entrañable con el pueblo que- a través de la publicidad de una empresa que vendía nada menos que alpargatas pudieron conocer su obra, disfrutarla y adoptarla por siempre con parte de su cultura e identidad y tres, su humor, que seduce, conquista e ilumina.

 Respecto de su éxito masivo, algo parecido sucedió con Muchacha ojos de papel aquella canción maravillosa de Luis Alberto Spinetta y Emilio del Güercio que se contactó con su público de toda una nueva generación a través de la publicidad televisiva de las telas ARCIEL.

 

Fuente: Wikipedia

 

A %d blogueros les gusta esto: