1899 El bacteriólogo y médico argentino, Julio Méndez logró aislar el “baciluis icteroide”

Causante de la fiebre amarilla. La epidemia de esta enfermedad había causado en 1871 la muerte de 14 mil personas en la ciudad de Buenos Aires.